Detalles del secuestro de Dalia Scappini - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Abc / Tras cumplirse 3 años del secuestro de Dalia Scappini y a puertas de iniciarse el primer juicio oral el plagio, le contamos los detalles de su cautiverio, que duró una semana y dónde la víctima fue liberada sin pago de rescate.

1 2 3   Entre el 10 y el 25 de agosto de 2011 en Ciudad del Este, se conformó un grupo, integrado por los hoy acusados Genaro Vidal Blaires Jara Casco junto con Julio César Fernández Muller, Benito Luis León, Mabel Karina Martinez Chamorro, Amin Victor Aquino, María Alejandra Neyra, Francisco Aquino Andrada, Victor Amin Aquino y Victor Aquino Dominguez , entre otras personas.

En fecha 29 de agosto de 2011, los miembros del grupo fueron hasta Luque a las 21:15, aproximadamente, la investigación oficial dice que ingresaron a robar a mano armada un vehículo marca Toyota, tipo Corolla, de color gris, año 2000, sin polarizado, con chapa BDV 755, perteneciente a Yvoty Aghemo Mendezun , quien en ese momento se encontraba en el lugar y se disponía a descender a un domicilio particular.

Luego de trazar el plan y coordinarlo entre los miembros y tras haber realizado el seguimiento a la víctima, Dalia Scappini, el 30 de agosto de 2011, los integrantes del grupo merodearon desde tempranas horas las inmediaciones del domicilio de la víctima, así como las zonas de influencia de la residencia Scappini Campos.

Cerca de las 07:30, Dalia María Scappini abandonó su domicilio a bordo de su vehículo marca Toyota, tipo Rav 4, color verde, dirigiéndose como todos los días a su lugar de trabajo. Cuando llegó a las inmediaciones de una plaza ubicada sobre la calle Ana Díaz, de Asunción, el grupo empezó a seguirla en el coche robado. 

Julio César Fernández manejaba supuestamente el coche que había sido robado en Luque. Se encontraba junto a dos personas. Mientras tanto, Genaro Vidal Blaires al mando de una camioneta marca Mercedes Benz, tipo ML 320, color champagne, se encontraba esperando sobre la calle Ana Diaz casi Fernando de la Mora. Esperaban que la víctima pasara por ese sitio. 

Al llegar a la altura de las calles Raimundo Rolón casi Gral. Santos, el vehículo guiado por Fernández Muller embistió en la parte trasera al vehículo de Dalia, quien descendió del rodado para verificar qué fue lo que pasó. También bajaron Fernández y sus acompañantes. Aprovechando un descuido, la maniataron y le pusieron una capucha en la cabeza. El secuestro había comenzado.

Dalia y sus secuestradores fueron hasta el lugar de reclusión, que resultó ser una casa ubicada sobre la calle Amistad casi Constitución Nacional del barrio Caacupé-mí de Capiatá, propiedad de una persona llamada Teodoro Robles. Ahí lo esperaba Benito Luis León, quien supuestamente se encargó del cuidado de la víctima, hasta que fue liberada. Recordemos que todos estos datos fueron proporcionados por la investigación del caso.

Fernández Mueller fue hasta otro sitio junto a Víctor Aquino Domínguez, y Genaro Vidal Blaires. Aquino le pide a Julio César Fernández que lo acompañen hasta un cajero automático, ubicado en el kilómetro 30 de la ruta II. Domínguez entrega a Fernández la tarjeta de débito de la víctima del secuestro de la que se sustrae G. 6.000.000. Luego de realizada la operación comercial y con el dinero retirado, Julio Fernández entrego en su totalidad el monto a Víctor Aquino Domínguez.

Siendo las 12:39 aproximadamente del 30 de agosto de 2011, se encontraban en Caacupé Blaires Jara Casco y Aquino Domínguez. Uno de los captores se comunica con Omar Enrique Scappini, hermano de Dalia, y le señalan que su hermana se encontraba secuestrada. Minutos después, siendo las 12:56 aproximadamente, envían un mensaje de texto desde otro número de telefono de la víctima al número del hermano indicándole donde había quedado abandonado el vehículo de Dalia. La segunda comunicación telefónica por parte de los captores se produce a las 12:58 del mismo día y en ella el captor da indicaciones a Omar Scappini.

