Bodegones aprovechan moda del pago de productos en divisas - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

En la avenida México, a la altura de Parque Carabobo, estaba una tienda de electrónica que de manera repentina cambió de ramo. Hace poco menos de seis meses, la bienvenida al local la daba desde las vitrinas una gran variedad de vistosos computadoras, consolas de sonido, altavoces con incrustaciones de bombillos luminosos y modernos teléfonos celulares.

Todo eso cambió, porque ahora, desde que los posibles clientes pasan de la puerta son recibidos por una enorme columna formada por tarros de Nutella, empaques de distintas clases de cereales marca Kellogg’s, dulces importados, tubos de papas Pringles, chocolates Hersheleys, botellas de vinos y de whisky, carnes, quesos y charcutería importada, productos de higiene personal y del hogar, entre otros.

Se trata de un “bodegón”, uno de los tantos que se han instalado en la ciudad capital desde finales de 2018. Este tipo de establecimiento se puede conseguir en los lujosos centros comerciales del este de la ciudad, en los lobbys de los grandes hoteles, pero también en las avenidas del centro de la capital, como es el caso del local que sirvió de ejemplo para comenzar esta nota.

En estos comercios se puede conseguir alimentos, tal es el caso de una caja de macarrones que viene con queso fundido incluido. Es marca Kraft. La única alusión que hace referencia a la exquisitez de esta comida preelaborada la ofrece, apenas, las fotos del empaque, porque toda la descripción y el nombre del producto se pueden leer en inglés. Es obvio que se trata de mercancía importada de EEUU. La caja se vende en $5,00 dólares (105 mil bolívares, aproximadamente).

Algunos economistas han señalado que las personas que frecuentan estos establecimientos pertenecen a los estratos sociales alta-media del país, pero en la Candelaria se observó un “bodegón” repleto de vecinos de la zona. Marcos Stella, quien es ingeniero de sistemas en una empresa transnacional, señaló que recibe un bono “compensatorio” en dólares, lo cual le otorga la ventaja de darse “gustos” de vez en cuando.

“A mí me ‘matan’ las cervezas importadas y a mis dos hijos los Snikers y el Three Musketeers y, como cobré mi bono, me estoy gastando unos dolaritos en seis birras y dos barras de chocolate”, comentó.

Cómo se mueve el negocio Luis José Rojas, economista egresado de la UCV y profesor universitario, señaló que en el país hay gente que está recibiendo bonos en dólares y eso le otorga cierto poder adquisitivo. También están los que reciben remesas desde el extranjero.

“Esa gente es la que todavía tiene cierto poder de compra, entonces son ellos los potenciales clientes de los famosos bodegones. Pero, hay que tomar en consideración que hay otras personas que no pueden ni siquiera entrar a esos lugares”, aclaró.

Dijo que hay quienes compran, porque en el país no hay producción de muchos de los artículos que ahora se exhiben en los “bodegones”. Tal es el caso de los cereales, los productos de higiene personal y de limpieza del hogar, las carnes y los licores.

“Debido a la escasez de productos que antes se producían en el país, ha habido un auge de lo importado. Además, como el dólar se ha estabilizado por las medidas tomadas por el Banco Central de Venezuela con el encaje legal, entonces, ese negocio es rentable, temporalmente”.

Agregó que la mercancía ingresa al país a través del sistema de envíos “puerta a puerta” y evade todo tipo de impuestos.

Ciudad Ccs /Juan Ramón Lugo  

LINK ORIGINAL: Ciudad CCS

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

147259