Decisión milagrosa: Cambiarse de asiento lo salvó de ser una de las 98 víctimas en un terrible siniestro aéreo

decision_milagrosa_cambiarse_de_asiento_lo_salvo_de_ser_una_de_las_98_victimas_en_un_terrible_siniestro_aereo.jpg
Entornointeligente.com /

Por: The Sun

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla! Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Zafar Masud fue una de las dos únicas personas que sobrevivieron milagrosamente al terrible accidente en Karachi, Pakistán, en mayo de 2020.

El avión de Pakistan International Airlines (PIA) cayó en una zona residencial después de un aterrizaje abortado donde ya había raspado la pista a alta velocidad.

Los testigos informaron que la aeronave, que había perdido dos motores, dio dos o tres vueltas al aeropuerto internacional de Jinnah antes de caer en picado y destruir varios edificios.

Y Zafar atribuye su afortunado escape de una muerte segura a su decisión de cambiar de un lugar junto a la ventana al asiento del pasillo 1C en ese terrible día.

En un trágico giro del destino, el pasajero con el que cambió de asiento fue uno de los muchos que perecieron en el devastador incidente.

Zafar le dijo al Telegraph: «Creo que en mi supervivencia la ubicación de ese asiento juega un papel muy importante».

Desmayándose cuando el Airbus A320 se estrelló, su asiento voló sobre una casa y aterrizó sobre un automóvil que amortiguó el impacto.

Y su suerte no se agotó allí con valientes transeúntes en el suelo dándose cuenta de que estaba vivo.

Tres personas en el vehículo que golpeó lo sacaron de los restos en llamas cuando volvió en sí.

Más tarde, se fotografió a Zafar sonriendo en una camilla con incredulidad después de lograr escapar con solo rasguños y huesos rotos a pesar de la gravedad del accidente.

El afortunado sobreviviente recordó cómo comenzó a hablarse a sí mismo mientras toda su vida pasaba ante sus ojos.

Le dijo a Arab News el año pasado que lo último que escuchó antes de perder el conocimiento fue que Dios le dijo «no es tu momento, no morirás».

Zafar contó cómo pudo ver a través de la puerta de la cabina que el avión estaba cayendo en picado y parecía que no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir.

Él dijo: «Le pedí a mi Dios, Dios, entonces el avión se está estrellando y me estoy muriendo. Recibí esta voz, literalmente desde adentro. Mi Dios me dice, ‘no, no es el momento, no morirás.’

«Y luego le pregunté de nuevo, le dije, Dios, pero ya sabes, es, es inevitable. No se puede evitar. Se está estrellando. Él dijo: ‘sí, el avión se está estrellando, no es tu momento'».

Muhammad Zubair, el otro pasajero que sobrevivió al accidente, estaba sentado unos asientos atrás de Zafar.

En los últimos dos años, el presidente del Bank of Punjab ha llegado a un acuerdo con el evento que cambió la vida.

En medio de la gran tragedia, la supervivencia casi imposible de Zafar le dio una nueva perspectiva sobre el valor de la vida.

Él dijo: «No tengo dudas sobre el hecho de que fue un milagro. No se puede llamarse de otra manera».

«¿Cuál es la probabilidad de que cuando el avión se estrelló en esa área, alguien también hubiera estado sentado en su automóvil? Muy remota, ¿verdad? Esta es una vida extra que estoy llevando. Estoy viviendo en un cielo prestado. Tengo que asegurarme de hacer todas esas cosas, que debo hacer, que dejen un impacto positivo en las vidas de las personas».

Zafar se había hecho cargo del prestigioso banco solo unas semanas antes del colapso, después de una brillante carrera en firmas como American Express, Citibank, Barclays y más.

Voló a Lahore para dirigir el banco en persona y tenía previsto volar de regreso a Karachi para la celebración del Eid.

En la fatídica mañana del 22 de mayo de 2020, en realidad debía tomar un vuelo anterior desde Lahore, pero cambió su boleto a uno posterior.

Un nuevo asistente, que desconocía su preferencia por sentarse en el pasillo, le había reservado un asiento junto a la ventana, pero el banquero afortunadamente le pidió que lo cambiara.

Zafar también habló de cómo «evitó a otras familias» debido a la intensa culpa que lo acompaño.

Él dijo: «Empecé a evitar a las familias de las víctimas y al otro sobreviviente. Por defecto, hace que esos hagan preguntas a su Dios: ‘Si a este hombre se le puede dar un milagro, ¿por qué no a nuestros seres queridos?’ Esto es algo que me molestó mucho».

Zafar luego se obligó a volar de nuevo, tomando el mismo vuelo en la misma ruta para recuperarse psicológicamente del incidente.

Volvió a sentarse en el asiento 1C y desde entonces ha volado decenas de veces.

Su experiencia lo ha llevado a establecer una fundación que crea conciencia sobre la seguridad de los pasajeros y hace campaña para nuevas leyes donde sea necesario.

Zafar dijo: «Al hacer todas estas cosas que creo, y creo que mi Dios está de acuerdo conmigo, son las cosas correctas. Sigo agradeciendo a mi Dios todo el tiempo».

LINK ORIGINAL: La Patilla

Entornointeligente.com