El vuelo de la mariposa - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

La semana pasada se realizó en Medellín Parche Maestro, un escenario donde se conversó, desde todos los sentidos, sobre la relación escuela, comunidad, y territorio. Los protagonistas: cerca de cuatrocientos maestros de cincuenta y seis municipios de ocho departamentos; e investigadores de España, Uruguay y Colombia. La motivación mayor de la convocatoria es la certeza de las instituciones convocantes, de que los cambios que necesitamos para un mejor país solo serán posibles y sostenibles, o sea afectando positivamente la calidad de vida, especialmente de los más necesitados, si la Escuela es actor protagónico y los maestros los mejores cómplices de su naturaleza e implementación. Por lo tanto, al reconocerlos como tales, el poder ayudar a construir con ellos y entre ellos, mayores capacidades de liderazgo transformador.

Fieles a este enfoque, Parche Maestro fue un espacio vivo y profundo de intercambio de ideas, de prácticas, de construcciones colectivas, desde las experiencias ciertas de creación de humanidad y acceso al conocimiento. Aceptando las limitaciones de la reflexión de los expertos para “dictar” cómo deben hacer su trabajo los maestros. Reconociendo que en el hacer –a muchas voces y de múltiples formas, con recursos escasos y en las situaciones más difíciles- de los maestros encontramos grandes innovaciones para el progreso educativo. En que el individuo piensa, pero es en el intercambio de saberes, el que construye el nosotros.

Cinco fueron las dimensiones detonantes de las conversaciones que tuvieron los maestros durante los tres días del Parche: el cuerpo y como el primer territorio; territorio y comunidad; territorio y otredad; territorio y sostenibilidad; territorio y paz. Empezar una conversación desde el cuerpo, es entender que es el medio natural de identidad. Como lo definió un participante: “… ese lienzo donde la vida misma se convierte en semántica de múltiples expresiones”. La entrada a entender y aceptar la diversidad. Y ello generó muchas historias y asombrarnos por la capacidad infinita de tantos colombianos, de construir sociedad.

El Parche reiteró que en nuestro contexto son muchos pero muchos, los “procesos educativos que se parecen más al vuelo de la mariposa que a la trayectoria de una bala”. Hay miles de maestros, con pensamientos, ideas y prácticas, de construcción y de resistencia al horror, que promotores de la diferencia y la intolerancia.

Pero también hubo una muy buena conversación, que animó la Fundación Kreanta, de no limitarnos a mirar solo nuestros contextos para el compartir y aprender de los otros y con los otros. La escuela no puede negar la globalización; tiene que relativizarla. “El ojo de la escuela debe saltar el muro, ver qué pasa en el mundo, volver a entrar y situarlo en la realidad más cercana”. La Universidad Vic de España enfatizó aún más esta perspectiva con la pregunta de fondo: ¿Cómo construir una educación que no ponga barreras para el encuentro de la diversidad?

Una maestra sintetizó la significación vital del Parche Maestro: para los participantes: “… los maestros nos convertimos en expresión de vida”. Gracias parceros por animarnos más a creer que podemos tener un mejor país con su complicidad creativa y heroica en muchos lugares.

Nota. La alianza Proantioquia, Fundación Kreanta (España), USAID (EE. UU.), Comisión de la Verdad, Universidades de Antioquia y Eafit e Instituto Humboldt, hizo posible el Parche.

*Presidente Proantioquia

LINK ORIGINAL: El Colombiano

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation