Ariel Guarco, titular de la Alianza Cooperativa Internacional: «El cooperativismo da las respuestas que hoy necesita la humanidad» #ucrania

Entornointeligente.com /

Médico Veterinario de profesión con un Máster en Economía Agraria y un posgrado en Economía Social, el dirigente argentino se encuentra al frente de la ACI desde 2017. Desde entonces, tuvo bajo su tarea coordinar las respuestas a las principales demandas de uno de los sectores más pujantes de la economía global.

Informate más El cooperativismo podría absorber a 4 millones de trabajadores de la Economía Popular Con la salida de la pandemia y ante un nuevo período de cuatro años al frente de la Alianza, Guarco se refirió a la vulnerable situación en la que se encuentra la economía mundial, donde se ha profundizado la hambruna y la pobreza producto de las crisis recurrentes del sistema, agravadas por el Covid-19 y la invasión de Rusia a Ucrania.

«El 53% del trabajo en el mundo es informal. No hay manera de tener un mundo equitativo con ese nivel de precariedad», consideró en una entrevista con este medio y señaló que ante esta situación «lo primero que tenemos que hacer es generar condiciones de trabajo dignas».

En ese sentido, resaltó la importancia del modelo cooperativista ya que «está centrado en las personas y pone la economía en mano ellas» con lo cual «da las respuestas que hoy necesita la humanidad» para salir de las problemáticas socioeconómicas y ambientales del mundo.

Además de referirse al escenario global, también habló sobre el efecto que el aumento de precios de los alimentos genera a nivel local. Por lo pronto, valoró la tarea del gobierno en cuanto a las medidas tomadas aunque resaltó que «es necesario proteger la economía de un país lo más que se pueda y generar mecanismos de asistencia para aquellos que quedan fuera del sistema por ser vulnerables».

Ariel Guarco.jpg Periodista: Asumió hace apenas unos días un nuevo mandato, ¿Qué objetivos se plantea para los próximos cuatro años?

Ariel Guarco: Nuestra propuesta ahora es un nuevo modelo de gobernanza, integrado por cada una de las de las partes que componen a la Alianza Cooperativa Internacional, es decir, sus regiones, sus sectores y sus comités, cada uno con su expertice en su materia, relacionándose a través de esta democracia en la gobernanza con las organizaciones de base y con las organizaciones superiores a nivel internacional. Ese es uno de los principales objetivos que tenemos para alinearnos con lo que se denomina la Agenda 2030, que para nosotros son los problemas que englobamos en nuestro compromiso con la comunidad en base a los desafíos mundiales.

P.: ¿Es una continuidad de lo que venía desarrollando?

A.G.: Si. Es parte de un proceso que iniciamos en el 2017. En realidad mucho antes, en el 2013, cuando decidimos que Argentina tenía que ocupar un lugar en la Junta Directiva, en el «board», de la Alianza Cooperativa Internacional, y que se intensifica en el 2017 con una propuesta concreta. Nuestro objetivo es un mayor acercamiento de una ultra-estructura como es la ACI a cada uno de los de las experiencias cooperativas que hay en todo el mundo. Y también con las organizaciones internacionales. Se avanzó mucho durante los dos primeros años. Con la pandemia todos tuvimos que recluirnos y pusimos un freno, pero ahora volvemos al mismo camino.

P.: ¿Uno de los desafíos del sector tiene que ver con los cambios que ocurren en el mundo laboral?

A.G.: Está dentro de estos desafíos. Es el ODS 8. Para nosotros ha sido siempre una preocupación. Lo hemos trabajado con la OIT (NdR: Organización Internacional del Trabajo) desde hace unos ocho años y lo hemos profundizado. No solo trabajar por el futuro del trabajo, sino por el trabajo del futuro. El futuro del trabajo es incierto, pero el trabajo del futuro lo es aún más.

P.: Más allá de ser un desafío, las trasformaciones abruptas que están ocurriendo a nivel global con el surgimiento de nuevos empleos menos regulados, ¿es una preocupación?

A.G.: Sí. Todo el trabajo que va a demandar el mundo en los próximos años va a ser un trabajo completamente diferente al que hoy podemos conocer. Y va a requerir cualidades diferentes para las cuales la mayoría de la población no está preparada. A su vez, todo el desarrollo digital que se profundizó durante la pandemia está generando nuevas forma de precarización laboral que tampoco eran tenidas en cuenta, ni siquiera por los máximos organismos que regulan las cuestiones de trabajo. Esa es una preocupación real de hoy. No solo la falta de trabajo, sino que en el futuro va a haber trabajo, pero no va a haber gente capacitada y va a haber muchas más posibilidades de generar formas precarias de trabajo.

P.: ¿Cómo se avanza ante ese panorama?

A.G.: Tenemos que tener un ojo atento. Y por supuesto ofrecer nuestro modelo, que es diferente, de autogestión del trabajo, de trabajo colectivo, de respeto de los derechos del trabajador, de los medio ambientes laborales.

P.: Cuando habla de precarización laboral, ¿Se refiere a las economías de plataforma?

A.G.: Las plataformas son una buena herramienta para el desarrollo del trabajo, pero es una de las grandes preocupaciones que tenemos, como herramientas de precarización laboral. Uno puede usar la herramienta bien y generar mejores condiciones de trabajo, o puede, por ejemplo, difuminar el tiempo entre el ocio y el trabajo y hacer que el trabajador esté 16 horas sentado frente a una computadora. O puede evadir todos los controles legislativos que protegen al trabajador. Por eso que nosotros estamos preocupados por desarrollar plataformas cooperativas.

P.: ¿En qué estado se encuentra ese desarrollo?

A.G.: Las estamos visibilizando y replicando, pero nuestra idea es tener un modelo integrado de plataformas cooperativas que pueda ser utilizado por todo el movimiento a nivel global.

P.: Debe ser una tarea compleja de articular…

A.G.: Lo nuestro es unidad en la concepción y descentralización en la gestión, lo cual es bastante más complejo que cuando uno desarrolla un modelo centralizado. Queremos tener un criterio de unidad hacia dónde queremos ir, pero luego descentralizar esa tarea. Eso significa cientos de miles de plataformas que converjan en una gran red, pero no una plataforma única para todos. Eso ya lo estamos haciendo. Es probable que lleve un tiempo hasta que integremos todas esas plataformas en una red que pueda estar interconectada y que pueda dar soluciones globales.

Ariel Guarco Alianza Cooperativa Internacional 2.jpg P.: Volviendo al panorama global, en los últimos años creció el desempleo, la pobreza y el hambre. ¿Cómo se observa esa situación desde el sector?

A.G.: El 53% del trabajo en todo el mundo es informal. No hay manera de tener un mundo equitativo con ese nivel de precariedad. Lo primero que tenemos que hacer es generar condiciones de trabajo dignas y nuestro modelo es un modelo centrado en las personas, es un modelo que pone la economía en mano de las personas. Esa es la primera gran diferencia. Hay que generar condiciones para que todos podamos tener más o menos las mismas posibilidades de desarrollo. Hay pocos modelos organizativos en el mundo empresariales u organizativos que sean capaces de generar niveles de equidad en el desarrollo. En general, los modelos de desarrollo son desarrollo de unos para subdesarrollo de otro. Nosotros tenemos un modelo probado y hoy tiene más de tres millones de empresas cooperativas en el mundo. Es la mayor red global de empresas que persiguen un mismo un mismo fin. A partir de eso, el compromiso que tenemos con el lugar donde cada una de nuestras empresas se desarrolla es un compromiso extra que no es responsabilidad social para expiar pecados sino que somos socialmente responsables. Estamos seguros que el cooperativismo es un modelo que da las respuestas que la humanidad necesita y que no está encontrando en otros modelos.

P.: Una de las mayores preocupaciones a nivel global actualmente es la inflación. ¿Lo habla con compañeros que trabajan en países donde nunca habían vivido con estos índices de precios?

A.G.: Si, absolutamente. Niveles de inflación que nosotros no le prestaríamos atención generan muchísima preocupación en países centrales y se nota. A mí me ha tocado estar en otro país en los últimos días. Durante ese tiempo, una fruta valía una cosa al principio y valía otra al final. La gente lo nota y consume menos. Y volvemos al problema que tenemos en este país sobre dónde se genera la inflación. Si bien es multicausal, sabemos que tiene algunos nichos donde ocurre más y en esos nichos es donde nosotros tenemos una fuerte presencia, por ejemplo en todo lo que es la cadena de agregado de valor agroalimentaria. Estamos trabajando sobre cadenas éticas donde se priorice al que produce para que reciba un producto justo, y se priorice al que consume para que pague un precio justo por el producto que consume. Y evitar toda esa cadena parasitaria que hay en el medio que en muchos casos es lo que genera una inflación innecesaria. Estamos trabajando en otras cadenas, como la energética y de bienes y servicios para las comunidades, sobre la base del autogestión, que como lo hemos dicho muchas veces para nosotros es la mejor manera de gestionar.

P.: Meses atrás se debatió en Argentina sobre la posibilidad de que el Estado nacional cree una empresa de alimentos. ¿Estarían a favor de la regulación del rubro alimenticio con una compañía estatal que sirva de red para evitar intermediarios?

A.G.: En primer lugar nosotros siempre señalamos que nuestro modelo expresa todo su potencial si tiene un Estado que le permita trabajar estratégicamente y en conjunto. En segundo lugar nuestro modelo es muchas veces regulador de precios. Por ejemplo, donde nuestras cooperativas desarrollan sistemas de televisión por cable, las empresas que prestan ese servicio o se van o bajan al precio y lo acomodan al precio que provee la cooperativa. Lo mismo sucede en otros rubros. En cualquier nicho en el cual está presente una empresa cooperativa es reguladora del mercado. Para nosotros es necesaria la regulación del mercado sobre todo en países que tienen tanta volatilidad. Y nosotros estamos preparados para colaborar con el Estado en esa regulación.

P.: Respecto al aumento de los alimentos a nivel global por la guerra, hubo Estados que impusieron medidas proteccionistas, como el aumento de las retenciones a los granos, por ejemplo. ¿Cree que es necesario que el Gobierno vaya hacia ese camino?

A.G. Creo que hay que ir por ese camino. Sobre todo en situaciones particulares como la actual. Hay que entender que estamos frente a un problema global serio. Una pandemia de las de las peores que ha visto la Edad Moderna seguida de un aumento en los niveles de conflictividad a nivel global, también muy abrupto, que tiene su máxima presión en la guerra Rusia-Ucrania. Hay países que ideológicamente son neoliberales y aplican medidas que muchas veces han sido criticadas en este país. Es necesario proteger la economía de un país lo más que se pueda y generar mecanismos de asistencia para aquellos que quedan fuera del sistema por ser vulnerables. Siempre hay que tener una mirada crítica sobre cómo se hacen esas cosas. Nosotros podemos estar a favor o en contra de las retenciones, pero dependiendo cómo y para qué se aplican. A la pregunta concreta de si se está aplicando medidas para contener los precios, creo que se están usando mecanismos diferentes pero con un mismo fin: aumentar la capacidad del Estado para generar los fondos necesarios para asistir a las personas que están quedando más afectadas por todo este contexto tan complejo.

P.: Las proyecciones a nivel global hablan sobre la posibilidad de ir hacia una recesión económica. ¿Cómo podría afectar al sector? Se habla quizá que se vea perjudicado el acceso al crédito, ¿Es posible?

A.G.: Es una pregunta compleja. Hablar de un futuro no inmediato es bastante complejo. Hace tres meses el mundo tenía una mirada diferente hacia dónde iba. En tres meses cambio completamente el rumbo y la organización geopolítica y económica del mundo. Nosotros siempre tuvimos problemas con el crédito . Siempre. Y en un contexto problemático complejo, tenemos más problemas aún. Es difícil para una empresa cooperativa acceder al crédito. Ahora lo que estamos viendo es que también se está complejizando para empresas que no son cooperativas. Existe exceso de liquidez, pero muy poca predisposición para que esa liquidez se manifieste a través de créditos que la gente pueda tomar.

P.: Desde tu rol como dirigente argentino, ¿Qué análisis haces sobre la discusión al interior del Gobierno respecto al rumbo económico?

A.G.: Sinceramente no estoy lo suficientemente informado como para poder responder con seriedad a esa pregunta. Lo que sí podría decir es que nosotros siempre estaremos ahí, prestos para acercar la herramienta cooperativa para que quien tenga que llevar adelante las políticas públicas en nuestro país sepan que cuentan con un sector que privilegia el desarrollo local, que privilegia a las personas y a la democracia económica. Muchas veces discutimos sobre la democracia civil pero no discutimos sobre la democracia económica, que en definitiva es la que da libertad para que seamos verdaderas personas con capacidad de decir. En el cooperativismo están las herramientas que cualquier gobernante necesitaría para hacer una política pública con desarrollo local.

P.: Por último, teniendo en cuenta que hoy se festeja el centenario del Día Internacional de las Cooperativas, ¿Cuál es el rol del sector a nivel global?

A.G.: En 2022 estamos celebrando nuestro centenario aniversario del Día Internacional de las Cooperativas . Además, hace 10 años que Naciones Unidas declaró el Año Internacional de las Cooperativas con el lema «Las cooperativas construyen un mundo mejor». Este año el lema de la Alianza Cooperativa Internacional es justamente ese, haciéndonos eco de lo que dijo Naciones Unidas. Somos plenamente conscientes de que es verdad. Que en cada comunidad, con nuestra tarea, hacemos que la gente sienta que vive en un mundo mejor. Eso traspolado a nivel global nos convierte en orgullosos portadores de ese lema. Trabajamos para construir un mundo mejor, pero lo hacemos desde la acción diaria, desde el compromiso diario y desde la responsabilidad social que guía a nuestras empresas.

LINK ORIGINAL: Ambito

Entornointeligente.com