Dos adolescentes fueron asesinados en Caracas: hay 8 PNB detenidos - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Dos adolescentes fueron asesinados en Caracas: hay 8 PNB detenidos Foto: Referencial

Los sueños de un niño y un adolescente fueron truncados para siempre a manos de ocho funcionarios policiales, en medio de la elaboración de un pesebre que significaba el inicio de la Navidad en un pequeño sector de la parroquia El Valle, en Caracas.

Su único pecado quizás fue quedar en medio de la búsqueda de una moto robada. No les dio chance de demostrar su inocencia, pues según los testigos, los uniformados llegaron y dispararon sin siquiera decir una palabra.

Los familiares de los pequeños no entienden por qué arremetieron contra ellos. Se trataba de un encuentro familiar reinado por niños y adolescentes. De hecho los único cuatro tiroteados eran menores de edad.

Una de las dos víctimas fatales era el pequeño Ricardo José Gregorio Castro Moreno. A sus 12 años mostraba un notable talento para el beisbol y pertenecía al equipo Ymca de El Valle. A pesar de su corta edad tenía sus sueños claros. Constantemente expresaba que quería ser grandeliga para sacar a su abuela del barrio.

Entrenaba junto a su hermano, Yojaiverson Castro (13), quien se desempeñaba en la posición de catcher. Él también recibió un tiro en el brazo durante el hecho, y no se sabe si pueda volver a jugar.

Su familia aseguró que el niño no salía de su casa a otra cosa que no fuera ir al liceo o a sus prácticas de beisbol. Cuando jugaba con sus amigos lo hacía dentro de la vivienda o en el pequeño porche donde ocurrió el fatídico suceso. Su guante y su uniforme quedaron tirados en el cuarto, a la espera de la práctica de beisbol que tenía el fin de semana.

Ricardo cursaba primer año de bachillerato en un liceo ubicado en la avenida Nueva Granada. Su tío Wilfred Moreno, también lo catalogó como un buen estudiante. El niño era primo del adolescente Yonaiver Jesús Moreno (17), la otra víctima fatal.

Yonaiver no era de El Valle, él vivía junto a su madre en San Juan de Los Morros, estado Guarico. Sin embargo, viajó hasta Caracas para celebrar el cumpleaños de Ricardo, que se festejaba cada dos de diciembre. Además de cumplir con la tradición familiar de armar el pesebre unidos.

Los parientes de Yonaiver dijeron que sufría desde su nacimiento, presentaba una condición especial que le generaba dificultades al hablar, sin embargo se desarrolló como un joven normal. Estaba próximo a graduarse de educación media diversificada en una unidad educativa de la población guariqueña.

El señor Wilfred Moreno aseguró que todos los años ponían el pesebre dentro de la vivienda, pero este año decidieron colocarlo afuera, sin imaginar siquiera en lo que concluiría haber tomado esa decisión.

En las escaleras que colindan con la vivienda y en el pesebre que empezaba a cobrar vida aún quedan los rastros de sangre de lo que significó ese momento. Los presentes contaron que era aproximadamente las nueve de la noche cuando sucedió todo.

En paralelo a la celebración familiar, dos hombres identificados como escoltas y funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policia Nacional Bolivariana (PNB) llegaron hasta el Centro de Coordinación Policial de El Valle denunciando que les habían robado una motocicleta y que los posibles asaltantes se encontraban en la calle 18 de la misma parroquia.

Tras la denuncia, seis policías los acompañaron en moto a buscar el vehículo robado. Fue en medio de la búsqueda cuando se pararon frente a la vivienda y apuntaron a los presentes. Segundos después se escucharon los disparos. El primero en caer fue Yonaiver. “Le dieron dos tiros en el pecho y luego el policía le metió la pistola en la boca para que dejara de gritar. Finalmente le propinó un tiro mortal en la cara”, contó uno de los presentes.

Comentaron que luego de eso el resto de los funcionarios abrió fuego contra los otros jovencitos que se encontraban allí. Ricardo recibió tiros en el pecho, Yojaiverson uno en el brazo y Marvelis Lozano (17) quiem fue alcanzada por dos proyectiles a la altura de sus piernas cuando intentaba huir de la zona de fuego.

“Nos equivocamos”  dijo uno de los funcionarios cuando cesaron los disparos, tal como indicó una de las personas que se encontraba en el lugar. Luego se fueron sin auxiliar a los heridos.

Tres de las víctimas eran sobrinos de un funcionario de las Fuerzas de Acciones Especiales que se encontraba en el sitio pero no le dio tiempo de actuar, lo único que pudo pedir fue apoyo a su jefe para que mandaran una comisión policial al sitio.

Yojaiverson Castro (13), Ricardo Castro de (12) y Marvelis Lozano (17) fueron trasladados al Hospital Universitario de Caracas. En ese centro de salud falleció Ricardo al poco tiempo de ser ingresado. Los otros dos adolescentes que sobrevivieron ya se encuentran fuera de peligro.

El director de la Policía Nacional Bolivariana, general de brigada Carlos Pérez Ampueda, informó que los funcionarios implicados en el hecho fueron puestos a la orden del Ministerio Público para determinar las responsabilidades de cada uno.

El caso también es investigado el eje de homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

 

Caraota Digital

LINK ORIGINAL: Noticia Al Dia

Entornointeligente.com

Smart Reputation




Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me