Con Calleri y Carrizo, Boca le quitó la ilusión a Independiente - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / La Razon / Pese a no haber puesto todas las fichas en este partido, Boca, que sólo piensa en su partido de vuelta con River por la Sudamericana, encontró el gol con mucha facilidad, cuando sus hinchas todavía no se habían acomodado en las butacas.

En La Bombonera, Calleri marcó el primer gol a los 5 minutos, para llevarle tranquilidad a su equipo, que preservó buena parte de sus titulares (ni siquiera es juega el arquero Orion) de cara al jueves, en el encuentro que se disputará en el Monumental. El delantero contó con gran ayuda del Ruso Rodriguez, que salió mal a despejar la pelota y le abrió las puertas de su arco.

Independiente, en tanto, veía diluirse su chance de seguir prendido en la punta y ya especulaba pensando en Racing, para que le saque puntos a River y que, a su vez, tampoco se le aleje en la pelea por el campeonato.

El visitante sintó el golpe y no se iba a recuperar, momentáneamente, hasta el segundo tiempo. Pasados los 20, el que tuvo el segundo fue el chileno Fuenzalida, pero al ingresar al área visitante por derecha, su remate fue muy flojo y salió desviado. Además, Rodríguez, debió ir abajo para ganarle un mano a mano a Calleri, muy bien habilitado por Castellani.

El Rojo parecía estar dormido, dándole otra chance al Xeneize a 10 del descanso: tras el desborde por izquierda de Carrizo, el zurdazo de Insúa se desvió en el zaguero Aguilera y la pelota se perdió en el tiro de esquina.

Si bien el equipo de Arruabarrena comenzó mejor la segunda etapa, Independiente, encontró el empate a los 10 y lo hizo con un golazo: Pisano recibió cerca del área, tirado a la derecha, enganchó hacia el medio y soltó un zurdazo cruzado, inatajable para el arquero Trípodi.

Cuando parecía que los de Almirón se comerían el partido para estirar la diferencia, tras una mano intencional, Herrera le mostró la segunda tarjeta amarilla y la consecuente roja a Bellocq. En el rearme, el DT mandó a Figal y sacó a Pisano e ingresó Benítez en lugar de Penco.

Con el panorama más abierto, el ida y vuelta parecía favorecer a los de Avellaneda, dándole la chance a Mancuello: tras tirar un caño, sacó un zurdazo demasiado cruzado. Lo que no sabía la visita es que le daría a los de La Boca una nueva oportunidad. Peleó y ganó la pelota Carrizo sobre la izquierda y cuando Rodríguez salió a atorarlo, se la cedió a Calleri, al que otra vez solamente le bastó empujarla para poner el 2 a 1.

Aunque quiso, y con algunas intermitencias, Independiente no iba a encontrarle la vuelta a Boca, que aprovechó todas las falencias del rival para hacerse fuerte. Así, con una nueva asistencia de Carrizo, fundamental en el armado de las jugadas de su equipo, asistió con un centro a Gigliotti, que cerró el 3-1 final. Así, con el ánimo en alza, Boca sólo piensa en River. Mientras, Independiente saca cuentas y espera la definición de la Academia y el Millonario.

Con Información de La Razon

Entornointeligente.com

.




.

Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me




.