Fama, millones de dólares y rencores: Las peleas más dolorosas entre padres e hijos en Hollywood » EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

 

La relación entre padres e hijos no siempre es fácil. Ni siquiera las celebridades de Hollywood son inmunes a los dramas familiares. Cuando los famosos se enfrascan en disputas en el ámbito privado mucha veces se debe a dinero, contratos de representación y carreras que pueden estar en juego. El caos que ocurre detrás de escena suele hacerse público y las miserias personales quedan expuestas a la vista de todos.

Por Infobae

Algunas personalidades de Hollywood terminaron haciendo las paces con su familia, pero siempre es así. Perdonar y dejar el pasado atrás no es una tarea sencilla. Y algunos no tienen planes de cambiar las cosas. Las estrellas del mundo de la música y el cine explicaron, en sus palabras, por qué a veces un padre puede ser la figura más distante, dura y hasta aterradora que alguien pueda enfrentar.

Lily y Phil Collins

Phil y su hija Lily Collins en la premiere de “‘The Blind Side” en 2009 (Shutterstock)   “Te perdono por no haber estado siempre que te he necesitado y por no ser el padre que esperaba” . Así de contundentes, y duras, son las palabras que la actriz Lily Collins le dedicó en un libro a su padre, el famoso cantante Phil Collins. “Te perdono los errores que has cometido. Y aunque parezca que es muy tarde, no lo es. Aún hay mucho tiempo para seguir adelante” , dice en un fragmento de uno de los capítulos su libro, “Unfiltered: No Shame, No Regrets, Just Me”, una colección de ensayos personales de la intérprete dirigidos a un público adolescente , publicados en 2017.

La actriz, nominada a un Globo de Oro por su interpretación en la película de Warren Beatty, es la única hija del segundo matrimonio del cantante con Jill Tavelman. Una relación a la que puso fin el artista mediante un fax, y tras una infidelidad por su parte, cuando Lily tenía solo 5 años. Desde entonces, ella creció viendo a su padre en periodos vacacionales. “Todos tomamos nuestras decisiones, y aunque no excuso la tuyas, al final del día no podemos reescribir el pasado”, escribe. “Estoy aprendiendo cómo aceptar tus acciones y a verbalizar cómo me hacen sentir. Acepto y honro la tristeza y la ira que sentí sobre las cosas que hiciste o no hiciste, que me diste o no me diste” , dice en otro de los extractos de su libro.

“Ha sido un capítulo difícil de escribir porque él es un personaje público. Fue una situación extraña, escribir sobre alguien a quien la gente ya conoce (…) Solo soy una hija hablando con su padre, y sentí que esta carta era apropiada porque puede ser trasladada a cualquier relación entre padres e hijos” , dijo la actriz, de 31 años.

Collins también vinculó los desórdenes alimenticios que padeció al estrés que le causó la separación de su padre de Orianne Cevey, su tercera esposa. Tras un divorcio valorado en 30 millones de dólares, el cantante, que tiene cinco hijos de tres mujeres diferentes, y Cevey retomaron su relación en febrero de 2016, de quien hoy está separado nuevamente en medio de un batalla judicial. “Muchas de mis más profundas inseguridades nacen de estos temas con mi padre” , reflexiona ahora sobre la desconexión que ha sentido de su figura paterna desde que era una niña.

Hoy, Lily Collins es una estrella en ascenso en Hollywood, y ha compartido pantalla con estrellas de la talla de Julia Roberts o Sandra Bullock. Su serie “Emily en París” en Netflix fue todo un éxito y fue renovada para una segunda temporada.

Angelina Jolie y Jon Voight

Jon Voight y su hija Angelina Jolie (The Grosby Group)  

En mayo pasado, Angelina Jolie escribió un artículo para el New York Times en honor a su difunta madre, Marcheline Bertrand, quien falleció a los 56 años en 2007 después de luchar contra el cáncer de ovario y de mama. Jolie y su famoso padre, Jon Voight, estuvieron años distanciados debido a los términos en los que se produjo el divorcio de Voight y la madre de la ganadora del Oscar . Otros, en cambio, se animan a afirmar que Jolie tiene una relación muy tensa con su padre —entre otras cosas— por diferencias políticas. En 2014, Voight provocó una controversia cuando acusó a Penélope Cruz y a su esposo, Javier Bardem, de “incitar al antisemitismo” tras firmar una carta abierta que condenaba el “genocidio” palestino por parte del gobierno israelí.

Además, Voight es un ferviente defensor de Donald Trump. Una postura totalmente distinta a la de su hija, quien trabaja activamente como embajadora de ACNUR, el programa de la ONU para los refugiados.

