COLOMBIA: ¿QUIEN PAGÓ EL CAFÉ? - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Colombiano / A finales del siglo pasado y en vísperas de elecciones para alcaldías, recibí una llamada a mi celular:

–¿Quién es? – Pregunté.

–Hola Raúl, te habla Sergio Fajardo. ¿Cómo estás?

Conocí a Sergio cuando fue subdirector de EL COLOMBIANO y éramos buenos amigos, porque su familia fue muy apreciada en Sopetrán. Su abuelo, el coronel Valderrama, padre de doña Mara, fue alcalde de mi querido Sopetrán y la familia Mejía Valderrama dio varios profesionales muy importantes en mi pueblo. Además, doña Mara Valderrama, fue una de las mujeres más hermosas que he conocido.

La llamada de Sergio Fajardo era para invitarme a un café, que yo acepté como columnista bien educado que soy. Y el café era la disculpa para proponerme que le ayudara en su campaña para la alcaldía de Medellín. Yo había sido el gerente de las campañas de Juan Gómez y de Luis Alfredo Ramos para la alcaldía de Medellín y en ambas triunfamos. Pero yo ya estaba trabajando en la campaña de Sergio Naranjo y así se lo manifesté al candidato Fajardo.

–Amigo Sergio, le dije. Yo lamento que no te pueda ayudar por mi compromiso con el otro Sergio, pero con mucho gusto, pago esta invitación al café y los buñuelos como un aporte a tu campaña.

El matemático se sacudió sus cachumbos y sonriendo aceptó mi propuesta y me dejó pagar su invitación sin más comentarios.

Por eso me atrevo a decir que el café que se tomaron esta semana Sergio Fajardo y Humberto de la Calle, lo pagó este último. Lo digo por experiencia y sin ánimo de molestar, como les cuento lo que me pasó después.

Como todos sabemos, Fajardo ganó la alcaldía y a los pocos meses de posesionado, y cuando estaban acaparando todos los cargos del municipio con una voracidad que nadie había practicado hasta entonces con tanta angurria, me atreví a solicitar una audiencia con el alcalde para pedirle que dejaran a mi amigo el sargento (r) de la Policía, Raúl Arias como jefe de seguridad del Municipio.

–Como tu amigo y aportante a la campaña (cobrando el café y los buñuelos) te solicito que dejes a mi amigo, el sargento Arias que está cumpliendo una gran labor.

Pues Arias voló de su puesto al otro día como todos los demás que había dejado Luis Pérez, el anterior alcalde.

Así llegó el matemático, que dizque no era político, ávido de puestos hasta de los más insignificantes, para vincular a todos los amigos que le trabajaron en los semáforos repartiendo volantes. Hablan y no actúan. Prometen y no cumplen. Su alcaldía sirvió para buscarle puesto a Alonso Salazar y para hacer un pacto secreto con don Berna para que los combos delictivos suspendieran sus andanzas en esas alcaldías.

Ñapa: Si los políticos que ayudaron a la elección de Luis Pérez Gutiérrez a la Gobernación, lo hicieron para que este les pagara con puestos y favores o para que este les consultara sus decisiones, se equivocaron de candidato. “Si a eso se levantaron, que se vuelvan a acostar”.

COLOMBIA: ¿QUIEN PAGÓ EL CAFÉ?

Con Información de El Colombiano

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.