El bañador de ‘Los Vigilantes de la playa’: cómo una lycra roja «no pensada para ser sexy» convirtió a Pamela Anderson en un mito - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Desde que el 23 de abril de 1989 se emitiera en la estadounidense NBC el primer episodio de la serie Los Vigilantes de la Playa ( Baywatch , para los anglófonos), millones de telespectadores se quedaron ojipláticos al ver una pieza de baño que, de inmediato, pasó a convertirse en un icono de la década de los noventa por dos motivos: porque las actrices y playmates que lo llevaban alimentaban las fantasías eróticas de las mentes más eróticas y porque la prenda en cuestión suponía una alternativa a los bikinis que desde hacía tiempo se habían impuesto en las costas

Desde que el 23 de abril de 1989 se emitiera en la estadounidense NBC el primer episodio de la serie Los Vigilantes de la Playa ( Baywatch , para los anglófonos), millones de telespectadores se quedaron ojipláticos al ver una pieza de baño que, de inmediato, pasó a convertirse en un icono de la década de los noventa por dos motivos: porque las actrices y playmates que lo llevaban alimentaban las fantasías eróticas de las mentes más eróticas y porque la prenda en cuestión suponía una alternativa a los bikinis que desde hacía tiempo se habían impuesto en las costas.

Hablamos, como pueden imaginarse, de aquel ajustado bañador rojo de lycra de una sola pieza y de tiro alto que Pamela Anderson, Carmen Electra o Brooke Burns, entre muchas otras, lucieron en la playa de Santa Mónica durante nada más y nada menos que once temporadas. De aquel fallido remake cinematográfico de 2007 protagonizado por Dwayne Johnson y Zac Efron no vamos a hablar porque todavía no hemos encontrado a ninguna persona que nos haya confesado que pasó por taquilla. Ni siquiera aprovechando los descuentos del Día del Espectador. Así que centrémonos en la serie.

El reparto de ‘Los vigilantes de la playa’.

Cierto es que el entallado bañador Baywatch siempre ha exigido tener un cuerpo esculpido en el gimnasio (o por un cirujano) y solo ha sido apto para aquellas mujeres que se toman su tiempo para depilarse a conciencia la ingle. De ahí que, pese a haber sido imitado por Zara en 2017 o que el pasado año la firma Dixperfect se inspirara en él para venderlo en varios colores, no haya calado tan hondo como podría llegar a pensarse entre las consumidoras. No obstante, aquí no queremos detenernos en su éxito comercial, sino en su impacto en la cultura popular y su verdadero origen. Porque sí, aquella pieza de tela tiene una razón de ser que va mucho más allá del actual revival por todo aquello que proviene de los noventa.

Zara sacó en 2017 un bañador inspirado en la serie.

Sin ir más lejos, uno de los cocreadores de la serie, Greg Bonann, antes de triunfar en la pequeña pantalla trabajó como socorrista en California. Ese es el motivo por el que antes de grabar el episodio piloto tuvo muy claro que la prenda tenía que ser lo más fiel posible a lo que cualquiera puede ver cada día en esas concurridas playas. Lejos de recurrir a un estilista, contactó con la firma TYR para que diseñara los trajes según sus especificaciones. “Tenían que quedar bien, pero también tenían que ser funcionales en el agua. Los ahora famosos planos a cámara lenta requerían un buen apoyo en la parte superior y un mínimo desplazamiento en la parte posterior. Todas las socorristas, no casi todas, sino todas, provienen de las competiciones de natación. Eso significa que todas estas mujeres crecieron en trajes de baño de una pieza, no en bikinis”, explicó en 2014 en Yahoo . En aquel momento Bonnan también aprovechó la ocasión para confesar algo que, si se piensa un segundo, tiene todo el sentido del mundo: “Cuando las socorristas están en el agua rodeadas de grandes olas y con varias víctimas agarrando su cabello, el traje, los brazos o las piernas podrían, y lo hacen, arrancar fácilmente su traje de baño si se encuentran en una situación desesperada”. Al fin y al cabo, era un show familiar, por lo que un wardrobe malfunction como el que Janet Jackson sufrió en el medio tiempo de la Super Bowl en 2004 hubiese estado fuera de lugar.

No todos eran iguales. Cada actriz contaba con un bañador diferente que hacía resaltar sus atributos (por ejemplo, en el de Electra el corte de las piernas era más elevado porque así se podía disimular su baja estatura). Sin embargo, todas ellas, sin excepción, de la noche a la mañana se convirtieron en codiciadas sex symbols . ¿Aquello fue premeditado? Según otro de los creadores, Michael Berk, la respuesta es no. “Nunca tratamos de ser sexys intencionalmente. Se trataba de deporte y funcionalidad” , dijo a las páginas de The New York Times , donde desveló, asimismo, el porqué de aquellas escenas en slow motion: la idea original fue de Bonann, quien con anterioridad había hecho lo propio grabando a atletas olímpicos en las pistas de atletismo. “En los rescates filmamos a las socorristas corriendo a cámara lenta para aumentar la tensión. Y, de repente, se convirtió en algo muy sexy» , apostilló Berk al respecto.

A Carmen Elektra le modificaron el diseño para que encajase mejor con su altura.  Foto: Cordon Press

Por mucho que haya pasado el tiempo, todo el elenco que llevó este bañador se siente muy afortunado de haber contribuido a engrandecer algo que bien podría considerarse el sueño californiano. “Tengo mi traje enmarcado y cuando la gente viene a casa se emocionan mucho al verlo. Simplemente tiene este efecto en las personas. Fue algo empoderador”, declaró Electra a The New York Times. Por su parte, Pamela Anderson, la más famosa de todas las socorristas que pasaron por la serie, este pasado mayo concedió una entrevista a Fox News en la que no solamente dijo que tiene uno en su armario y que «todavía le sirve» sino que se lo ponía en alguna ocasión «para pasar un rato divertido con los amigos mientras intento hacerles el boca a boca”. Pocas prendas de moda pueden definir mejor una época que todos recordamos con tanta nostalgia.

Pamela Anderson todavía conserva el bañador y asegura que le sigue valiendo.  Foto: Cordon Press

Entornointeligente.com

Ir a Smart Reputation

Publicidad en Entorno

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins

Smart Reputation