El deporte, el otro rostro de China - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Economista / La segunda edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud será inaugurada mañana en Nanjing, China, nación que da un nuevo paso hacia convertirse en un referente internacional para organizar magnos eventos deportivos.

La nación asiática, que ha tenido un ascenso económico en las últimas tres décadas, ha acompañado su crecimiento en la economía con una estrategia mediática para presentar a este país como un actor confiable en el ámbito internacional.

Es por ello, según un estudio realizado el año pasado por la empresa de mercadotecnia Sportcal, que China era considerado el país más atractivo para organizar grandes eventos deportivos, por delante del Reino Unido y Rusia.

Este estudio comprende unos 700 eventos mayores, realizados y por realizar entre 2007 y 2018, con carácter rotativo, a los cuales se les atribuyen valores, en función de su impacto económico-financiero, deportivo y mediático.

“La celebración de grandes eventos deportivos se ha convertido en una gran industria mundial, con miles de millones de dólares gastados cada año en la organización de grandes eventos en todo el mundo.

“Estos eventos también generan miles de millones de dólares en turismo, venta de entradas, merchandising, derechos de televisión y de los ingresos por patrocinio”, explicó en un comunicado Sportcal.

Según la empresa, durante el periodo analizado, China encabeza claramente la lista, siguiendo la estela de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, demostrando su capacidad para acoger eventos de magnitud, como los Juegos Asiáticos del 2010, la Universiada en el 2011, los Juegos Olímpicos de la Juventud que se inauguran mañana, y el Mundial de Atletismo en el 2015.

Y son justo estos eventos deportivos los que han funcionado a los chinos para impulsar su imagen de prosperidad y modernidad que busca proyectar al mundo, según el ensayo “Eventos deportivos y la imagen internacional de China, una mirada desde el constructivismo” del doctor Daniel Lemus Delgado, especialista en relaciones internacionales.

“Esta estrategia mediática ha encontrado en los eventos deportivos internacionales una oportunidad para presentar el rostro de una China que se moderniza a pasos agigantados, sin olvidar su rica herencia histórica y cultural de cinco mil años de continuidad. Al mismo tiempo, estos eventos muestran a una China que aspira a construir un mundo pacífico y ordenado, en el cual, China está llamada a desempeñar un papel preponderante”, explica Lemus.

El especialista destaca que los eventos deportivos organizados por China no sólo han ayudado a mejorar la imagen de esa nación a nivel internacional, sino que también ha servido como arma política para mejorar y fortalecer la política de dicha nación.

“De hecho, en no pocas ocasiones, deporte y política se han mezclado para fortalecer regímenes estatales, para generar una sensación de bienestar ficticio en comunidades específicas y para enaltecer el sentimiento nacionalista, como ha sucedido particularmente en los Juegos Olímpicos, cuyo propósito fundamentalmente es la política, no el deporte”, detalla.

En ese sentido, Lemus Delgado explica que de las principales estrategias que ha seguido China para mostrar al mundo su grandeza y bonanza han sido las ostentosas y llamativas ceremonias de inauguración, como la que se vivió en los Juegos Olímpicos de Beijing, considerada por muchos la mejor de la historia.

“Particularmente, las ceremonias de inauguración de estos eventos han sido un lugar privilegiado para generar mensajes concretos sobre lo que China es y lo que aspira a ser en un futuro no muy lejano”, explica.

Así, hoy Nanjing está preparado para albergar unos Juegos Olímpicos, competencia que se suma a sus estrategias para mostrarse a nivel mundial, la cual seguramente no concluirá con el Mundial de Atletismo en el 2015, pues para China los eventos deportivos le han funcionado para destacar sus cualidades como país, como economía y, sin lugar a dudas, a mostrarse como una potencia deportiva en el orbe.

[email protected]

Con Información de El Economista

Entornointeligente.com

Follow Me

.