El Asno de Buridán - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Tal Cual / Un enemigo inteligente propiciará situaciones que confundan al oponente para tratar de dividirlo El asno de Buridán o de Buredano es un animal fabulado que no tuvo un final feliz. Teniendo que escoger entre dos montones de heno del mismo volúmen y colocados a la misma distancia, no pudo elegir ninguno y terminó muriendo de inanición.

En psicología, a esto se le llamaría un conflicto de atracción-atracción: dos cosas distintas lucen igual de buenas, lo que dificulta la elección. Existen también, por supuesto, los conflictos de evitación-evitación, donde te ves forzado a elegir entre dos males de igual magnitud. (Algo parecido a tener que decidir si inscribir o no candidatos en las regionales).

Está de más decir (o tal vez no) que cuando una cosa es atractiva y la cosa contraria es repelente, no hay ningún tipo de conflicto. Sólo que situaciones tan afortunadas no ocurren siempre.

Conflictos como el del asno son rudos, sobre todo en situaciones de incertidumbre, cuando no se conocen (o se cumplen) las reglas. Un enemigo inteligente propiciará situaciones en las cuales estos conflictos se produzcan, porque paralizan el juego, confunden al oponente y pueden llegar a dividirlo. Ante un conflicto, una reacción muy comprensible es no hacer nada (como el asno) y esperar hasta que la situación cambie o se consiga más información. Pero este tiempo puede ser justo lo que el oponente necesita para sí mismo.

Venezuela lleva largo rato en un conflicto emocionalmente desgastante y está agotada. Tirios y troyanos lo están. La aparente victoria de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) fracasó en dos aspectos claves: no logró reunificar al chavismo y, siendo condenada a nivel internacional, no permitirá que el ejecutivo levante recursos con los cuales pueda pagar deuda o remendar el país. La oposición de a pie la está viviendo como una derrota final, y olvida que estos meses han significado una enorme ganancia a nivel internacional, uno de los tableros de juego más importantes. Más que confundido, desanimado o en desacuerdo, el ciudadano opositor está sobre todo cansado. Ambos bandos necesitan tiempo para formular nuevos propósitos y definir nuevas estrategias. Mientras tanto, el desastre económico engulle todo y la desesperación toma la calle.

Y justamente por eso, actuar puede ser la mejor e incluso la única alternativa. Porque en un status quo, la acción obliga tanto a un compromiso del actor como a una reacción del oponente. En otras palabras, si el asno moviera apenas un poco la cabeza, ya los dos montones de heno dejarían de estar a la misma distancia, así que podría ir a comer primero uno y luego el otro. Lo que mató al asno fue la inmovilidad.

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores El Asno de Buridán

Con Información de Tal Cual

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.