En su editorial, la madre de seis hijos recordó cómo la separación de sus padres cambió la carrera de Bertrand en la actuación y la obligó a centrarse en la maternidad. “Cuando mi padre tuvo una aventura, cambió su vida. Le prendió fuego a su sueño de vida familiar. Pero a ella todavía le encantaba ser madre” , expresó. “Sus sueños de ser actriz se desvanecieron cuando se encontró, a la edad de 26 años, criando a dos hijos con un famoso ex que arrojaría una larga sombra sobre su vida” , agregó la estrella de Hollywood.

En septiembre de 2016, el veterano actor, quien no habla casi nunca de su hija, hizo referencia a la sorpresiva separación de Angelina y Brad Pitt, quien fue pareja de su hija por más de diez años. “Es muy triste”, dijo Voight en declaraciones a Inside Edition horas después de conocerse la noticia. “Algo muy grave debe haber sucedido para que Angie tome una decisión como ésta” , agregó.

El protagonista de “Cowboy de medianoche” dijo, además, que desconocía la razón detrás de divorcio de la actriz de “Maléfica” después de dos años de matrimonio. “No sé lo que sucedió” , aseguró y además expresó su deseo de reencontrarse con su familia: “Estoy preocupado por Angie y los niños. Espero verlos pronto”.

Las cosas están mejor entre ellos. Sus nietos Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, y los gemelos Knox y Vivienne lo han ayudado a reconstruir la relación con su hija.

Jennifer Aniston y su madre

Jennifer Aniston con su madre Nancy Dow  

Jennifer Aniston ha hablado con franqueza sobre la amarga pelea que tuvo con su madre, Nancy Dow, con quien estuvo distanciada por años, hasta poco antes de su muerte, en 2016 . Tras interpretar a una madre obsesionada con la belleza en la película “Dumplin”, la actriz trazó un paralelo con su propia relación madre-hija, en una entrevista con The Sunday Telegraph. “Ella era modelo y todo se trataba de cómo se veía y cómo era yo”, se sinceró la estrella de Hollywood. “No salí la niña modelo que ella esperaba y fue algo que realmente me impactó” .

“Esta niña pequeña solo quería ser amada por una madre que estaba demasiado ocupada con cosas que no importaban del todo” , agregó la actriz.

La relación de Aniston con su mamá estaba lejos de ser perfecta. Las cosas se pusieron tensas cuando la actriz saltó a la fama con “Friends”. Nancy iba a programas de televisión a ventilar secretos de su vida . Estuvieron distanciadas por 15 años, en parte porque Dow escribió un libro acerca de su relación, titulado From Mother and Daughter to Friends: A Memoir (1999). Estuvieron 15 años sin hablarse. Aniston ni siquiera la invitó a su boda con Brad Pitt.

Jennifer Aniston con su padre John, conocido por su participación en la serie “Days of Our Lives ”  

Con su padre John, conocido por su participación en la novela “Days of Our Lives”, tampoco tuvo trato por años. L os padres de Aniston se separaron en noviembre de 1979 después de 11 años de matrimonio, cuando Jennifer tenía 10 años.

En una entrevista con Rolling Stone en 1999, la protagonista de “The Morning Show” contó que su padre dejó a su madre por otra mujer y se marchó de la casa familiar por un año. Y también recordó la noche en la que se enteró de que su padre las había abandonado. “Fui a una fiesta de cumpleaños, y cuando regresé, mi madre dijo: ‘Tu padre no va a estar aquí por un tiempo'” , relató Jennifer. “No dijo que se había ido para siempre. No sé si lo bloqueé, pero sólo recuerdo estar allí sentada, llorando, sin entender que se había ido”.

Con el tiempo, padre e hija se reconciliaron.

Macaulay Culkin y su padre

Kieran y Macaulay Culkin con sus padres (Shutterstock)  

Kit y Patricia Culkin llevaron la carrera de Macaulay, que se inició cuando tenía cuatro años , cuando se convirtió en una estrella mundial a los 10 como Kevin McCallister en “Mi Pobre Angelito”, y acumuló una fortuna estimada en 50 millones de dólares. Cuando los padres del actor se separaron en 1995, se enfrentaron en una amarga batalla legal por la custodia de sus siete hijos y la fortuna que había amasado el famoso de la familia . Siendo un adolescente, Macaulay consiguió que un juez prohibiese a sus padres acceder a su fortuna y se retiró del cine .

En una entrevista en 2018, Macaulay dio detalles de los motivos por los que pidió la emancipación de su padre. “Era un mal tipo, un abusador. Era alguien muy complicado” , se despachó el actor que se retiró de la escena pública luego del filme “Richie Rich” cuando tenía 14 años y por la que ganó USD 10 millones.

