BMW Driving Experience: cómo controlar un superdeportivo en los Alpes Austriacos - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Dominar 450 caballos de fuerza en la calle ya es un desafío (lo autos promedios tienen cerca de 150 caballos)m pero hacerlo en nieve son palabras mayores, por eso la marca alemana BMW ofrece la conducción en nieve de su Driving Experience. Viajamos al Tirol austriaco para aprender a derrapar como un campeón. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

La tormenta Ciara que afectó el norte de Europa se encargó de proponer las condiciones ideales: mucha nieve en Sorën, Austria, en el corazón de los Alpes a unos 250 kilómetros de la central de BMW, Munich, en Alemania. Un viaje hacia la tradición tirolesa, desde un deportivo alemán. En este caso un BMW M4 Competition, la variante más extrema del coupé deportivo que en este caso llega a los 450 caballos de fuerza, con un torque de 550 Nm, para calificarlo como superdeportivo.

En una área plana, similar al de una cancha de fútbol la pista nos espera. Un instructor de conducción alemán, que a punta de simpatía trata de minimizar la ansiedad de los estudiantes, da las primeras instrucciones. Todos a los autos y comenzar con un suave slalom, para ir conociendo la pista, los pilotos y los autos. Primero con control de tracción.

El control de tracción opera en los frenos del auto, calculando que rueda pierde adherencia y compensado eso, para que la tracción vuelva y con ella la seguridad y el control. Lo malo es que el control de tracción es un profesor exigente y meticuloso que no deja derrapar, una condición muy útil en manejo deportivo, rally o en este caso nieve. Por ello, tras la primera parte la orden es clara: activar el modo MDM.

La misteriosa sigla MDM es del modo M Dynamic de este modelo que permite derrapes controlados, sin quitar poder en las ruedas, con ello activado, podemos acelerar a fondo el M4 Competition para controlarlo con el deslizamiento de sus ruedas, una suerte de delicado ballet donde muchas veces el sentido común va en contra de lo correcto en el manejo en nieve.

Porque no es tarea fácil guardarse todos los temores y acelerar a fondo un auto quepara el crono en el de cero a 100 km/h en 4 segundos, además, cuando se va en curva sobre nueve a todo gas, la dirección debe estar en sentido contrario e ir jugando con el volante hasta lograr dirigir el auto evitando los conos. El juego del descontrol.

Tras repetidas vueltas por el slalom, la cosa se complica. Ahora toca enfrentar un extenso círculo de conos, que serán la guía para aprender a hacer drif en nieve. Se trata de una técnica de conducción que aprovecha toda la velocidad de las ruedas tractores (en el caso del M4 , traseras), para hacerlas patinar. Para ello es clave confiar en el auto y acelerar al máximo, mientras el instructor en inglés no para de gritar: !!!!full throttle!!!! !!!!full throttle!!!! Un experiencia bastante intensa.

Tras las fuertes emociones del drifting, la clase termina con un circuito final donde se ponen a prueba todas las habilidades adquiridas: una amplia curva con drifing, luego un veloz slalom que pone a prueba la velocidad en el volante y la capacidad de controlar la aceleración para no perder el ritmo.

La noche cae rápido en la pista de pruebas y la temperatura baja. La pista se endurece y cada vez es más desafiante completar el circuito. Se hace la noche y durante el café, se entrega los certificados como pilotos entrenados en manejo en nieve. Una experiencia que los clientes de la marca pueden adquirir. Para más información pueden acercarse a BMW Chile.

LINK ORIGINAL: El Mostrador

Entornointeligente.com

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins New Single

Adscoins

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation