El pacto de palabra que puede liberar a Munúa de Cartagena

Entornointeligente.com /

La directiva de Nacional se reunió el jueves en la sede del club para analizar la llegada de Gustavo Munúa como nuevo entrenador del club en lugar de Álvaro Gutiérrez quien el martes decidió no seguir al frente de la institución a pesar de haberse proclamado campeón uruguayo en final contra Peñarol. 

“Hubo consenso en que es el hombre indicado para tomar las riendas del club en este momento”, dijo a Referí uno de los integrantes de la directiva.

“Fue el único nombre que se manejó. No hay plan B”, agregó la fuente. 

“El primer paso es lograr que se desvincule del equipo que está dirigiendo actualmente”, expresó el directivo. 

Munúa dirige desde julio de 2018 a Cartagena, equipo que milita en la tercera división del fútbol español.

En junio, luego de terminada su primera temporada, renovó contrato hasta mediados de 2020. Según La Verdad de Cartagena, en ese contrato se incluyó una cláusula de rescisión unilateral para el entrenador en caso de recibir una oferta para dirigir un equipo de Primera División. El mismo medio informa que Nacional le ofrecerá dos años de contrato y un sueldo tres veces superior al que actualmente percibe en Europa. 

Sin embargo, el dirigente consultado por Referí dijo que Munúa tiene un arreglo de palabra con el presidente Paco Belmonte para dirigir a Nacional que es el único club por el cual rescindiría contrato. “Es un pacto de caballeros y es una situación que debe resolver el jugador”, afirmó el dirigente.  

En el Campeonato Nacional de Liga de Segunda División B, su equipo juega en el Grupo 4 (hay justamente cuatro grupos de 20 cuadros cada uno) y viene como puntero con 37 puntos, tres más que Badajoz, aquel equipo que Marcelo Tinelli compró en 1998.

De 17 partidos jugados, su equipo ganó 11, empató cuatro y perdió dos. No es el más goleador (19 tantos) pero sí es uno de los que menos goles lleva recibidos (9). En el equipo milita Jorge Fucile, a quien había dirigido en el inicio de su carrera como entrenador, en Nacional, en la temporada 2015-2016. 

Munúa tomó el equipo en una situación similar a la que puede retornar ahora: con el equipo campeón con Gutiérrez como entrenador. 

Hizo un gran papel en la Copa Libertadores llegando a cuartos de final y eliminado al Corinthians de Tite, actual entrenador de Brasil. Perdió por penales contra Boca Juniors.   

En el plano local no pudo salir campeón. El título del Apertura se le escapó al empatar 1-1 el clásico (goles de Iván Alonso y Hernán Novick, de tiro libre) y luego perdió 2-0 en su visita a Jardines, ante Danubio. Peñarol, con Pablo Bengoechea como entrenador, fue el campeón del certamen. 

En el Clausura, un agónico gol de Marcel Novick con la nuca le ahogó el triunfo en la hora. El cierre del torneo local fue muy malo perdiendo contra Danubio 2-0 en el Gran Parque Central, Rentistas 2-0 e el Franzini y Liverpool 2-0 en el Parque. 

Posteriormente dirigió a Liga de Quito en 2017 con muy pobres resultados en el plano local con una racha negra que cortó por Copa Sudamericana eliminando a Defensor Sporting que entonces dirigía Eduardo Acevedo. 

En noviembre de 2017 se hizo cargo del equipo filial de Deportivo La Coruña (Deportivo Fabril) en lugar de Cristóbal Parralo clasificando segundo en el Grupo I detrás de Rayo Mahadaonda. En cuartos de final fue eliminado por Extremadura. Su contrato no fue renovado.

Actualmente cursa su segunda temporada en Cartagena donde fue segundo del grupo 4 en la temporada pasada cayendo luego en semifinales de los playoffs contra Ponferradina. 

Munúa dirige este sábado a su equipo contra Yeclano y seguramente después se siente a charlar con el presidente para terminar el vínculo y volver a Nacional donde buscará su revancha personal. 

 

LINK ORIGINAL: El Observador

Entornointeligente.com