Elisa Forti, la bisabuela runner, ahora conquist� el Fin del Mundo - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Télam Agencia de Noticias / “No importa la edad, tener metas me mantiene activa” aseguró durante la entrevista Elisa Forti, la deportista de 83 años que corrió este fin de semana la segunda edición del “Usuahia Trail Race – Fin del Mundo”. La bisabuela runner nació en la ciudad de Como ubicada al norte de Italia y a los 14 años llegó al país. Si bien siempre hizo actividad física, recién a los 72 comenzó a correr – acompañada de su familia-, y hoy lleva más de 60 carreras realizadas. En el 2016 se convirtió en la mujer de mayor edad que hizo 100 kilómetros para cruzar la Cordillera de los Andes. Elisa Forti entrena todas las mañanas y realiza otras actividades además del running; aunque quizás le cuesta reconocer, es fuente de inspiración para deportistas y no tanto. Tal es así, que en pocas semanas presentarán un libro con su historia de vida. Télam: ¿Cómo te fue en esta última carrera del Fin del Mundo? Elisa Forti: Fue muy linda, con terrenos variados, miraba hacia atrás y tenía la cordillera con las puntas nevadas, la verdad que inolvidable. La carrera en sí fue de 10 kilómetros y duró dos horas y media; quedé en la cuarta posición de la categoría de mayores de 60. El recibimiento desde que llegué a Ushuaia fue tan cálido que hasta me reuní con el vicegobernador de Tierra del Fuego, Juan Carlos Arcando. Siento un gran apoyo de toda la gente, me pedían para sacarse fotos y solo tenían palabras hermosas para conmigo. Esta nueva experiencia, después del hecho del Aconcagua que me dejó muy triste, me devolvió la confianza en mí. Esa confianza interior, en mi ser. T.: ¿Qué ocurrió en la travesía para escalar en Aconcagua? E.F.: El proyecto empezó siendo algo hermoso, fui convocada por Summit Argentina para hacer cumbre en el Aconcagua con el objetivo de promover la vida saludable y el deporte. Por supuesto que acepté. Durante una de las etapas, sin mucha explicación y motivos que me convencieran, no me dejaron continuar con la travesía. Todavía no entiendo qué pasó porque de salud estaba perfecta, los controles me dieron bien y, a pesar de eso, autoridades del Parque no me dejaron seguir. Eso realmente me deprimió, fue una frustración muy grande porque estaba llena de ilusiones y pienso que si fue por mi edad directamente no me hubieran dejado participar. T.: Evidentemente para vos un tropezón no es caída y ya hiciste otra carrera ¿Qué significa el running en tu vida? E.F.: Empecé de grande con esta pasión, a los 72 años. No solo encontré una forma de distraer mi mente y estar activa, sino que también me motivó la generosidad y el compañerismo de la gente. Fue de casualidad que me junté con un grupo de jóvenes que estaban haciendo una carrera y me encantó, y desde ahí empecé a prepararme. No me conocían y yo ya era una persona mayor, pero me aceptaron sin prejuicios. Noté que había cero egoísmo y una gran amistad entre todos ellos, eso definitivamente me conquistó. La noche anterior a cada carrera me pregunto para qué me metí en esto, pero cuando llega el momento me olvido de todo y disfruto cada minuto. Pude comenzar running a esa edad porque siempre me gustó hacer deportes y cuidarme, entonces mi cuerpo estaba acostumbrado y hoy con 83 me siento muy bien. Voy a continuar con más carreras, no importa la edad, tener metas me mantiene activa. Télam: ¿Qué tipos de carreras son tus preferidas? E.F.: El running de aventura, el de calle no me gusta porque es muy monótono; en cambio en diferentes lugares corro entre subidas, bajadas, piedras, agua; levantas la vista y ves nevadas, bosques, lagos, animales, es totalmente otra cosa. Soy amante de la naturaleza y además adicta a este deporte. Télam: En la Feria del Libro presentarán uno con tu historia ¿Qué sentís con semejante reconocimiento? E.T.: Jamás imaginé que mi vida fuera importante como para hacer un libro, pero trato de entender que quizás desde mi lugar de una mujer normal, que a mi edad decide hacer este deporte, puede ser llamativo y hasta motivador para algunas personas. Mucha gente me agradece por lo que hago, me alientan a seguir  y me dicen que se inspiraron conmigo para comenzar esta u otra actividad. Días atrás pasó algo que me conmovió: una mujer me paró en la calle para agradecerme porque su padre empezó a moverse y a estar mucho mejor después de conocer mi historia y nos sacamos una foto para mostrársela. Cuando escucho esas palabras las siento como un gran cariño que me brinda la gente, no sé si lo merezco, pero eso también me da energía para seguir.  Lo que hago tiene un solo objetivo que es vivir, el tener un motivo por el cual levantarse todos los días; esa es la receta que recomiendo sin importar la edad. Elisa Forti, la bisabuela runner, ahora conquist� el Fin del Mundo

Con Información de Télam Agencia de Noticias

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.




.

Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me




.