Con la Constituyente: ¿La paz o la papa? - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Aporrea / La reciente convocatoria a una nueva constituyente de parte del presidente Maduro, persigue como gran propósito, la consecución de la paz en el territorio nacional, a modo de antídoto frente a los hechos violentos promovidos y financiados por el imperio y sus lacayos criollos, con la intención de darle quiebre extra constitucional al actual gobierno de la revolución bolivariana.

Al poner la paz como supremo fin de la asamblea constituyente, se está esquivando el origen esencial de la actual crisis política venezolana, pues para nadie es un secreto que del principal problema que hoy acogota a la clase que depende de un salario en Venezuela, es precisamente la precarización de este emolumento y la imposibilidad de cubrir ni siquiera la cesta alimenticia. La caída del salario real en los últimos tres años ha sido bestial, decretada por un proceso inflacionario inducido por el capital para apoderarse en el menor tiempo, posible de la renta petrolera. Esta brutal caída del salario real fue una de las determinantes que produjeron la abstención de dos millones de electores chavistas en la derrota de 6D-2015. En este orden de ideas, podemos afirmar que la actual constitución bolivariana, no ha servido de dique de contención para las apetencias del capital que ha echado sobre los hombros del trabajador, el costo de la crisis económica mundial y nacional, manifestada en la caída de la tasa de ganancia. Tampoco ha sido obstáculo para impedir las llamadas las Zoneas Económica Especiales donde no rigen varias leyes creadas por el chavismo, como la Ley del trabajo.

En atención a lo expuesto, y aplaudiendo el corajudo llamado del presidente Maduro a convocar una nueva Asamblea Constituyente, creemos llegada la gran oportunidad de cristalizar una de las últimas grandes banderas del Comandante Chávez: El Golpe de Timón en una de cuyas páginas leemos: "Tenemos que asociarnos con los pequeños productores, pero tenemos que injertar la propiedad social, el espíritu socialista, a lo largo de toda la cadena, desde el trabajo de la tierra, donde se produce el mango, la guayaba, la fresa, hasta el sistema de distribución y consumo de los productores que de ahí salen". En consecuencia, el fin supremo de la asamblea constituyente convocada, no es otro que el de reimpulsar el socialismo a nivel constitucional, para defender la papa que cada día se le hace más difícil de obtener a la clase trabajadora.

Si perdemos de vista la consecución de la papa en esta gesta constituyente, no podemos jamás conseguir el respaldo de las grandes mayorías chavistas que en la última elección, no acudieron a sufragar por los candidatos de la revolución, debido a los dictados de sus estómagos vacios producto de los escases de alimentos. Sin la esperanza de darle solución de continuidad a la penuria alimenticia que acogota a nuestro pueblo, la aspiración de ganar la asamblea para la revolución será un sueño de virgen loca.

A fin de posicionar en el imaginario popular, la obtención de la papa como fin supremo de esta asamblea, se hace impepinable dos requisitos didácticos: a) Explicarle a las masas que la actual crisis política es la cruda manifestación del más grande fracaso histórico alcanzado por la burguesía venezolana como clase llamada a desarrollar las fuerzas productivas nacionales. Es decir, aclarar que la que ha fracasado en Venezuela es el capitalismo alimentado por el petróleo y no el socialismo y b) Hacerle llegar al electorados los fundamentos que tipifican el socialismo como modo de producción anticapitalista, de los cuales se deducirán las propuestas constitucionales concretas, para edificar en estos linderos una sociedad que garantice los satisfactores esenciales de la existencia humana. Así de fácil.

 

Con la Constituyente: ¿La paz o la papa?

Con Información de Aporrea

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Follow Me

.