Capital del éxito - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Marca / Allá donde reposa el Mundialito. Donde las Supercopas se quedan a vivir. Donde se guardan Liga, Copa y Champions. Pongamos que hablo de Madrid. No hay en el mundo una ciudad tan exitosa en lo futbolístico en la actualidad como la capital de España. Atlético y Real Madrid son los vigentes campeones de todo lo que han jugado. La última Copa, la última Liga, la última Champions, la última Supercopa de Europa, la última Supercopa de España y el último Mundial de Clubes conviven allá donde se cruzan los caminos.

Capital del reino gracias a Felipe II, moderna y reformada por obra de Carlos III, referencia cultural gracias al Prado, romántica con Larra, republicana como ella sola del 31 al 39 y movida desde los 80, Madrid es capital del fútbol, del éxito del fútbol.

Con Cibeles y Neptuno siempre bulliciosas por el tráfico y las manifestaciones, en 2014 ambas fuentes, separadas por menos de medio kilómetro, se tiñeron de blanco primero, de rojiblanco después y más tarde de madridismo de nuevo. De alegría, de emoción. De éxito, otra vez.

La lluvia de títulos la empezó el Madrid el 16 de abril en Mestalla. Allí ganó su decimonovena Copa del Rey y Cibeles se llenó. En un mes las vallas no se fueron del Paseo del Prado. El 17 de mayo el Atlético conquistó una Liga histórica en el Camp Nou, con la consiguiente invasión rojiblanca de Neptuno. A la fuente vecina le dio envidia, porque una semana después el Madrid se estaba bañando en las lágrimas que derramaba el Atlético tras la fiesta del fútbol madrileño de Lisboa.

“Podéis decir a gritos que es la capital de Europa, podéis ganar la Liga, podéis ganar la Copa”, que cantaban Los Refrescos. Y al llegar agosto vaya, vaya, en Madrid no había playa, pero ya había una Copa, una Liga y una final de Champions con dos representantes chulapos. Y en ese mes aterrizarían otros dos títulos más, dos Supercopas, la de Europa y la de España. Repóker de triunfos en un suspiro. Y no solo eso. El Balón de Oro, Pichichi y Bota de Oro son propiedad de Cristiano Ronaldo. Y el Zamora de Courtois, el Zarra de Diego Costa y el Miguel Muñoz del Cholo, las otras conquistas atléticas de un año mágico en el Calderón.

El derbi de siempre Con Simeone y Ancelotti a los mandos, la capital se ha instalado en la felicidad deportiva. Y la vieja rivalidad entre indios y vikingos está más viva que nunca. Hubo una época, hace no mucho, en la que el pique estaba por los suelos.

El dominio del Madrid era tan aplastante que ni los del Manzanares se atrevían a lanzar bravuconadas ni los vecinos de Chamartín celebraban las victorias en los derbis como se merecen. Pero la llegada del Cholo inyectó de nuevo la cafeína en los bares, en las familias y en los grupos de amigos. Los derbis de ahora son los mejores de siempre, los más igualados, los más tensos, los más cautos para unos y otros antes del partido, no vaya a ser… Pero también los más gozados tras el pitido final.

Con Información de Marca

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.




.

Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me




.