Con las cartas echadas || Por: Aníbal Sánchez - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Foto: Caraota Digital Luego de escuchadas las posturas de distintas naciones y foros internacionales sobre la «situación venezolana» sectores del gobierno y oposición, acogieron la invitación de Noruega a explorar posibilidades para una solución negociada a la crisis, una de las opciones que siempre ha debido estar presente, es el diálogo. Cuando se hablaba de «todas las cartas están echadas», no es que un factor llegó a torcer la voluntad del otro, es que la operación política se estancó y las partes evalúan, consolidan y fijan nuevas tácticas, dentro de su estrategia. Redes y medios se llenaron de comentarios a partir de la filtración de información sobre encuentro en la ciudad de Oslo de una delegación en representación de Maduro y otra de Guaidó, reconocido como presidente interino por más de medio centenar de naciones, con representantes del gobierno noruego y asesores del mismo en el área de negociación internacional Por ahí a podido haberse filtrado datos de la reunión de intercambio queda la duda, sobre intención. Los acercamientos, no deben sorprender, quien tiempo atrás hablaba de la necesidad de entablar una Mesa de Resolución de Conflictos, tuvo que darse mayor números «rojos o negativo» en el tema de seguridad social, salud, economía, pasar por el desconocimiento de las partes de los órganos habituales de debate (parlamentarismo) y últimamente pronunciamientos de representantes de instituciones nacionales e internacionales, para que se pudiera dar algún tipo de acercamiento «mediado» debido al grado de incredulidad, irrespeto, inseguridad, y enfrentamientos entre las parte, que siempre conservarán un grado de desconfianza. Los tiempos son otros, no solo están mermadas las posibilidades de reacción y repuesta por parte del gobierno; si no que desde el 23 de enero cuando Guaidó se proclamó como encargado, a partir del desconocimiento de un segundo mandato de Maduro, iniciado unos ocho meses antes y apuntalado por el apoyo de varias naciones. Ahora el dirigente opositor, habría logrado movilizar una masa de seguidores, a una serie de convocatorias, con un objetivo claro la solicitud del cese de una usurpación; la cual ha sido resistida sólo con apoyo de representantes de otros poderes. Si se observa un estancamiento del conflicto político, es porque ocurre un reacomodo de las fuerzas, a las partes sostener la tesis del todo o nada, chocaron en su huida hacia adelante; No hay ganador, ni vencido, tan temerario fue el levantamiento, como la arremeta en contra de los diputados, bajo las circunstancias en curso. Por lo que ahora evalúan posibilidades. Por lo que no debe extrañar que sigan ocurriendo los encuentros, casuísticos o formales, cómo está planteado para las próximas semana en alguna isla Caribeña ‘Dominica o Barbados’ por su relación de proximidad con el país; Guaidó negó que se trátase de una negociación o que haya habido un cara a cara con los enviados del gobierno; agregó que contactos forman parte de las opciones para el cese de la usurpación y la convocatoria a unas elecciones. En cambio Maduro está obligado, a que le flexibilicen las sanciones, asume el diálogo con otro interés, no es solo como en anteriores donde buscaba tiempo para seguir repartiendo, o reacomodando cuadros, en esta oportunidad le falta la comunicación y arreglo con los EEUU. Al gobierno le sirve el diálogo, en su táctica de dividir y generar cuestionamientos en la oposición, que acuse el desgaste. Para la oposición es tiempo para organización, análisis de jugada, consolidación de nuevos apoyos, y debería aprovechar el tiempo para generar una política interna local. Tanto gobierno como oposición después del 30 de Abril, saben hasta donde pueden llegar, saben que no hay un solo camino, o que las bases no sean tan solidas. No basta sólo el diálogo o amenaza de intervención el estancamiento que tanto preocupa, obligó a buscar opciones, incidió el resquebrajamiento en las bases y la postura de las naciones. Cuando estudios de opinión para los primeros días de Mayo, como Delphos, reportan que el apoyo a Guaido del 63% que llegó a tener ha bajado a 59%, cifra muy similar al (58%) que le confiere el estudio de GBAO, a Maduro llegar al 15%, está en su punto más bajo según lo mide encuestas de Seijas, y el grupo de investigaciones estratégicas de Washington mide el nivel de insatisfacción del gobierno en 75% en el total, pero de 98% el sector de la población no identificado con las partes. El parece abierto a varias estrategias: desde el quiebre institucional, a las sanciones y posibilidad de intervención encabezada por los Estados Unidos, suma el tablero de un diálogo, mediado; mientras prosiguen otras diligencias diplomáticas, y de política internacional. No son tiempos de que sentados en una mesa el gobierno, esperaba pasar la tempestad, aceptó un mediador neutral ante la opinión del mundo, en los tiempos que sus aliados buscan estabilidad en sus intereses; avanzaría solo que el 30 de Abril le permitió hacerse de voceros propios, que le garantizan representación y apuesta a futuro; la Oposición en cambio siempre va en mejor posición, aún cambiando de ruta, podría salir con algo, peor sería la nada. @AnibalSanchez

LINK ORIGINAL: Tenemos Noticias

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation