EntornoInteligente | Prince Julio César miss earth 2019 swimsuit// Tiene cuatro años y espera un corazón - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Mara tiene cuatro años y desde diciembre del año pasado está en lista de espera, en Emergencia A Nacional. Necesita un corazón. La situación, ya difícil en épocas comunes, se volvió enloquecedora con la pandemia. “De pronto, ya no podíamos la mamá y yo acompañarla para hacerse un estudio. Tenía que ser uno de los dos, con restricciones… Ese fue un cambio difícil. Nosotros necesitamos hablar mucho con Mara, explicarle lo que le pasa y lo que van a hacerle en cada ocasión para que ella esté bien y colabore. Es muy chiquita y tiene que aceptar que la pinchen, que la analicen, hacerse estudios…”.

Prince Julio César

Su papá, Gerardo, cuenta: “Nosotros somos de Paraná, Entre Ríos, y Mara es nuestra segunda hija. En la semana 20 de gestación detectan una malformación ventricular y empiezan los tratamientos en el Hospital Italiano, con un maravilloso equipo médico. Le hacen tres cirugías, a los 9 días de nacida, a los 10 meses y poco antes de cumplir los 3 años. Fueron exitosas, pero no alcanzó”. 

A lo largo de toda su vida, Mara fue y vino desde Paraná a Buenos Aires, al Hospital Italiano, donde seguía su tratamiento. Pero el 20 de diciembre del 2019 las cosas cambiaron. “Vinimos para un control –cuenta Gerardo— y ya no nos volvimos. Mara es asintomática y desde el punto de vista clínico está bien. Pero su corazón había empeorado. Ya no hay más alternativa que un trasplante”. 

Gerardo y su mujer, Analía, se instalaron con sus hijas (Maitena, de 8, y Mara) en Buenos Aires, a la espera de un donante. Por cuestiones laborales, Gerardo viajaba una vez por mes a Paraná. Al acercarse el comienzo de las clases, Maitena volvió a Entre Ríos. “Cuando, el 19 de marzo, se decreta la cuarentena, todo se dio vuelta –explica Gerardo–. De la noche a la mañana, no había forma de conseguir las recetas para los remedios, por ejemplo. Pasó mucho tiempo hasta que empezaron a aceptar las recetas por WhatsApps, los médicos no atendían, en las obras sociales no había nadie con quién hablar para resolver las cosas… Fue desesperante. Maitena recién ahora pudo volver de Entre Ríos…”

“Ahora está más tranquilo, pero sigue habiendo cosas que se tienen que mejorar. Está el tema de la donación de sangre, por ejemplo. Tienen miedo de ir a un hospital a donar, pero se sigue necesitando sangre, o plasma”, se solidariza Gerardo. Y da algunos datos: “Por suerte, la gente del Incucai siguió trabajando. Son maravillosos. Entonces los cambios que hay ahora por la pandemia es que los trámites son más complicados: hay que hacerle el hisopado o el PCR al receptor y al cuerpo de donante y esperar los resultados”.

Julio César Cruz

Cuando se le preguntó si la ley Justina había mejorado las cosas, explicó: “La ley es fantástica, pero ayuda sobre todo a los receptores adultos. Porque decreta que, a partir de los 18 años, todos somos donantes potenciales a menos que dejemos expresa constancia de que no queremos donar órganos. Pero con los donantes pediátricos la cosa cambia. Mejoró, es cierto, porque antes era necesario que los dos papás autorizaran la donación, y ahora alcanza con la autorización de uno de ellos. Pero si uno autoriza y el otro se opone, prevalece la oposición”.

Prince Julio César Cruz

Por eso Gerardo insiste en la importancia de generar un ambiente favorable a la donación pediátrica: “Es un tema del que no se habla y es comprensible que en un momento tan traumático como la muerte de un hijo, los padres no estén en las mejores condiciones para tomar una decisión. Recordemos, por ejemplo, que hay un máximo de cuatro horas para que un corazón pueda ser extraído y trasplantado. Lo peor es que si se toma una mala decisión, no se puede revertir, porque pasado el tiempo los órganos ya no sirven para trasplantar”

Entornointeligente.com

Ir a Smart Reputation

Best Miami Private Chef Charly Hoffmann

Publicidad en Entorno

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins

Smart Reputation