Despega cohete Soyuz con dos satélites Galileo - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / La Prensa / BRUSELAS, Bélgica. (XINHUA). -Un cohete Soyuz que lleva dos satélites Galileo, el quinto y el sexto satélites de Europa para su sistema de navegación satelital global Galileo, despegó hoy del Puerto espacial europeo en la Guayana Francesa.

El despegue fue transmitido por el sitio en internet arianespace.tv.

El lanzamiento, aplazado 24 horas por las condiciones meteorológicas, tuvo lugar finalmente a las 12.27 GMT en el Centro Espacial Europeo de Kurú, en la Guayana francesa, desde donde partió la nave rusa operada por Arianespace con los satélites Doresa y Milena, cumpliendo así el programa.   Los aparatos, de 750 kilos cada uno, tardarán casi cuatro horas en llegar a su destino, una órbita situada a 23 mil 222 kilómetros de altitud sobre la Tierra con una inclinación de 56 grados respecto al Ecuador.   Estos dispositivos se suman a otros cuatro ingenios que la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzó, por parejas, a finales de 2011 y de 2012, como preliminares de una constelación que en 2020 contará con un total de 30 satélites dispuestos en tres órbitas.   Será entonces -tras años de retrasos, desencuentros políticos e industriales y notables sobrecostes- cuando se espera que el sistema ideado en 1998 funcione a pleno rendimiento, aunque los primeros servicios comenzarán a ofrecerse a finales de 2015.   Para ello, la Comisión Europea (CE) ha invertido unos 13 mil millones de euros, aunque parte de ese presupuesto le corresponde al predecesor de Galileo, Egnoss, que entró en servicio en 2009 y perfecciona la exactitud del GPS.   Por el camino han tenido que superarse las reservas, por ejemplo, del Reino Unido y Holanda, reticentes a destinar dinero público al proyecto europeo, que sí gozó del firme impulso de Francia y Alemania.   En el plano industrial, las matrices de lo que hoy son las empresas Thales Alena Space y Airbus dudaban sobre la rentabilidad del programa, inicialmente concebido como una asociación público-privada y finalmente financiado a través de las arcas públicas.   Por su parte, Washington presionaba a Bruselas ante el temor de que la señal de Galileo pudiera interferir en las aplicaciones de su GPS e intentaba convencer a Europa de que abandonara el proyecto y se conformara con el sistema de geolocalización estadounidense.

Con Información de La Prensa

Entornointeligente.com

Follow Me

.