Carlos Paparoni: "El 2019 será un año marcado por el estómago vacío de los venezolanos" - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

El partido Primero Justicia se pronunció en torno a la situación alimentaria de Venezuela para el 2019 y expresó que será un año aún más difícil que el anterior, como consecuencias de las medidas anunciadas por el gobierno y las que anunciará en los próximos días, con las cuales  la  industria alimentaria en el país se verá amenazada al extremo de representar un reto casi imposible para ella el poder sobrevivir o permanecer abierta.

 

Carlos Paparoni, diputado a la Asamblea Nacional indicó que el 2018 fue un año muy complejo, no solamente para el sector productivo del país sino también para cada uno de los venezolanos y que el 2019 se vislumbra como un año aún más duro ya que será  cada vez  más difícil poder acceder a los alimentos.

 

El parlamentario compartió algunas cifras importantes con las que cierra el 2018 e indicó que según la empresa ENCOVI, el año cerró con más de 15 millones de venezolanos como pobres, lo que quiere decir que hubo un aumento desmedido desde que  Nicolás Maduro tomó las riendas del poder, cuando Venezuela  tenía menos de 2 millones de pobres. “Lo que quiere decir que lo único que Nicolás Maduro ha podido producir en este tiempo en el poder es justamente más pobres, y lo vemos reflejado por la inflación y la falta de producción que se muestra en Venezuela”.

 

Paparoni  acotó que Venezuela pasó de ser uno de los países en América Latina donde tenía el más alto estándar de calidad de vida de sus habitantes, a ser uno de los países donde se está trabajando para poder comer, a la vez que añadió que “esto es así por el tema de oferta y la demanda, lo que demuestra que han terminado de cercenar y de acabar con nuestra producción Nacional”.

 

“En el caso del maíz blanco y amarillo, materia prima para las arepas, alimento venezolano, para 2018, del maíz blanco se pudieron producir apenas  160 mil toneladas del millón 300 mil toneladas que es nuestro consumo al año, y del maíz amarillo apenas 520 mil toneladas del 1.8 millones de toneladas que consumimos al año. Desde 2008 al 2018 solamente en un rubro como el maíz, hemos tenido una caída del 65% de producción”, aseguró el diputado.

 

Siguió explicando que “en el caso de la inflación en Venezuela cuando la reconversión, el cartón de huevos costaba 4 millones de bolívares, para hoy si llevamos el cálculo a  BsF, ese mismo cartón costaría 330 millones de bolívares, hemos visto una inflación desde el día de la reconversión económica de 8.250%”.

 

“En la producción de arroz pasamos de producir más de 1 millón 270 mil toneladas en 2008 a apenas producir 405 mil toneladas en 2018, lo cual alcanza para 3 meses de nuestra producción nacional”, añadió.

 

Paparoni abordó también otros rubros alimenticios y explicó que “en rubros como el azúcar, Venezuela que era uno de los países que consumía más azúcar por habitante, la disminución ha sido sorprendente. En 2008 produjimos más de 9 millones de toneladas de caña de azúcar y en 2018 no llegamos a los 4 millones de toneladas, lo que representa a una caída del 62% en menos de 10 años”.

 

En este orden el también dirigente justiciero aseveró que se está observando una contracción en la producción de alimentos en el país. “El rubro del pollo y las carnes bovinas o porcinas en el país, también se ha visto afectado, y las consecuencias de las decisiones del estado serán aún mayores en el 2019. En pollo Venezuela llegó a consumir 42 kilogramos por habitante, el año 2018 cerró apenas con 12 kilos de pollo por habitante, respecto a la carne vemos la caída a un promedio de 6 kilogramos por persona, con el último trimestre en 1.4 kilogramos por habitante, y es que no han entendido que lo que necesitamos los venezolanos es justamente mayor producción en el país, ya que afecta directamente a lo que es el precio de estos rubros”.

 

Paparoni concluyó asegurando que “lo único que está claro y que se puede deducir de esta realidad, es que este modelo está diseñado para tener altos índices en la corrupción y altos índices en los sobreprecios. Lamentablemente 2019 pinta como un año muy difícil para que los venezolanos puedan adquirir alimentos. La inflación está afectando no solamente al sector primario sino a la industria de alimentos en el país. Si no se aplican correctivos, si nosotros no buscamos cambiar el modelo que ahora está en Venezuela será casi imposible que las principales plantas procesadoras de alimentos de Venezuela puedan sobrevivir a lo que es la amenaza de los índices de inflación que hoy está viviendo el país, lo cual no es responsabilidad de los enemigos extranjeros sino es del modelo económico que se empeñan en instalar”. 

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation