El DIM necesita compromiso y apretar dientes para salir a flote - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Al hincha del Medellín le surgen muchas dudas en este momento de crisis deportiva y no recibe respuestas certeras sobre las causas de la mala campaña. Entre ellas se pregunta sobre la parte administrativa, la técnico y el grupo de jugadores.

¿No les pagan a tiempo?, ¿hay divisiones en el grupo?, ¿existen líderes negativos? Solo esos protagonistas lo saben porque, desde que el DIM asumió el mismo papel de la mayoría de clubes del país y entidades del fútbol, de encerrarse en un búnker al que es imposible ingresar, al periodismo le queda difícil entender esa realidad para transmitirle al hincha. Tener acceso a un dirigente en circunstancias como las actuales, es una utopía.

Hoy en día, la prensa solo tiene acceso cinco o diez minutos a entrenamientos y acogerse a ruedas de prensa en las que se repite siempre lo mismo. Así, apreciar el entorno de un colectivo, es complejo.

Desde la distancia y basados en hechos, ver que en los últimos dos años el Poderoso haya tenido seis entrenadores, incluyendo a Aldo Bobadilla que apenas arrancó ayer, y sin contar los encargados de manera temporal, es una clara muestra de que los procesos allí no tienen cabida.

En este sentido, el profesor Luis Fernando Montoya dice que se debe definir qué quiere la dirigencia. “Y de ahí en adelante diseñar las estrategias que les permita satisfacer las expectativas de la gran hinchada que tienen”.

El campeón de la Copa Libertadores con el Once Caldas agrega que si bien al equipo le ha faltado trabajo, debe entender que con la nómina actual, a pesar de que faltan algunos elementos, es la que hay, y con ella debe terminar el año. “Pero es competitiva y puede meterse entre los ocho”. La llegada de Bobadilla, advierte, sería un buen comienzo para corregir. Y puntualiza que si hay futbolistas que no están satisfechos por alguna situación, “lo deben expresar abiertamente en el grupo”.

Carlos Castro, uno de los goleadores históricos de la institución, asegura que lo sucedido en los dos clásicos “fue doloroso”. Por eso llamó la atención para que haya más compromiso de los integrantes. “Todos, jugadores y directivos, tienen que ayudar a empujar y apoyar al nuevo cuerpo técnico que llega, porque la tarea no será fácil por el presente del club”.

El motivador Luis Alfonso Sosa cree que lo primero que tiene que hacer el plantel es “reunirse y apretar dientes, entender que de ellos depende el futuro”. Inclusive, involucrar los empleados para que se irradie una buena energía.

Sacar a flote la experiencia y aprovechar la gran oportunidad que tienen en la Copa Águila de asegurar un cupo en las semifinales, es otra motivación para salir a flote.

LINK ORIGINAL: El Colombiano

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

155715