Atlas defiende su corona con goliza a Tigres

atlas_defiende_su_corona_con_goliza_a_tigres.jpg
Entornointeligente.com /

La maquinaria del Atlas no tiene frenos en la búsqueda por el bicampeonato. Así lo dejó en claro durante la semifinal de ida del Clausura 2022, en la que golearon 3-0 a Tigres en el estadio Jalisco, dejando una tarea muy complicada para sus rivales en el partido de vuelta, en la lucha por un boleto a la final de esta temporada.

La puerta para el escandaloso marcador se abrió hasta el minuto 40 por medio de un penal capitalizado por Julio César Furch, haciendo recordar también el tiro penal con el que le dio un título al Atlas después de 70 años de sequía hace menos de seis meses, en la misma portería y en el mismo estadio, solo que contra León. Esta vez, Furch vivió el tiro con un poco más de nervios porque primero pegó en el poste, pero el rebote se metió a la red.

Atlas no había sido amplio dominador del juego al momento del 1-0, ya que Tigres había tenido ciertos esbozos de ataque por la vía de André-Pierre Gignac, Luis Quiñones y Yefferson Soteldo. Sin embargo, la verticalidad rojinegra fue más eficaz, aprovechando la velocidad por banda izquierda tanto de Julián Quiñones como de Aníbal Chalá.

Fue precisamente Chalá quien se metió al área a gran velocidad y provocó un choque contra el arquero felino, Nahuel Guzmán, que el árbitro, Marco Antonio Ortiz Nava, señaló como penal y sin necesidad de revisar en el VAR. Furch decretaba el 1-0, pero en ese momento aún no había cabida para pensar que la noche terminaría con un 3-0.

Ambos equipos saltaron con parados tácticos similares, dejando a cinco hombres en la defensa, tres mediocampistas y dos delanteros, dando prioridad a la solidez defensiva tanto del lado del entrenador Diego Cocca (Atlas) como de Miguel Herrera (Tigres).

Aunque los visitantes tomaron mayor control del balón en el segundo tiempo, un descuido que dejó solo a Luis Reyes frente a la portería de Nahuel Guzmán permitió el 2-0 al minuto 60, ya que el zurdo se metió al área, vio adelantado al guardameta y lo cruzó hacia su poste izquierdo con potencia para duplicar la ventaja rojinegra.

El 2-0 en contra sacudió las conversaciones estratégicas de Tigres, por lo que Miguel Herrera y su cuerpo técnico decidieron desbocarse más al frente con la entrada de otro centro delantero: Carlos González, haciendo dupla con Gignac. Fue gracias a esto que los felinos tuvieron 10 minutos de total plenitud en los que vieron muy cerca su primera anotación.

Del 70’ al 80’ los Tigres tuvieron al menos tres jugadas claras de gol que por razones de suerte o ineficacia no terminaron dentro de la portería de Camilo Vargas. La primera fue un tiro de Soteldo que fue rechazado sobre la línea por el defensor Emmanuel Aguilera; la segunda fue un disparo de Guido Pizarro que atajó Vargas y que rebotó en el travesaño; mientras que la última fue un rebote que le quedó a Gignac a la altura del punto penal pero que terminó por volar muy alto de la portería.

El gol de Tigres se veía más cerca, pero fue entonces cuando Atlas aprovechó un último sprint de su delantero velocista, Julián Quiñones, para fulminar con el impensable 3-0. Era el minuto 89 cuando el colombiano tomó el balón a tres cuartos de cancha completamente solo, pues su mejor socio, Julio César Furch, ya había salido de cambio. A pesar de eso, el atacante burló a dos defensas y sacó un disparo elevado que hizo una comba para meterse en el último instante al arco de Nahuel Guzmán.

Era el 3-0 que dejaba helados a los regios y con miradas de confusión, pues no podían dar crédito de que siendo ellos los que habían dominado el segundo tiempo estaban encajando una goliza.

El resultado sorprendió también al Atlas, que festejó con todo ante sus más de 20,000 espectadores en la noche del estadio Jalisco. Después de todo, los rojinegros solo habían logrado meter más tres o goles o más en un solo partido durante este torneo, que fue contra el Toluca en la jornada 16, pues aunque también tienen un 0-3 a favor en Querétaro, ese marcador les fue otorgado vía administrativa por los disturbios de violencia de La Corregidora.

La goliza permite al Atlas mantener su buena racha, ya que llevan seis partidos consecutivos sin perder (su última caída fue contra Mazatlán FC el 14 de abril), incluyendo una victoria y un empate ante Chivas en los cuartos de final. Ahora obligan a que Tigres gane al menos por tres goles en El Volcán el próximo sábado para que los dejen fuera de la lucha por la final del Clausura 2022.

Archivado en:

Tigres Atlas
LINK ORIGINAL: El Economista

Entornointeligente.com