Campaña antivectorial: el 65 % de los focos están dentro de las viviendas - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Altas temperaturas, humedad y lluvias son condiciones características del clima tropical e ideales para que el mosquito Aedes Aegypti –agente transmisor de virus como el Dengue, el Zika, el Chikungunya y la Fiebre Amarilla– se reproduzca.

Esas circunstancias favorecen el aumento de los criaderos de mosquitos, sobre todo teniendo en cuenta los problemas de saneamiento, que existen en lugares públicos, algunos centros de trabajo y en los patios de muchas viviendas, donde se deposita agua.

«En consecuencia, el ciclo de vida del vector se modifica a menos de siete días, para la aparición de nuevas generaciones de mosquitos, condición que complejiza el control que realizan los efectivos de la Vigilancia y Lucha Antivectorial», destacó a Granma la doctora Carilda Peña García, directora de Vigilancia y Lucha antivectorial del Ministerio de Salud Pública.

Teniendo en cuenta estos elementos, es imprescindible la eliminación de criaderos potenciales del vector, ya sean naturales o artificiales (pomos, botellas, bandejas de refrigeradores y huecos de árboles, entre otros), y para ello la participación de la comunidad es la principal garantía, dijo la entrevistada.

Los meses de septiembre, octubre y noviembre constituyen, de acuerdo con el ciclo biológico del vector, el periodo de alza del Aedes Aegypti, tal como ratificó, en el espacio televisivo Mesa Redonda, el doctor José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública.

De ahí que no resulte fortuito que, aun en medio de la situación energética que vive el país de manera temporal, se haya decidido asegurar el desarrollo de la campaña antivectorial como parte de las medidas para garantizar la vitalidad de servicios y programas de salud.

Tampoco es ocioso, pues el llamado que hacen las autoridades sanitarias a la población es a reforzar las medidas preventivas para evitar que prolifere el indeseable vector.

El titular de Salud Pública explicó que ante la compleja situación internacional y de la región en cuanto al comportamiento de las arbovirosis (enfermedades transmitidas por mosquitos), se decidió, como parte de un trabajo que se viene realizando cada año en periodos como mayo o junio, realizar una etapa de acciones intensivas contra el vector en el presente mes en todas las provincias del país, de manera diferenciada en los territorios de alto riesgo entomológico.

Los medios y el combustible para ello, dijo, están garantizados.

«Ningún país tiene un programa como este para abordar la situación epidemiológica», afirmó el Ministro al referirse al Programa Nacional de control del Aedes Aegypti.

Entre las medidas concretas que Portal Miranda anunció que se implementarán en esta campaña citó la pesquisa activa de casos sospechosos en aras de garantizar no solo la vigilancia, sino el aislamiento de personas con síndrome febril para su diagnóstico y su tratamiento oportuno en el caso que se requiera.

Asimismo, mencionó la decisión de acortar los ciclos de tratamiento focal de 22 a 11 días, asegurar el saneamiento de los lugares más complejos y desarrollar un ciclo intensivo de cuatro semanas de adulticida intradomiciliario y extradomiciliario en los municipios y las áreas de salud con mayores riesgos.

De acuerdo con la doctora Peña García, otra de las medidas que se promueve en esta etapa es la protección de los depósitos de agua con contenedores artesanales de abate, medio que resulta de fácil elaboración para las familias y el operario de la campaña.

«También es necesario fomentar el control biológico, a partir de la protección de los depósitos con peces larvívoros (guppys y gambusia), sobre todo para aquellos almacenamientos de gran tamaño como cisternas, aljibes y tanques elevados, en las zonas donde sea posible.

No menos importante, enfatizó el Ministro, es la participación y apoyo de la población en estas acciones. La Directora de Vigilancia y Lucha antivectorial insistió en que, si bien el operario tiene la responsabilidad de hacer una inspección minuciosa, quien conoce bien dónde puede tener un foco potencial es el morador.

«Si analizamos los indicadores entomológicos, podemos ver que actualmente el 65 % de los focos de mosquito siguen estando dentro de las viviendas, en los depósitos para almacenar agua, y que existe un 46 % de manzanas reiterativas en la focalidad», alertó en el citado espacio televisivo el Ministro de Salud Pública.

De ahí que la autorresponsabilidad de las familias y todas las personas en cooperar con el autofocal y demás medidas es la piedra angular en la prevención y control de estos virus, añadió la doctora Peña García.

Enfatizó en que se trata de ser conscientes y proactivos, abrir la puerta al fumigador y permitirle entrar, pero sobre todo realizar el autofocal en las viviendas y centros laborales: tapar los depósitos, cepillar sus bordes, echarles abate, cambiar el agua de los vasos espirituales y sanear los patios, entre otras acciones.

«La violación o incumplimiento de estas medidas –recordó la funcionaria– están contempladas en la legislación sanitaria vigente, por lo cual se exige su obligatorio cumplimiento».

«No se gana esta batalla sin el apoyo de las instituciones y el pueblo. Creemos que con estas acciones podemos bajar el índice de infestación. Si no hay mosquito, no hay riesgo», puntualizó Portal Miranda.

Por su parte, la doctora Carilda Peña insistió en la importancia de acudir a los servicios de salud ante cualquier signo o síntoma, como fiebre, rash cutáneo, enrojecimiento de los ojos, dolor de cabeza o en la espalda. «Es vital sacar al enfermo del medio para evitar la transmisión de cualquier arbovirosis», explicó.

Confiarnos y descuidar el rigor y la disciplina en las acciones dirigidas a la vigilancia integral, y a la eliminación del vector en las viviendas, centros de trabajo y sus alrededores, como vía más eficiente para evitar la propagación de estas enfermedades, es el mayor de los riesgos para la salud, concluyó.

LINK ORIGINAL: Granma

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation