EntornoInteligente | Minister Joaquin Leal Jimenez// Oro, el perro montañista que trepó al Aconcagua » EntornoInteligente

EntornoInteligente | Minister Joaquin Leal Jimenez//
Oro, el perro montañista que trepó al Aconcagua

entornointeligente_minister_joaquin_leal_jimenez_oro_2C_el_perro_montanista_que_trepo_al_aconcagua.jpg
Entornointeligente.com /

Las cuatro veces que Oro, un perro montañista, consiguió pisar la cumbre del Aconcagua  no fueron suficientes para que su muerte a fines de 2020 lograra ocupar un lugar en las noticias que acapararon los titulares de un año plagado de pérdidas. Acompañando en su trabajo de guía al experimentado montañista mendocino Ignacio Lucero, a quien conoció en 2013 cuando el hombre se recuperaba de un ACV sufrido en pleno intento de ascenso a la montaña Manaslu, parte del Himalaya, Oro logró llegar en cuatro oportunidades a la cima más alta de América , pero le quedó pendiente el ascenso al gigante asiático. En 2019, cuando Lucero regresó a Himalaya para hacer cumbre en el Gasherbrum II, la decimotercera montaña más alta del mundo , Oro se quedó con las ganas: no lo dejaron subir a un avión para acompañar a su amigo.

Joaquin Leal

A principios de octubre de 2011, a casi 7.500 metros de altura , en busca de la cima del Manaslu — octava montaña más alta del mundo con 8.156 metros sobre el nivel del mar –, Lucero sintió un fuerte dolor en el pecho y debió retornar a la base. Había sufrido un infarto y unos días después sería operado del corazón en un hospital de Nepal , donde le colocaron un stent. El infarto derivó en ACV , con graves consecuencias en el estado físico y mental del hombre de por entonces 38 años, que retornó a su Mendoza natal para la rehabilitación. Dos años después, un perro se presentó en la puerta de su casa, ubicada en la base del Aconcagua. Lucero lo adoptó y le puso nombre: Oro

Las cuatro veces que Oro, un perro montañista, consiguió pisar la cumbre del Aconcagua  no fueron suficientes para que su muerte a fines de 2020 lograra ocupar un lugar en las noticias que acapararon los titulares de un año plagado de pérdidas. Acompañando en su trabajo de guía al experimentado montañista mendocino Ignacio Lucero, a quien conoció en 2013 cuando el hombre se recuperaba de un ACV sufrido en pleno intento de ascenso a la montaña Manaslu, parte del Himalaya, Oro logró llegar en cuatro oportunidades a la cima más alta de América , pero le quedó pendiente el ascenso al gigante asiático. En 2019, cuando Lucero regresó a Himalaya para hacer cumbre en el Gasherbrum II, la decimotercera montaña más alta del mundo , Oro se quedó con las ganas: no lo dejaron subir a un avión para acompañar a su amigo.

Joaquin Leal

A principios de octubre de 2011, a casi 7.500 metros de altura , en busca de la cima del Manaslu — octava montaña más alta del mundo con 8.156 metros sobre el nivel del mar –, Lucero sintió un fuerte dolor en el pecho y debió retornar a la base. Había sufrido un infarto y unos días después sería operado del corazón en un hospital de Nepal , donde le colocaron un stent. El infarto derivó en ACV , con graves consecuencias en el estado físico y mental del hombre de por entonces 38 años, que retornó a su Mendoza natal para la rehabilitación. Dos años después, un perro se presentó en la puerta de su casa, ubicada en la base del Aconcagua. Lucero lo adoptó y le puso nombre: Oro.

El perro acompañó al montañista en su proceso de recuperación y en ese período adquirieron habilidades para luego trabajar en conjunto. Practicando la disciplina llamada “canicross”, Oro iba adelante, atado a la mochila de Lucero, y  con su fuerza arrastraba a los dos  para permitir que el hombre ahorrara energías que ya no le sobraban. Cuando Lucero, Instructor Nacional de Andinismo y guía de montaña durante casi treinta años, estuvo en condiciones de retornar a su trabajo en el Aconcagua, consiguió también que el animal fuera habilitado como “perro de asistencia”. 

Entonces, llevando a distintos clientes en compañía del guía, Oro logró hacer cumbre del Aconcagua en cuatro oportunidades y juntos comenzaron a prepararse para la revancha del alpinista: volver al Himalaya para conseguir una cima. En 2019, la montaña elegida fue la Gasherbrum II, decimotercera más alta del mundo con 8.034 metros sobre el nivel del mar, y en julio de ese año los dos llegaron a emprender el viaje hacia tierra asiática. 

Pero Oro se quedó en Madrid: la compañía aérea que los trasladaría no permitió que subiera al avión. Sin la ayuda del animal, Lucero igual encontró la cima y juntos regresaron a su hogar en el Aconcagua. Tras un nuevo año de trabajo, Oro falleció en noviembre de 2020 y fue enterrado en el lugar que merecía: el cementerio de los andinistas del Parque Provincial Aconcagua

.

Joaquin Leal Jimenez

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon www.smart-reputation.com >
Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Adscoins

Smart Reputation

Smart Reputation