Enfermedades respiratorias en otoño-invierno: ¿Cuáles son y cómo prevenirlas?

Entornointeligente.com /

A diferencia de lo que sucedió durante los dos años anteriores, este 2022 se han visto diversas afecciones respiratorias asociadas a esta época del año. Especialistas explican en qué consisten y cómo tratarlas, en medio de un preocupante aumento de casos de Covid-19 en nuestro país. El uso de mascarillas, la ventilación y adherir a las campañas de vacunación, son algunas de las recomendaciones que entregan los académicos. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Durante los dos últimos años, por el confinamiento y la menor movilidad de las personas a raíz de las medidas de distanciamiento físico por el coronavirus, otras enfermedades respiratorias como la Influenza o el virus Sincicial característicos de la temporada de invierno habían quedado rezagados. En el último tiempo, los esfuerzos se centraron en el control de la pandemia, sin embargo, con la presencialidad y el regreso a clases en colegios, escuelas y universidades, se ha visto una mayor aparición de estas enfermedades.

«Este invierno, lo más probable es que sea muy parecido a lo que vivíamos del año 2019 hacia atrás, con aumento de los virus estacionales que habitualmente nos afectan todos los años, es decir, Virus Respiratorio Sincicial, Influenza, Parainfluenza, Metapneumovirus, entre otros, aumentando entre los meses de marzo a septiembre», explica el pediatra del Hospital Clínico de la Universidad de Chile y de la Clínica Quilín, Guillermo Zepeda.

El facultativo -quien también es Presidente de la Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias (SER Chile)- señala que la presencia de estos virus durante los años 2020 y 2021 fue muy escasa debido a la alta circulación de SARS CoV2. «Para esta temporada de otoño y también en invierno, es muy probable que tengamos tanto un alza de virus estacionales como de SARS CoV2, pero lo que no es tan claro es la magnitud que estas tendrían, ya que se conjugarán factores protectores como alta población vacunada, mucha gente ya afectada por la infección producto de variantes previas y las medidas que se han establecido».

Sobre la proyección y lo que podríamos experimentar durante los próximos meses, la broncopulmonar del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, doctora Laura Mendoza, dice que «podríamos esperar que la magnitud no fuese tan alta como los años previos a la pandemia, si mantenemos las medidas preventivas que se han recomendado para prevenir el Covid-.19, es decir, si mantenemos el lavado frecuente de manos con rigurosidad, la distancia social, el uso de mascarillas en lugares cerrados, y la ventilación».

El virus Sincicial, adenovirus y también la Influenza, afectan mayoritariamente a niños, niñas, adultos y personas mayores. Dichas afecciones pueden provocar enfermedades respiratorias tales como bronquitis, resfríos, faringitis, e inclusive –sin un correcto tratamiento– síndrome bronquial obstructivo y neumonía.

Dentro de los factores que influyen durante los meses fríos, están las bajas temperaturas, las condiciones ambientales como el encierro, la mayor cercanía física y la falta de ventilación de los ambientes, conocida como contaminación intradomiciliaria, que facilitan la transmisión y contagio entre la población.

¿Cómo prevenir estas enfermedades? El doctor Guillermo Zepeda explica que las medidas que sirven para prevenir la infección por los virus estacionales son las mismas que para prevenir el SARS CoV2, e insiste en que «el lavado de manos frecuentes, distanciamiento físico, uso correcto de mascarillas, correcta ventilación de espacios cerrados, entre otros», pueden contribuir.

Adicionalmente, señala que «de todas maneras es fundamental que nos sigamos vacunando contra la Influenza y contra el SARS CoV2, según el calendario de vacunación entregado por el Ministerio de Salud».

Por su parte, la doctora Mendoza, plantea que «la vacuna contra la influenza es muy efectiva y segura, y es importante que la gente se adhiera a la campaña de vacunación, principalmente la población objetivo y por supuesto, es importante también reforzar en la comunidad que se debe cumplir con el programa de vacunación, con la cuarta dosis de la vacuna contra el SARS Cov2».

Esto último, dado que muchas personas consideran que tener ya tres dosis los protege de una posible infección, sin embargo, con el paso del tiempo se va perdiendo la efectividad de la vacuna. A esto se suma el resultado del más reciente informe ICOVID, que revela que la cobertura dinámica de vacunación contra el covid-19 disminuyó de 81 a 67%

Síguenos en

LINK ORIGINAL: El Mostrador

Entornointeligente.com