Están lloviendo microplásticos en el Ártico - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Científicos del Instituto Alfred Wagener en un helicóptero en el Ártico. Recopilan muestras de nieve para revisar la presencia de microplásticos En un nuevo hito de la desesperada adicción de los humanos al plástico, se han descubierto miles de partículas microplásticas en el Ártico y otros ambientes remotos y fríos en el hemisferio norte.

Según un artículo publicado en la revista Science Advances , los científicos del Instituto Alfred Wegener en Alemania se propusieron documentar este fenómeno y comprender cómo se transportaban los microplásticos a lugares tan remotos.

Se encontraron pequeñas fibras de plástico en 24 ubicaciones en el hemisferio norte, incluidos témpanos de hielo remotos del Ártico, en el remoto archipiélago noruego de Svalbard y en los Alpes suizos.

La nieve en el Ártico, a menudo considerado uno de los últimos ambientes vírgenes del mundo, contenía hasta 14.400 partículas por litro, mientras que la nieve en partes de la Baviera rural en Europa continental contenía hasta 154.000 partículas por litro.

Midieron la cantidad de microplásticos en la nieve del área vertiendo agua de deshielo a través de un filtro y analizando los residuos con un microscopio infrarrojo. El tamaño de las piezas encontradas varió de 11 micrómetros a 5 milímetros y consistió principalmente en trozos multicolores de caucho, barnices y otras formas de plástico.

Los científicos dijeron que las partículas microscópicas de plástico también caían del cielo con nieve. Al igual que el polen de plantas, que también puede transportarse desde las latitudes medias del planeta hasta el mismísimo Ártico, los microplásticos son arrastrados por el aire debido a su peso ligero; pueden viajar con las corrientes de aire hasta las nubes y luego son arrojados a la Tierra a través de la lluvia o la nieve.

La crisis global del plástico Los microplásticos suelen provenir de varias fuentes como neumáticos de goma, pintura, cosméticos, pasta de dientes y ropa sintética, entre otras.

Sin embargo, los científicos dicen que no es posible identificar la fuente de las partículas halladas en el Ártico.

Si bien las consecuencias de este problema aún son inciertas, el estudio plantea algunas preguntas serias sobre la cantidad de microplásticos que están siendo inhalados por los humanos o ingeridos por la vida silvestre.

“Hasta la fecha, prácticamente no hay estudios que investiguen hasta qué punto los seres humanos están sujetos a la contaminación microplástica y sus efectos”, dijo la autora principal del estudio, la doctora Melanie Bergmann, en un  comunicado .

“Pero una vez que hemos determinado que grandes cantidades de microplásticos también pueden ser transportados por el aire, naturalmente surge la pregunta de cuánto plástico estamos inhalando”, agregó.

 

LINK ORIGINAL: La Red 21

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

158194