COLOMBIA: Tola y Maruja cuentan cómo fue el patatús de 'Tirochenko' - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Espectador / Apreciadas chuchumecas,

Soy un simpatizante del partido FARC y supe que nuestro candidato presidencial sufrió un paro cardiaco. Esta es una buena noticia para la reconciliación porque comprueba que Timochenko sí tiene corazón. ¿Es cierto que ustedes estaban con él? ¿Qué cuentan?

Atentamente,

Luis Mamerto

***

Querido calzonsingente,

Por su letra vemos que trabaja más el príncipe Harry. Precisamente nosotras estábamos con Tirochenko cuando se le arrimó “la pelona”, pero apenas lo reconoció la pobre salió de güida.

¿Se arrecuerdan que Tola y yo estábamos de asesoras espirituales del candidato Ordóñeze? Pues nos echó porque le propusimos quemar el libro Tola y Maruja sin agüeros , pa impulsar el segundo tiraje.

Entonces nos llamaron de la campaña del candidato “del común”, dotor Tirochenko , y nos tocó el patatús que le dio en Fusagasugá, cuando la parca, inocente ella, se lo intentó alzar.

Estábamos precisamente hablando con él sobre las medidas de seguridá que debemos adotar pa sus correrías y le propusimos arquilar el papamóvil que usó Su Santidá Francisco o el carro-vitrina de Pachito Santos.

Cuando menos pensamos, a Tirochenko le dio la pálida, se puso blanco como un papel, como si hubiera visto a la mismísima Corte Penal Internacional, y cayó redondo (literal).

Entre Tola y yo lo sacamos rodando, lo subimos por dos tablas a la volqueta y lo llevamos a urgencias, donde el cirujano lo atendió de una, seguramente por la curiosidá de ver qué tenía por dentro.

Hay que operalo del “mango” -nos dijo el médico-, y sería bueno llamar un sacerdote, por si las moscas… Entonces pensamos en el padre Francisco de Rus, pues sería matar dos pájaros de un tiro: confesor y de la Comisión de la Verdá.

Afortunadamente no hicieron falta los santos óleos porque Tirochenko resucitó, y nos contó que alcanzó a ver el túnel, pero que no pudo dentrar porque lo habían dinamitao los muérganos del Eln.

Le dijimos que mejor descansara y se durmió como un angelito, pero al rato se dispertó de un brinco y nos dijo que había tenido una pesadilla: quizque necesitaba un trasplante de corazón y que el donante era Uribe.

Mientras Tola le daba la gelatina sin sabor y yo le reteñía la barba, le dijimos: Tiro , este es un aviso de Dios… sería bueno que recuperés la fe. ¿No te gustaría hacer la primera comunión?

Le recalcamos que él no estaba pal voleo de una campaña eletoral y menos pa ese chicharrón que es la Presidencia de Colombia… Y al oír “chicharrón” nos mandó por una picada.

En esas llegó el médico y nos dijo que había que hacer una cirugía a corazón abierto y que íbamos a necesitar sangre. ¿De cuál tipo, dotor?, preguntó Tola. Fría, dijo el galeno.

Tus tías que te quieren,

Tola y Maruja

Posdata: Siempre se alcanzó a asustar Tirochenko cuando le dijimos que estaba en la clínica Chao.

Ñapa: Carta de Uribe: El Ubérrimo, febrero de 2018. Señores Corte Suprema de Justicia. Honorables hijuep…

Ñapita: Le deseamos a Tirochenko que se recupere.

Payola: Vayan a ver la película “Matar a Jesús”, de la joven revelación Laura Mora, una berriondita pa dirigir.

COLOMBIA: Tola y Maruja cuentan cómo fue el patatús de ‘Tirochenko’

Con Información de El Espectador

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.




.

Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me




.