Siempre según los datos de la Fiscalía, Victor Aquino Domínguez se encargaba de realizar las llamadas telefónicas y dar las exigencias del grupo criminal al representante de la familia de la víctima, Omar Enrique Scappini Campos. En horas de la noche del  30 de agosto de 2011, Benito Luis León, Amin Victor Aquino y María Alejandra Neyra trasladaron a bordo de un taxi a Dalia María Scappini hasta el segundo lugar de cautiverio, ubicado en Villa Conavi, Lote Nº 8 manzana 26, Mbo´y kilómetro 25 de la Ciudad de Itauguá. El referido inmueble estaba a cargo de la Sra. Amanda Gónzalez, quien es conocida de Benito León.

El 31 de agosto de 2011, Víctor Aquino Domínguez se comunicó vía celular, con Omar Scappini  exigiendole  la suma de US$ 1.200.000 (un millón doscientos mil dólares americanos) en concepto de rescate para la liberación con vida de su hermana. El 2 de septiembre de 2011, a las 11:52, nuevamente Victor Aquino se comunica con Omar Scappini, el captor dio indicaciones sobre los pasos a seguir para liberar con vida a Dalia Scappini. Durante las negociaciones Aquino Domínguez habría estado acompañado de Genaro Vidal Blaires Jara.

Blaires y Aquino Domínguez fueron en la camioneta ML 320 a la segunda casa de cautiverio, donde realizaron una grabación de voz a Dalia Scappini. El objetivo era utilizarla como prueba de vida de la misma y entregarla a sus familiares.  Aquino Domínguez  entregó a la víctima un papel tipo cartón con indicaciones para realizar la grabación, lo cual se realizó con un teléfono celular.

El 3 de setiembre del 2011 Víctor Domínguez se comunicó en dos oportunidades (08:57 y 15:19)  con Omar Scappini. En la primera comunicación hacen saber sobre la prueba de vida realizada a la víctima y exigen el pago de la suma de US$ 300.000 (trescientos mil dólares americanos). En la segunda comunicación solicitan US$ 100.000 (cien mil dólares americanos).

El 4 de septiembre de 2011, aproximadamente a las 14:00,  Fernández Muller se comunica con Benito Luis León, por instrucciones de Aquino Domínguez, y pide que Amin Aquino y María Alejandra Neyra abandonen inmediatamente la casa en la que tenían custodiada a Dalia. Esa noche Aquino Domínguez y Blaires Jara Casco volvieron a citar a Julio César Fernández Muller en el Shopping Villa Morra de Asunción y pidieron que le comunique a Benito Luis León que debía liberar a la víctima. Fernández Muller usó para ese efecto una cabina telefónica ubicada en el Shopping Mcal. López.

Luego de finalizada la comunicación, León buscó un taxi y junto con la víctima se dirigió a las inmediaciones del autódromo Aratirí de Capiatá donde liberó a la víctima y la dejó abandonada.

Luego de la liberación de Dalia Scappini, Genaro Vidal Blaires Jara Casco y los demás integrantes de la banda: Mabel Karina Martinez Chamorro, Amin Aquino, María Alejandra Neyra, Francisco Andrada y Victor Aquino Dominguez, huyeron a la República Argentina. Los familiares de la víctima no realizaron pago alguno de dinero en concepto de rescate por  Dalia María Scappini.

Luego del trabajo de la Policía Antisecuestro y de los fiscales Francisco Ayala y Federico Delfino, se logró capturar a las personas que organizaron y concretaron el plagio, a excepción de Mabel Karina Martínez y Francisco Aquino Andrada.

El próximo lunes 1 de setiembre inicia el primer juicio oral y público a los acusados por secuestro de la empresaria, Genaro Vidal Blaires, considerado cabecilla del grupo, Benito Luis León y Julio César Fernández Muller. El tribunal lo integran como presidenta la jueza Rosarito Montanía y como miembros; Manuel Aguirre y Lourdes Peña.

También ya se encuentran en el país, luego de ser extraditados de la Argentina, Alejandra Neyra, Victor Amin Aquino y su padre Victor Aquino Domínguez.

Con Información de Abc

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.