Expertos cuestionan el seguro de longevidad: una de las ideas que están en la discusión - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Uno de los temas pendientes que todavía se está negociando con la oposición es el seguro de longevidad, idea ligada al economista DC, Guillermo Larraín.

Parte de las razones por la que todavía esta propuesta no llega a puerto se debe a que dentro de la oposición “no hay una opinión unánime sobre el seguro”, señalan desde el gobierno.

Sin embargo, desde el Ejecutivo indican que la tasa que se destine a este seguro será mayor al 0,2% que está definido para el seguro de dependencia.

El proyecto plantea establecer un seguro de longevidad para quienes tienen una pensión base mayor a la básica solidaria (PBS) e inferior a la Máxima con Aporte Solidario (PMAS) del primer tramo de edad (entre 65 y 69 años). El Estado garantizará el pago de una pensión total (pensión inicial más APS) constante de por vida a los nuevos pensionados de vejez que accedan al Pilar Solidario y que elijan la opción de retiro programado.

El mayor gasto en el Pilar Solidario se financiará con presupuesto público, incluido en la estimación del mayor gasto en APS.

Expertos en materia de pensiones cuestionan la idea argumentando que no soluciona el problema de las bajas pensiones. “El riesgo de sobrevivir está muy sesgado a los más ricos y la prima tendrá que se pagada por todas las personas”, dice el economista, Andras Uthoff,.

El integrante del Consejo Consultivo Previsional explica que las expectativas de vida no varían sólo por género, sino que también por situación socioeconómica.

El académico de Clapes Uc y Economía UC, Salvador Valdés, advierte que el seguro de longevidad “es una máscara, un disfraz de lo que realmente hace el seguro de cuarta edad”.

Valdés sostiene que la propuesta inventaría una tabla artificial y advierte que “si la realidad no cambia y la gente se muere a una cierta edad, pasará que con esa nueva tabla subirá la pensión que se paga antes de determinada edad, pero se acabará la plata cuando la persona sobrepase esa edad. Lo que se está haciendo es trasladar recursos para el presente desde el futuro, haciendo pan para hoy a cambio de hambre para mañana”, cuestiona.

“Es una propuesta cuyo efecto directo es meter al Estado a gastar mucho más en pensiones. Yo haría un impuesto al trabajo más sencillo, un sistema mixto más tradicional con un reparto de 2% de sueldo”, plantea Valdés.

Mientras que la excoordinadora de Políticas Sociales de Hacienda, Paula Benavides, indica que lo que está detrás del seguro de longevidad es un ajuste a las tablas de mortalidad. “Es usar los recursos de los fondos para un período más corto y financiar el resto con algún seguro colectivo o sistema de reparto”, precisa.

Advierte que la forma en que se construyen las tablas tiene un sesgo por las rentas vitalicias y por las reservas de las compañías de seguros. “Las expectativas de vida son muy distintas entre las personas del primer con las del quinto quintil. Usar una tabla única que no diferencia por nivel socioeconómico es complejo porque a una persona de muy bajos ingresos con expectativa de vida más baja, se le hace guardar mucha plata porque se asume que vivirá más tiempo”, sostiene.

LINK ORIGINAL: Diario Financiero

Entornointeligente.com

Adscoins

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation