Centros de acopio: pieza vital para conservación y el cuidado de la leche

Entornointeligente.com /

La ganadería bovina es uno de los subsectores más importantes del sector pecuario en la República Dominicana. Hace un aporte abarcador, si se toma en cuenta que el ramo agropecuario se expande de alguna manera por las 32 provincias del país.

Los números oficiales dan cuenta de que garantiza sustento a más de 300 mil dominicanos y dominicanas. Si se mira por el lado de la producción lechera, en el país esa actividad ha experimentado un crecimiento positivo aunque con algunas interrupciones o altibajos, llegando en la actualidad a producirse alrededor de 1.6 millones de litros diario.

Y para asegurar esa leche, en términos de su cuidado y manejo, los centros de acopio son fundamentales. Han ido multiplicándose, hasta pasar de una cantidad pequeña en el pasado, a un total de 164 en toda la geografía nacional, fomentados, esencialmente por el Consejo Nacional para la Reglamentación y Fomentación de la Industria Lechera (Conaleche) y diferentes industrias.

Con la refrigeración en los centros de acopio, la leche se conserva en condiciones de calidad e inocuidad original. Pero además, son una suerte de «pie de amigo» para mejorar la rentabilidad y seguridad de comercialización de amplios segmentos de pequeños y medianos productores de leche dominicanos, que por esa vía acceden a canales formales de comercialización y se beneficiante de mejores precios en el mercado.

La última vez que se levantó un registro sobre el número de ganaderos en la República Dominicana, se determinó que había 68,856 productores, que para entonces poseían una superficie para ese tipo de actividad de 17,050,485 tareas. Dentro de esa población de ganaderos, el número de explotaciones lecheras comerciales se estimaba en unas 20 mil unidades.

Las fincas de ganadería a nivel local suelen ser pequeñas y comprenden menos del 12 % del número total de cabezas. De acuerdo con el Plan de Transformación de la Matriz Energética del Sector Lechero Dominicano, del total de productores, el 80 % tiene menos de veinte cabezas y el 65 % tiene menos de diez.

Sinergia interinstitucional La matriz a que se hace referencia fue elaborada por el Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA) en coordinación con otras instituciones, entre ellas la Dirección General de Ganadería (Digega), el Ministerio de Energía y Minas, el Conaleche, la Superintendencia de Electricidad y La Comisión Nacional de Energía, así como entidades del sector privado, entre ellas la Asociación de Productores de Leche (Aproleche).

El mismo estudio indica que el promedio nacional de cabezas bovinas por productor es de 28 unidades, cifra superada por las regiones Este y Nordeste.

En términos porcentuales, la región Este concentra el 28 % del total de ganado, seguido por la región Nordeste con un 19 %; en contraste con la región Sur que sólo posee el 5 % del total, lo cual indica, que las distribuciones de ganado difieren mucho por regiones, lo que tiene repercusiones en términos de los ingresos generados por la actividad en cada región.

Cuando se analiza la competencia internacional, el sector lechero es uno de los más sensibles, lo que indica que requiere un soporte técnico y económico, para garantizar un crecimiento sostenible. Es un sector con alto potencial de crecimiento, siempre y cuando la estructura de costo sea competitiva.

Inyección energética Con la implementación del Plan para la Transformación de la Matriz Energética del Sector Lechero Dominicano, las instituciones participantes buscan contribuir a la seguridad alimentaria y energética del país, así como a la sostenibilidad ambiental.

Se ha dicho que el proyecto contribuirá a reducir costos y a aumentar la rentabilidad de la ganadería, con lo cual se crearán y estabilizarán fuentes de empleos en las zonas rurales y se incrementarán los ingresos de las familias residentes en el campo.

El proyecto contempla sustituir y/o minimizar considerablemente el uso de la energía convencional por energía renovable, a través de la instalación de un sistema de paneles solares fotovoltaicos, sumando valor agregado a las fuentes primarias del sector ganadero, a fin de dar sostenibilidad a la producción de leche a nivel nacional.

Ha sido conceptualizado inicialmente como «plan piloto» que beneficiará directamente 30 organizaciones ganaderas que poseen centros de acopio dentro, de la totalidad registrada con centro de acopio a nivel nacional, según Hecmilio Galván, director ejecutivo del FEDA.

Las 30 asociaciones de ganaderos seleccionadas para el proyecto piloto funcionan como 30 centros de acopio lecheros, con una producción promedio entre 96,000 y 114,000 litros de leche al mes.

De la ganadería se sustenta una cantidad importante de familias en el país. Reunir y despachar Los centros de acopio cumplen la función de reunir la producción de los ganaderos, destinada para la conservación, de forma tal que esa leche mantenga sus propiedades y se garantice la calidad del producto así como su duración por medio a su enfriamiento.

Sin embargo, una de las amenazas principales para la sostenibilidad de esos centros de acopio en el país, son los costos energéticos, ya que la situación actual que presentan en materia energética está muy a merced de las constante fallas producidas por un sistema eléctrico que en ocasiones se torna inestable; como en este momento.

Por tanto, eso obliga a la autogeneración a través de pequeños generadores, llegando a provocar grandes pérdidas en la conservación de la leche y su calidad, además de un elevado costo de enfriamiento que va en detrimento de los productores y consumidores.

LINK ORIGINAL: El Caribe

Entornointeligente.com