El poder de los museos como pilares activos de la reestructuración social

Entornointeligente.com /

El Museo de la Mola (MuMo) abrió sus puertas nuevamente en 2022. Cedida Cada 18 de mayo, desde 1977, el Consejo Internacional de los Museos (ICOM, por sus siglas en inglés), celebra el Día Internacional de los Museos (DIM). Este día se destaca por resaltar el rol de los museos, como medios importantes para «los intercambios culturales, el enriquecimiento de culturas, el avance del entendimiento mutuo, la cooperación y la paz entre los pueblos», según recopila el ente en su historia.

En vista de los cambios abruptos que ha sufrido la sociedad panameña y global en los últimos años, los museos se levantan como entes de educación no formal que defienden la preservación y promoción de los derechos humanos, la educación en todas las edades y el trabajo en pro de la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales. En Panamá, la Red de Museos y Centros de Visitantes de Panamá aglomera múltiples museos para impulsar la participación ciudadana en estos centros como espacios «refrescantes y humanos».

Desde el 14 al 29 de mayo Panamá celebrará la fecha a través de la Ruta de los Museos, un pasaporte digital con el cual los ciudadanos podrán obtener premios e incentivos al coleccionar visitas a los diversos museos en el territorio nacional. Estas actividades promueven distintos puntos expresados por la ICOM para la celebración de este año, englobada en el tema ‘El poder de los museos’.

Para Ana Elizabeth González, directora ejecutiva del Museo del Canal, este señalamiento se adapta a la visión del museo nacional, acompañado de un plan a cinco años que incluye la reestructuración de las salas adaptando el contenido a un mundo más comprensivo, diverso e inclusivo. «Nuestra responsabilidad como institución radica en la educación de las nuevas generaciones de panameños y por ende nuestros planes a futuro incluyen lograr mejorar el entendimiento y análisis de nuestro pasado», comentó a La Estrella de Panamá.

El Museo de la Mola exhibe permanentemente sobre la etnia guna. Cedida Por su parte, Amanda Destro, directora del Museo de Botones y presidenta de la Red de Museos y Centros de Visitantes de Panamá, apuntó que los pilares del ICOM (sostenibilidad, educación, innovación, digitalización, y accesibilidad) son necesarios para crear una cultura de mayor apoyo a los museos.

Destro destacó la importancia de estos pequeños objetos como un aporte en la promoción de «nuevos productos artesanales», desde lo cual el museo apoya los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 (ODS) impulsando la «economía circular y social en un marco de turismo sostenible».

Desde su fundación en 2016, la inclusión ha sido una de las características del museo y por eso en el 2017 nació el museo virtual, en la página web (www.museodebotonespanama.com), seguido por nuevos productos digitales; «esto permitió tener instrumentos digitales innovadores al momento de la llegada de la pandemia de la Covid-19 en el mundo», mencionó Destro.

Asimismo, la coleccionista hizo hincapié en que el cambio de perspectiva y concepto ante el visitante sobre lo que se esconde detrás de este objeto —por muchos considerado a menudo «insignificante»—, es algo que «permite ampliar conocimientos y visión a la sociedad». «Uno de los poderes del Museo de botones es el de sorprender los visitantes», apuntó.

El museo del Canal se prepara en cinco etapas para una reestructuración total. Larish Julio | La Estrella de Panamá Sostenibilidad y desarrollo museístico

Desde el Museo del Canal, González enfatizó la responsabilidad de guiarse por la sostenibilidad medioambiental en «todo lo que hacemos en el Museo del Canal de Panamá». Acentuó también los esfuerzos por trabajar en conjunto con las autoridades locales para «educar a las comunidades» sobre el reciclaje y hacer posible la reducción del uso de materiales como papel y tinta, por parte de la administración.

Esto, aunado a la reutilización de los materiales de construcción de las exposiciones, la directora puntualizó la integración de la digitalización en sus procesos operativos y la educación a través de programas públicos como exposiciones temporales, talleres, entre otros.

En esta línea, siguiendo la guía de las ODS, Destro apuntó a que la sociedad panameña está formada «cada vez más por personas preparadas y curiosas». Asimiso, recalcó que uno de los objetivos de los museos y centros es el de «crear espacios de debate social, donde la sociedad pueda hallar estímulos para desarrollar posibles soluciones a problemas o dudas comunes».

El Museo de los Botones presenta una amplia colección de botones y sus historias. Cedida Hizo hincapié en que Panamá se ha vuelto un país en el que recientemente se ha entendido el «enorme potencial del turismo» a nivel de aporte a la economía mundial, por lo que considerar, no solo el turismo de playa o el turismo de congresos, pero añadir la componente cultural, entre otras, significa «enriquecer la oferta y tener más oportunidades ante una fuerte competencia extranjera».

