El mapa genético de los mexicanos está más completo que nunca » EntornoInteligente

El mapa genético de los mexicanos está más completo que nunca

el_mapa_genetico_de_los_mexicanosnesta_mas_completo_que_nunca.jpg

Entornointeligente.com / Hace entre 15 mil y 30 mil años, los primeros humanos que llegaron a América a través del estrecho de Bering, fueron pocos, aunque suficientes para poblar el continente hasta el sur. La selección natural los proveyó de genes que les permitió almacenar grasa y no perecer ante la falta de alimento; esa variante genética dio paso a las posteriores poblaciones amerindias prevalecer y dominar gran parte del territorio. 

Muchos de esos genes permanecen dentro de nosotros, no obstante, lo que fue una variación genética favorable hace miles de años, actualmente es una de las causantes de que nuestras poblaciones sean propensas a desarrollar padecimientos como obesidad y diabetes. 

Esta historia evolutiva y paleontológica tiene muchas piezas, que han sido excavadas no sólo a lo largo de los rastros del asentamiento humano en el continente, sino también a través de las ciencias genómicas que se desarrollan en los laboratorios. Científicos de diversas regiones en el mundo “excavan” estos genes para entender mejor a sus poblaciones y así prevenir enfermedades a las que están más expuestos. 

En México, esta reconstrucción de nuestro pasado evolutivo que nos explica por qué podemos desarrollar con mayor prevalencia padecimientos cardiovasculares o algún tipo de cáncer en la actualidad, se ha logrado a través de la investigación de científicos del Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM y el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), quienes acaban de completar el mapa genómico de nuestra población mestiza. Los resultados han sido publicados en el estudio “Whole genome variation in 27 Mexican indigenous populations, demographic and biomedical insights” , que aparece en la revista  Plos One .

44 MIL GENES EXCLUSIVOS 

Enrique Morett es uno de los investigadores que encabezan estos estudios, quienes habían hecho un primer reporte de 12 genomas de ancestría de nuestras poblaciones indígenas en 2017. Ahora, los científicos han obtenido 100 genomas más que completan la pintura de esa historia genética. 

“Es el más grande estudio de genoma completo de poblaciones nativas de nuestro país, lo que permite conocer con mayor detalle población genómica de México”, explica Morett en entrevista. La investigación no atañe sólo a las características genéticas de las poblaciones indígenas, puesto que el 90 por ciento de los mexicanos contamos en mayor o menos medida con esos genes, añade. 

Anteriormente, otros grupos de investigación, principalmente fuera del país, habían obtenido el genoma de lo que correspondería a nuestra ascendencia genética proveniente de Europa, la cual era de interés en poblaciones norteamericanas y europeas. De esta forma, se completa una parte importante de nuestra “pintura” genómica.

“Contar con esta información genética es importante para comprender su composición, ya que brinda la posibilidad de entender la propensión a padecimientos como la obesidad”, apunta Morett. 

De esos 100 genomas, obtenidos de 27 grupos indígenas del país, los científicos del IBt e Inmegen obtuvieron más de 44 mil variantes genéticas específicas que no se han reportado en ninguna otra parte del mundo, pero además hallaron varias más que no son únicas, pero que se encuentran con mayor frecuencia en nuestros genes. 

Dentro de éstas se encuentran variantes que podrían impactar la “farmacogenómica” de los mexicanos, es decir, cómo responden nuestros genes a ciertos medicamentos, un campo nuevo de estudio que vislumbra aplicaciones de la medicina genómica. Por otra parte, las variantes genéticas únicas, esas 44 mil, aún esconden sus secretos, los cuales deberán develar estudios posteriores; los científicos saben que están ahí, ahora tendrán que “leer” con cuidado cuál es su papel, positivo o negativo, en el mantenimiento de nuestra salud y nuestra historia genética.

OBESIDAD Y MEDICINA PERSONALIZADA 

Sin embargo, Morett y sus colegas piensan que si bien podría haber cosas inesperadas, también podría ofrecer más detalles sobre por qué somos tan propensos a guardar grasa, desarrollar obesidad y comorbilidades alrededor de ésta. 

Se conoce que los factores medioambientales, económicos, sociales y culturales han cambiado la dieta de los mexicanos de manera particular, donde prevalece el consumo de alimentos ultraprocesados y bebidas endulzadas. Esto detona esos genes ancestrales que irónica y dramáticamente no están contribuyendo a nuestra supervivencia. Este es uno de los temas más urgentes de salud pública y mortalidad que enfrenta el país desde hace décadas.

“Si obtenemos las variantes genéticas que nos hacen más propensos a la obesidad y diabetes tendremos el conocimiento que permita saber qué estilo de vida es más adecuado para nosotros. Actualmente lo hacemos de manera general: nos dicen que procuremos una alimentación sana y hagamos ejercicio”. 

Enrique Morett Sánchez, investigador del IBt.-UNAM.

No obstante, estas nuevas herramientas genómicas nos permitirán ser más específicos, apunta el investigador, y decir, por ejemplo, a un joven de 15 años: “tienes una probabilidad mayor al 70% de que antes de los 50 años desarrolles diabetes, por lo tanto, es fundamental que desde ahora comiences a tener conciencia clara de tu alimentación y actividad física”. 

Pero también pueden descubrir genes que permitan hacer medicina predictiva en otras áreas, como en el desarrollo de cánceres, que ya se hace en menor medida. “Actualmente, algunos tipos de cáncer de mama pueden predecirse y se puede explicar a las pacientes que tienen un alto porcentaje de desarrollar algún tipo a lo largo de su vida”.

Es así como una investigación de “ciencia básica” no sólo contribuye al conocimiento para conocer mejor nuestra historia evolutiva –los científicos descubrieron “haplotipos largos”, que refieren que no ha habido tanta variabilidad genética como en otras poblaciones, por ejemplo—, sino que además permite vislumbrar una utilidad para la medicina genómica actual y futura. No obstante, este tipo de investigación no encaja dentro de la agenda de Estado para ser financiada y no hay categoría en las convocatorias de los PRONACES de Conacyt donde quepa, por lo que habrán de buscar financiamiento en otra parte, refiere Morett Sánchez. 

“En estas convocatorias no hay nada específico para el tema de genómica humana. Es desafortunado, puesto que se debería de apoyar todo tipo de ciencia, si bien financiar aquella que tenga una utilidad que no sea en detrimento de la ciencia básica, que nos permitirá mejorar las capacidades para contender con problemas de la sociedad”.

El científico enfatizó que la investigación científica es fundamental para el desarrollo en todos los sentidos y actividades del país, que debe seguir buscando su independencia y seguir formando buenos investigadores. 

También te podría interesar:  Revelan evidencia genética del contacto entre pobladores de América y la Polinesia

 

 

LINK ORIGINAL: Cronica

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon www.smart-reputation.com

Smart Reputation

Noticias de Boxeo

Boxeo Plus
Boxeo Plus
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Adscoins

Smart Reputation

Smart Reputation