"Descubrí mi vocación de servicio" - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Peruano / Susana Mendoza Sheen – [email protected]

Perfil. Es gerente de Prevención de la Corrupción de la Contraloría General de la República. Capacita a funcionarios públicos y a escolares en temas relacionados con la ética y la responsabilidad social.

Soñó con ser astronauta, no para cruzar el espacio en busca de la estrella de Orión y perderse en el infinito del espacio, sino para manejar su cohete imaginario rodeado de luces y colores que no lo alejaran de su tierra huaracina. Entonces, Fernando Ortega Cadillo era un niño, y no se le ocurrió, como tampoco durante su adolescencia, que trabajar en el Estado le traería gozo y satisfacciones profesionales.

A sus 43 años es gerente de Prevención de la Corrupción de la Contraloría General de la República, un área que la institución creó para realizar labores que la acercarán más a la población y funcionarios, y asegurar que la ética no fuera un valor ajeno a sus vidas.

Junto con el equipo de trabajo que lidera, impulsa acciones informativas y educativas para prevenir la corrupción. Una que destaca es el programa Auditores Juveniles, que desde hace cuatro años incrementa el número de escolares que vigilan el uso correcto de los recursos públicos en sus escuelas.

Son más de 200,000 en todo el territorio nacional, y reciben capacitación variada sobre gestión pública, control del uso de fondos del Estado y honestidad. “Seguramente serán futuros contralores, pero sobre todo buenos ciudadanos que valorarán el uso de los recursos del Estado”, comenta.

Ortega creció en la Contraloría, dice. A todo nivel. Aprobó la convocatoria que hizo la Universidad de Lima. Trabajar en un entidad pública no era algo que le quitara el sueño, pero tal vez por su juventud se entregó a la nueva experiencia sin miramientos.

Carrera

“Empecé elaborando los Power Point de los funcionarios, y así fui entendiendo lo que era la administración pública. Confieso que después de 20 años el Estado no solo me ofreció oportunidades de desarrollo profesional, sino también descubrí cómo puede uno contribuir al desarrollo del país desde cualquier puesto. En la Contraloría reconocí que tenía vocación de servicio y que trabajar allí es la razón de mi vida”. Es discreto con su vida familiar. Su padre fue funcionario del desactivado Banco Agrario, y su madre, profesora. No es sentimental, es un padre de familia dedicado a sus tres hijos, ama a su esposa y siente que pertenecer a la Contraloría es una exigencia: técnica y ética.

“Para mí, es una gran responsabilidad, si no con qué cara vamos a controlar a los demás”, afirma.

Ahora Ortega Cadillo se dedica a que el programa Auditores Juveniles se convierta en una política del sector Educación. Seguro lo logrará, porque para trabajar en el Estado, afirma, hay que ser persistente, y él lo es.

Hoja de vida

Ingresé a trabajar en la Contraloría el 23 de noviembre de 1995.

Soy comunicador formado en las aulas de la Universidad de Lima, en la especialidad de Comunicación Organizacional.

Realicé un MBA en la Escuela de Posgrado de Negocios de ESAN y gané una beca para estudiar Administración Pública en la Universidad de Siracusa en Nueva York.

Con Información de El Peruano

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.