El fuego desentierra tesoros escondidos - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

El fuego de este verano dejó un feo rastro de negrura y tristeza en los paisajes de la Cumbre de Gran Canaria, pero, de paso, limpió el campo de maleza y sacó del ostracismo del paso del tiempo y del abandono un patrimonio etnográfico de indudable valor. Muros de bancales agrícolas, alpendres exentos y en cueva, rezumaderos de agua, estanques en piedra… El catálogo de hallazgos es amplio. Tanto, que la Fedac, organismo dependiente del Cabildo encargado de la puesta en valor y difusión de este tipo de bienes, ha decidido encargar un estudio pormenorizado para inventariarlo y divulgarlo. Así las cosas, la Carta Etnográfica de esta zona cumbrera de la isla, donde hay censados 590 bienes, podría duplicar o triplicar sus fichas, según estima la Fedac.

La consejera de Industria y Artesanía del Cabildo, Minerva Alonso, que es la que, además, tiene a su cargo la Fedac, explicó que este último organismo forma parte de la comisión técnica que atiende y trata todo lo que tiene que ver con lo que llaman la preárea y el área del Patrimonio Mundial de Risco Caído. En el seno de esa comisión se encomendó a la Fedac un informe preliminar y de urgencia sobre el estado que presentaba el patrimonio etnográfico dentro de ese perímetro. Y entre las conclusiones, detalla Alonso, se insta a un «análisis detallado de los elementos ya inventariados» que fueron dañados por las llamas, y a un «rastreo pormenorizado de la zona afectada» con el fin de censar elementos aparecidos al quedar eliminada por el incendio la cobertura vegetal.

Explica la consejera que para hacerlo posible en el anteproyecto de presupuesto para 2020 que ya aprobó esta semana la Junta Rectora de la Fedac se ha contemplado una partida de 50.000 euros para licitar el estudio sugerido en el informe preliminar.

«Se trata de bienes que o estaban ocultos por la maleza que eliminó el fuego, o que ya estaban ahí y no habían sido catalogados porque hasta ahora estaban inaccesibles o porque los caminos que llevaban a ellos no se veían», apunta la consejera. «Los catalogaremos, los pondremos en valor y los difundiremos; son señas identitarias que cuentan historias de nuestra forma de vida».

Menos afección Del informe preliminar el técnico de la Fedac Francisco Mireles subraya otras dos conclusiones. Una, que el patrimonio troglodítico, «que es ejemplarizante de Gran Canaria y, sobre todo, de Risco Caído», apenas sufrió daños. Y dos, que el patrimonio etnográfico agrícola que se mantenía activo también se vio menos afectado. El campo abandonado quedó más expuesto.

Este estudio previo ha sido el fruto de varias visitas a la zona quemada por dos geógrafos, Orlando Torres y Antonio Domínguez, y también del propio Mireles y de Caridad Pérez Galdós, que en un primer rastreo han detectado la necesidad de un estudio mucho más profundo. Entre los hallazgos que enumera Mireles señala con especial hincapié el descubrimiento (para los técnicos, aclara, no para la población del lugar) de rezumaderos de agua, como los que acaban de hallar en El Hornillo (Agaete), que estos días posteriores a los incendios se han convertido en un refugio de naturaleza. Canalillos y abrevaderos han permitido aprovisionar agua de la que se aprovechó la avifauna del lugar.

Al hilo de este hallazgo, el técnico señala también que, en colaboración con el Consejo Insular de Aguas, se hará un inventario exhaustivo de estanques-cueva y estanques exentos existentes en la zona para que no solo sean recuperados para la población, sino para que en hipotéticos incendios futuros sirvan de puntos de aprovisionamiento de agua.

LINK ORIGINAL: Canarias 7

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation