BOLIVIA: "PPK, Perú y sus paradojas" - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Los Tiempos / En efecto, lo ocurrido en Perú puede ser visto como un caso extremo de las dificultades por las que están atravesando muchos países de la región al afrontar el triple desafío de encaminarse hacia el crecimiento económico, consolidar la institucionalidad democrática y hacerlo en armonía con las expectativas de una ciudadanía cada vez más exigente y menos tolerante con los desmanes de sus gobernantes.

Desde una mirada optimista, puede afirmarse que Perú ha sido durante los últimos años un modelo de éxito. En lo económico y social, porque se ubica entre los países latinoamericanos que desde hace más de una década presentan mejores indicadores. Éxitos que tienen su correlato político porque en gran medida fueron posibles por la perseverancia y generosidad con que los sucesivos gobiernos dieron continuidad a sus esfuerzos alrededor de objetivos comunes.

Paradójicamente, esos buenos resultados fueron alcanzados en medio de un constante deterioro del sistema político, lo que se refleja en la inexistencia de partidos sólidos y estables y la facilidad con que sus gobernantes cayeron en las redes de la corrupción. El solo hecho de que sus más recientes presidentes estén presos, prófugos o sometidos a juicios por malos manejos ilustra a cabalidad la gravedad de esa crisis.

Con ese telón de fondo, los recientes acontecimientos pueden ser vistos, según el punto de vista que se adopte, como una muestra de fortaleza institucional y de vigorosa lucha contra la corrupción o exactamente todo lo contrario. Y no son pocos los elementos de juicio que pueden abonar cada una de esas dos posibles interpretaciones.

Si hubiera que buscar una imagen que sintetice la fragilidad de su sistema político, bastaría recordar que el nombre del partido político que encumbró en la presidencia de Perú al recientemente defenestrado Pedro Pablo Kuczynski (PPK) era también PPK (Peruanos Por el Kambio). Toda una síntesis del desmesurado lugar que en ese país ocupan los individuos ante la inexistencia de partidos políticos dignos de tal nombre.

Con  esos antecedentes, no es fácil distinguir entre lo positivo y lo negativo; entre los síntomas de la descomposición de un sistema político carcomido por la corrupción, por una parte, y las reacciones de defensa contra esa infección, por la otra. En medio de esa confusión, sólo cabe esperar que la evolución de los acontecimientos se incline a favor de la más optimista de las posibilidades.

BOLIVIA: “PPK, Perú y sus paradojas”

Con Información de Los Tiempos

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.