Entre 1990 y 1994 Macaulay le suplicó que lo dejase trabajar menos, pero Kit lo obligó a protagonizar nueva películas en sólo cuatro años. “Yo le pedía un descanso, quería irme de vacaciones por primera vez en mi vida, y él no dejaba de firmar contratos para más películas. Nadie me escuchaba. Mi padre tenía una cama gigante y una televisión enorme y a mí me hacía dormir con mi hermano en el sofá” . Insatisfecho con la vida de lujos que llevaba, Kit puso a trabajar a otros dos de sus hijos, Rory y Kieran, este último estuvo nominado en los últimos Globos de Oro por la serie de HBO, “Succession”.

Según la ex estrella infantil el resentimiento fue el motor que llevo a su padre, un actor frustrado, a ser de esa manera: “A la edad de 10 años yo ya había sobresalido en todo lo que él había intentado conseguir a lo largo de su vida” .

Los seis hermanos Culkin prefirieron quedarse con su madre y Kit les retiró la palabra a todos . En 2016, dijo que ya no consideraba a Macaulay como su hijo. Tras la separación de su pareja de toda la vida, el hombre sufrió un infarto que le paralizó parte del cuerpo y se mudó a Oregón, donde lleva una vida fuera del centro de atención. Ninguno de sus hijos (Dakota Culkin falleció tras ser atropellada en Los Ángeles a los 30 años en 2008) tienen contacto con él hoy en día.

Beyoncé y Mathew Knowles

Mathew Knowles y Beyoncé en la premiere de “‘Dreamgirls” (Shutterstock)  

“La mejor manera de mejorar es fracasando” . Fue la filosofía que Mathew Knowles le enseñó a su hija para que alcanzara la fama. Desde el inicio de su carrera, él tuvo claro que su objetivo era convertir a Beyoncé Giselle en una superestrella. Sin embargo, hasta lograrlo, la relación de Beyoncé con él atravesó momentos difíciles.

Sus detractores aseguran que Mathew era un hombre exigente y obsesivo que, llegado el momento, no supo aceptar la ruptura laboral con su hija.

Knowles, aprovechando que había conseguido hacerse un nombre en la industria con su propio sello discográfico, dedicó todos sus esfuerzos a armar un grupo. Y surgió Destiny’s Child, una banda integrada por Beyoncé, Kelly Rowland, LeToya Luckett y Latavia Roberson. Las dos últimas dejaron el grupo después de un año; Latavia formalizó su enfado y presentó una demanda legal hacia el padre de su compañera por considerar que este beneficiaba a su hija . Beyoncé y Kelly seleccionaron a Michelle Williams y Farrah Franklin para participar en su nuevo video, “Say My Name”. En 2000, se produjo la salida de una de las nueva integrantes, Farrah Franklin, que alegó que no podía soportar el trato desfavorable que sufría del padre de Beyoncé, mánager de la banda.

La propia Beyoncé aseguró que trabajar con su padre no era algo sencillo, a pesar del amor que sentían el uno por el otro. “Pasamos por baches y tenemos peleas”.

En el año 2003, la diva decidió dejar el grupo. Su debut en solitario la ubicó en la cima. Pero fue entonces cuando la relación entre padre e hija se volvió más tensa.

En 2009, mientras aún estaba casado con la madre de Beyoncé y Solange, Tina Knowles, se descubrió que tenía dos hijos extramatrimoniales, uno con la actriz Alexandra Wright y otra con una mujer de Texas. Tina pidió el divorcio, y Beyoncé ordenó una auditoría para comprobar si su padre también la había estado engañando a ella con sus negocios. Todo empeoró en 2011 cuando ella decidió prescindir de los servicios de su padre luego de que él fuese acusado de quedarse con parte del dinero de una gira. La relación se enfrió hasta casi congelarse.

El padre de Beyoncé negó haberle robado a su hija. “No hemos tomado absolutamente ningún dinero de Beyoncé, y todos los dólares serán contabilizados” , dijo ante un tribunal de Texas . Y afirmó que las acusaciones en su contra no fueron la razón por la que fue despedido y que con su hija no había problemas, no obstante, aclaró que las cosas entre ellos se iban a arreglar en el ámbito legal.

El tiempo pasó y el nacimiento de Blue Ivy, la primera hija de Beyoncé y Jay-Z, hizo que las aguas volvieran a su cauce y se retomara la relación familiar. Padre e hija dejaron de lado sus diferencias y hoy mantienen un vínculo cercano.

LINK ORIGINAL: La Patilla

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon >

Más info…

Smart Reputation

Prince Julio César en NYFW 2020

Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Prince Julio Cesar en el New York Fashion Week Spring Summer 2021

Publicidad en Entorno

Advertisement

Adscoins

Smart Reputation