Ciro Colombara desembarca en el metaverso y arma nueva oficina tras separarse de históricos socios

Entornointeligente.com /

«El mundo va hacia el metaverso, las empresas de servicios van a tener que subirse a esta tendencia y no me refiero a largo plazo, sino antes de tres años», asegura Ciro Colombara, quien esta misma semana inauguró -con avatar incluido- su propia oficina en el metaverso: el estudio de estrategia legal Colombara, siendo además la primera firma de abogados en América Latina en sumarse a la virtualidad.

Esta innovación obedece –apunta- a una visión distinta de la profesión y del futuro. «Esto es lo que viene, pero acá no lo estamos viendo, estamos enfrascados en otras discusiones y la coyuntura política-económica. Pero el estallido social, la pandemia y los otros temas que estamos discutiendo hoy en Chile están muy lejos de lo que va a ser la realidad, la Inteligencia Artificial, los puestos de trabajo que van a dejar de existir, nuevos oficios o profesiones y nuestra industria está muy atrás en estos temas», afirma.

Justamente son las distintas visiones de un proyecto común lo que gatilló la reciente separación del estudio Rivadeneira, Colombara, Zegers (RCZ), la firma de litigación compleja que fundó en 2009 junto a Ricardo Rivadeneira y Rodrigo Zegers. «Fue un proyecto exitoso, pero en los últimos años empezamos a tener visiones distintas y por lo tanto, era natural que eso se plasmara en el surgimiento de tres proyectos independientes», dice Ciro Colombara, quien añade que –en su caso- sí aplica esto de la separación en «buenos términos».

Lo anterior se traduce en que no solamente continuarán ocupando un espacio común (el mismo piso en sus oficinas de Alonso de Córdova) sino que seguirán atendiendo algunos casos y clientes en conjunto. En lo concreto, de las 25 personas que trabajaban en la firma, poco más de una docena seguirá con Colombara y el resto se dividirá entre las oficinas de Rivadeneira y Zegers, respectivamente.

La marca Colombara ya puede ser ubicada en la cadena de bloques de Etherium. La apuesta legal

El proyecto de Ciro junto a su socio, Aldo Díaz va por el lado de profundizar su apuesta por la litigación compleja y el desarrollo de estrategias legales sofisticadas y, paralelamente, sumar una nueva área práctica especializada en metaverso.

En el caso de esta última, la abogada a cargo será Rachel Grez, especialista en Inteligencia Artificial y nuevas tecnologías y quien además tendrá bajo su alero los temas de blockchain, criptomonedas y NFT.

Pero lo que corona esta apuesta es su presencia en el metaverso, donde levantaron una oficina junto a un equipo de especialistas y técnicos. El diseño fue realizado por el arquitecto Sebastián Irarrázaval y el desarrollo liderado por Nicolás Riquelme, un estudiante de Computación e Ingeniería en Software de la Universidad Católica que conocieron en el Congreso del Futuro.

Dentro de los distintos mundos virtuales que existen, optaron por establecerse en el metaverso de Spatial, que es una plataforma de reuniones y eventos que entrega una experiencia inmersiva y está enfocada en promover la cultura y el conocimiento.

Para Colombara es casi obvio que empresas de servicios migren a este tipo de plataformas no necesariamente buscando negocios, sino como una nueva forma de interactuar con clientes y trabajadores, sobre todo ahora que ya están más habituados a la flexibilidad y el trabajo remoto. «Es anticiparse a una forma de trabajo y de relación que será un estándar en el corto plazo», dice.

Aldo Díaz complementa, señalando que si bien estar en el metaverso hoy no significa obtener más ingresos, «en la medida que se vaya profundizando y desarrollando también se van abriendo mercados. Ahora son juegos, ya se están comenzando a instalar empresas, productos, intangibles, y ellos el día de mañana van a necesitar asesorías y a esto también aspiramos nosotros», destaca.

De hecho, ya los han contactado otras empresas para conocer su caso y también para analizar posibles litigios, que por ahora solo están en estado de análisis.

A nivel internacional, la experiencia legal en este ambiente es incipiente. En Estados Unidos el primer estudio en lanzar una oficina en el metaverso fue Arent Fox, con quien Colombara ya ha tomado contacto, y que a la fecha ha asesorado para estos temas a PwC, varios equipos de la NBA, además de marcas como Diesel y Victoria´s Secret.

Firmes en litigios

Ya en el mundo físico, Colombara y Díaz no se pierden en su visión de abordar los conflictos legales desde una perspectiva multidisciplinaria, lo que, a su juicio, los ha llevado a ganar al menos una decena de casos de connotación pública en los últimos nueve meses, posicionándolos también en el radar internacional, donde ahora representan a uno de los excandidatos presidenciales encarcelados en Nicaragua.

¿Su fórmula? Analizar los conflictos desde distintas perspectivas: civil, penal, constitucional, de derechos humanos y comunicacional. «Lo que no es habitual en una oficina legal especializada en litigios, pero que nos resulta muy eficiente y eficaz», explica Díaz.

Para enfrentar esta nueva etapa el estudio se reforzó con tres consejeros: José Antonio Viera Gallo, Andrés Manke e Ignacio Melo. Además de contar con dos directoras: Amelie Kim Cheang (cientista política) y Anna Albano, esta última abogada venezolana experta en temas regulatorios y urbanísticos.

Aunque ya perciben la avalancha legal y litigiosa que podría venir con la eventual aprobación del nuevo texto constitucional, por el nivel e intensidad de las consultas de sus clientes, esta dupla se mantiene firme en su intención de permanecer como una firma boutique y a «escala humana», y para ello ya están estableciendo acuerdos de exclusividad con sus clientes, según su sector o rubro.

LINK ORIGINAL: Diario Financiero

Entornointeligente.com