Christopher Isherwood sin aditivos - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Entre novelas, memorias y artículos periodísticos, Christopher Isherwood (Cheshire, 1904; Santa Mónica, 1986) escribió una treintena de libros, amén de un buen número de guiones cinematográficos y obras de teatro. Fue uno de los escritores ingleses más importantes de su generación. Y sin embargo dudaba de su talento. «Yo quisiera escribir novelas, novelas de verdad, pero a lo mejor soy incapaz», le escribía a su madre en 1939 desde Nueva York.

Con 35 años, después de abandonar su Inglaterra natal, ya lejos de Berlín por miedo a que los nazis persiguieran su homosexualidad, había escrito «El monumento», «El señor Norris cambia de tren» y «Adiós a Berlín», sus tres obras más emblemáticas. Todas ellas, como la mayor parte de sus títulos, de un marcado carácter autobiográfico. «Puede que haya llegado al límite de mi talento», se lamentaba. «Podría describir a cualquiera, cualquier cosa del mundo, pero no sé construir una historia».

En Isherwood, «la distinción entre invención y autobiografía es sobre todo un problema de técnica», resumió su biógrafo Brian Finney . Hizo de sí mismo un personaje de ficción, y esa construcción comienza en su propio pasado. Hijo de un coronel de la Armada británica que murió en la Primera Guerra Mundial, pronto se rebeló contra la gloriosa evocación de su padre. Era su madre, Kathleen, quien intentaba atarlo a una época que no estaba hecha para el chico indómito de las letras inglesas. Christopher reaccionó contra esa educación férrea.

LINK ORIGINAL: ABC de España

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

146909