Cómo cerrar una negociación y por qué evitar las filtraciones

como_cerrar_una_negociacion_y_por_que_evitar_las_filtraciones.jpg
Entornointeligente.com /

Mbappé seguirá vistiendo la camiseta del PSG hasta 2025. Así lo confirmó este sábado el club parisino, después de meses de especulaciones y de coqueteo entre el jugador y el Real Madrid. Los aficionados del equipo blanco no han dudado en mostrar su decepción con la elección del deportista, al que acusan de traición.

Muchos lo daban por hecho, pero la realidad es que no había un acuerdo cerrado entre el Real Madrid y el futbolista negro sobre blanco. Y al no haberlo, tampoco ilegalidad. «Si no hay siquiera un acuerdo precontractual y todo se basa en negociaciones verbales, no hay compromiso ninguno, el jugador tiene libertad total», asegura Juan de Dios Crespo, director del máster en Derecho Deportivo Internacional Práctico de Esade Law School.

Para Francesc Cruces, director del máster en Sports Management de EAE Business School, este caso no responde tanto a una mala capacidad de negociación como a un fallo en la gestión de las expectativas. «Es prácticamente imposible llevar en secreto las negociaciones de un caso así», reconoce el experto. No obstante, no cree que las filtraciones hayan jugado en contra de que haya un acuerdo entre Mbappé y el equipo de Florentino Pérez. Las tres partes implicadas (los dos clubs y el futbolista) ya conocían los términos de las diferentes ofertas cuando estas han saltado a los medios y ninguna de ellas ha dado el acuerdo por cerrado antes de que estuviera firmado.

«No ha habido ni filtraciones ni declaraciones oficiales por parte de ninguna persona cualificada para ello. Lo que ha habido en todo momento son más deseos por parte de la afición que datos concretos», apoya el profesor de Deusto Business School Jon Segovia. A la hora de llevar a cabo una negociación profesional, comenta el docente, es fundamental no dejarse llevar por las emociones. Por eso, defiende, Florentino Pérez ha hecho una mejor negociación plantándose que si hubiera cerrado el acuerdo a cualquier precio. «Se le podría haber llenado la boca con ofertas pensando que había que conseguirlo como sea y acabar pagando un sobreprecio tan grande que arrastre todo el resto de operaciones», justifica Segovia. Un problema que, de hecho, esta por ver si le acaba estallando al PSG.

Discrepa el socio de Talengo José Ignacio Jiménez, quien cree hubiera sido más fácil que el acuerdo llegara a buen puerto si el Real Madrid hubiera respetado dos máximas de cualquier negociación: no demorarla en el tiempo y mantenerla en secreto. «Los fichajes que tardan mucho en cerrarse suelen acabar mal», avisa. Un error al que se le suma el hecho de que todo ha ocurrido a cara descubierta. «Llevan dos años negociando con una persona muy expuesta. Cualquier tipo de conversación de este tipo debe incorporar cláusulas de confidencialidad», prosigue el portavoz de Talengo.

Esto no solo le ha dado capacidad al PSG de reaccionar y contraofertar, sino que también ha contribuido a que el jugador se haga más fuerte. «Al sentirse tan deseado, Mbappé ha debido negociar unas condiciones muy buenas. No solo económicamente, sino también en cuanto a poder de decisión dentro del club», expone Jiménez. La duda que queda es si el jugador ya había tomado la decisión de quedarse desde el principio y solo ha usado al Real Madrid para inflar su propio valor o si de verdad estaba dispuesto a darle una oportunidad. «Hay gente que tiene claro que nunca se va a ir a la empresa que le ha hecho una nueva oferta, pero busca la manera de sacar ventaja de ello», prosigue. En cualquier caso, el portavoz de Talengo tiene claro que el único beneficiado de todo esto es el jugador: «Mbappé es el gran beneficiado, no el PSG. Es cierto que el Madrid ha perdido, pero ya veremos qué pasa con el PSG porque es muy peligroso darle tanto poder a un solo jugador», insiste.

También Cruces lo ve conflictivo y alerta sobre que los equipos podrían estar pasando por alto el fair play financiero (las regulaciones de la UEFA para que los clubs no gasten más de lo que ganan y comprometan su supervivencia). «Los controles están quedando en evidencia, es un mecanismo que está visto que no funciona», comenta. El PSG acumula 350 millones de euros de pérdidas e invierte 629 millones de euros en masa salarial. «No se conoce exactamente el ratio que representan los sueldos en los ingresos, pero parece evidente que no se está cumpliendo con la norma», señala el profesor de EAE Business School.

LINK ORIGINAL: Cinco Dias

Entornointeligente.com