Centésima serenata de la Mavare a la Pastora - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Globovision / Por Juan José Peralta

Este año –como manda la tradición larense– la Marcha del clarinetista tocuyano Napoleón Lucena sonará de nuevo en el centésimo recibimiento de la Orquesta Mavare a la imagen venerada de la Divina Pastora en su visita 159 a Barquisimeto. Esta ofrenda nació hace un siglo, el 14 de enero de 1915 por iniciativa de Lucena, entonces director de esta orquesta estrenada bajo la dirección de su fundador Miguel Antonio Guerra el 31 de diciembre de 1897.

Se le bautizó en honor a Ramón Mavare, músico falconiano fallecido recién fundada la orquesta, víctima de las torturas sufridas en prisión. En 1915 Guerra dejó la dirección a Lucena quien siguió la tarea de amenizar bailes, reuniones y funciones de cine y teatro entonces acompañadas con músicos en la sala.

Al principio la Mavare recibía a la imagen en la avenida 20 con calle 16, en la tarde, porque la catedral estaba en pleno corazón de la ciudad y los caminos eran de tierra.

Concluida la avenida Vargas, en los años 50’ la orquesta comenzó a recibirla en la nueva vía con la 20 y la mudanza a la nueva catedral también cambió la ruta. Desde 1988 se da la bienvenida en la plaza Macario Yépez, en su trayecto por la avenida Morán.

Los músicos más destacados de la región, como Antonio Carrillo, Ángel María Abarca, Rafael Miguel López y Napoleón Sánchez Duque han pasado por los atriles de la centenaria agrupación.

En 1947 Juancho Lucena fundó en Caracas –con menos músicos– la Pequeña Mavare, copia de la dirigida por su hermano. Necesitaba oír los acordes de la original en sus añoranzas capitalinas adonde se fue a estudiar.

Una de las más reconocidas piezas de Napoleón Lucena es Endrina, considerada himno sentimental de los larenses. Todas las tardes la colocaban en el cine Rosal, cuando iba a comenzar la proyección: Lucena era el administrador del cine.

Napoleón Lucena la dirigió hasta 1966 y su hermano Juancho la asumió hasta 1989.

La Dirección de Cultura de la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado la socorrió de sus carencias, la hizo parte de su patrimonio cultural y hoy está bajo la dirección del violinista tocuyano Ángel Eduardo Montesinos quien anunció su retiro desde este 14 de enero. Se va con su música a otra parte.

Con Información de Globovision

Entornointeligente.com

Follow Me

.