A su vez, anotó que la reciente anexión de la Red de Museos a la Cámara Nacional de Turismo de Panamá es «evidencia» de que conjuntamente los objetivos se obtienen de una forma más eficaz y eficiente.

En el desarrollo museístico, González puntualizó que con los esfuerzos actuales, como evaluar la captación y reforzamiento de audiencias poco representadas, se puede «integrar y dar accesibilidad» a los grupos con necesidades especiales; la atención a colectivos de personas en situaciones sociales vulnerables, y la perspectiva de género.

Por su parte, la directora ejecutiva del Museo de la Mola (MuMo), Javel Altamiranda, comentó a ‘La Decana’ que dado a su estado inactivo presencialmente desde 2019 hasta finales de 2021, el museo sufrió «una pérdida de tiempo valioso», sin embargo, se mantiene en su recuperación como centro de educación no formal sobre la etnia guna y la mola.

«Estamos haciendo muchas actividades dentro del museo para complementar nuestra exhibición permanente. Y están creando un impacto positivo en su rol educativo, y en un caso muy puntual, presentamos el taller ‘Hagamos una mola en papel’, el cual ayuda a las personas a conocer cómo se realiza una mola por encima de la mano de expertas de la etnia», apuntó. Desde su creación como único museo centrado específicamente en esta etnia, el MuMo se ha volcado a mostrar la importancia histórica y cultural de esta población originaria en Panamá. «Esta actividad la hemos llevado a diferentes escuelas e instituciones para hacerlo con sus estudiantes para que lo entiendan de primera mano y cumplir con su papel en la educación».

Programa educativo y desafíos

Tanto Altamiranda como Destro apuntaron que dentro de los museos «todo tiene una historia que contar», por lo que es necesario «robustecer los programas públicos educativos» dentro de los museos y que sean «más interactivos, dinámicos e interesantes» para que las diferentes edades y los diferentes segmentos de la sociedad se puedan relacionar con estos museos.

Como ejemplo cercano, Destro señaló hacia la apertura de las visitas a los trabajos de restauración del Museo Antropológico Reina Torres de Arauz (MARTA): «Hay que ver la velocidad con la cual se llenaron los 160 cupos disponibles para la visita: en pocas horas desde la publicación del anuncio por parte del Ministerio de Cultura, salió el anuncio del agotamiento de los cupos». Esto da a las líderes de museos una esperanza de avances tangibles en el impacto de estos museos a la población panameña.

«Debemos seguir apoyando estas estructuras, caminando juntos, tanto los museos nacionales como los museos y centros privados», anotó Altamiranda. «Cuando la mayoría de los ciudadanos defiendan y apoyen sus museos y centros de visitantes, sabremos que la labor de los museos y centros en tejer dentro de la ciudadanía ha tenido un avance real», comentó.

Pero para lograr estos avances, las expertas puntualizaron que se debe luchar por que en estos centros los ciudadanos se «sientan integrados y representados» en sus identidades, sus tradiciones, sus valores, sus patrimonios naturales. E indicaron que la responsabilidad de todo museo debe ser «trabajar para reforzar el nexo entre los museos y la identidad colectiva».

«Tras una renovación holística, adaptamos el contenido de las exposiciones de manera accesible», dijo González. Los cambios se hicieron, según González, para que el visitante pueda tener una experiencia donde se sienta integrado, teniendo acceso a los contenidos en dos idiomas. Además, se integró «un sistema de audioguías en inglés, francés y español», así como también en leguas originarias de Panamá Emberá, Ngäbe y Guna. Parte de esta renovación tiene como objetivo ofrecer un espacio «seguro y sin barreras», desafiando las narrativas colonialistas implementadas en la educación y creando narrativas diversas, que narren «objetivamente los hechos desde una perspectiva variada e inclusiva».

A criterio de Destro, presidenta de la Red de Museos de Panamá, el progresivo acercamiento de la sociedad a los museos, y viceversa, motivan la generación de nuevos servicios que permitan una «más amplia sostenibilidad económica de la institución», los cuales favorecen a un mayor bienestar de los visitantes: «El reto es que el museo no pierda nunca de vista su misión y que estas actividades no entren en conflicto con sus objetivos y valores».

«El reto es que el museo no pierda nunca de vista su misión y que estas actividades no entren en conflicto con sus objetivos y valores», AMANDA DESTRO

PRESIDENTA DE LA RED DE MUSEOS DE PANAMÁ Temas relacionados: Panamá ODS: Objetivos de Desarrollo Sostenible Museo Antropológico Museo de la Mola Reina Torres de Araúz Ana Elizabeth González Red de Museos y Centros de Visitantes de Panamá Amanda Destro Javel Altamiranda
LINK ORIGINAL: La estrella

Entornointeligente.com