ARGENTINA: Se agudiza la falta de dólares, pese a la suba de reservas - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / La Nacion / El Banco Central (BCRA) mantuvo ayer bloqueados por segunda jornada consecutiva buena parte de los pagos por importaciones que intentaron cursar distintas empresas, en una maniobra que, para los analistas, deja a la vista que la promocionada mejora en las reservas durante los últimos meses no fue genuina y, por ende, no bastó para que se regularicen las operaciones cambiarias.

El presidente del Central, Alejandro Vanoli, reconoció la falta de dólares en un contacto telefónico que mantuvo con el presidente de la Cámara de Importadores (CIRA), Diego Pérez Santisteban, pero la adjudicó a “factores estacionales que moderan las liquidaciones de los exportadores”.

Sin embargo, no reparó en que, de esa manera, abandonó el rol de promotor de una progresiva normalización cambiaria -que había asumido con estusiasmo semanas atrás- para volver a defender la permanencia del cepo.

El BCRA había vuelto a “pisar” las ventas de dólares a importadores anteayer, luego de que reportara una caída de US$ 210 millones en las dos ruedas previas. Ayer logró comprar US$ 60 millones, no sin esfuerzo.

El grueso de esa caída, que se registró tras otro promocionado refuerzo de yuanes por el equivalente a 400 millones de dólares para las reservas ( made in China), obedeció a las ventas que el Central debió hacer (unos US$ 150 millones en dos días) para atender pagos de importaciones ya aprobadas por la Secretaría de Comercio, aunque ya no en su totalidad.

“Si tenías aprobación para hacerte de un millón de dólares y el Central te vendía apenas 750.000 desde hace días… Todo hasta que anteayer cortaron otra vez todo”, describió un operador para marcar diferencias que se comenzaron a percibir entre Economía y el BCRA.

Sin embargo, ayer parecieron haber quedado saldadas, toda vez que el secretario de Comercio, Augusto Costa, rechazó de plano los pedidos que le llevaron las automotrices para que les aumentara el cupo de compras semanales que tienen autorizado (ver aparte).

La intempestiva decisión de volver a bloquear pagos generó marcado nerviosismo en el mercado y encendió las alertas en las empresas cuyo proceso productivo depende de un correcto abastecimiento de insumos desde el exterior.

Incluso en las últimas horas los problemas alcanzaron a las agencias de turismo que realizan giros para afrontar el pago de pasajes, reservas hoteleras y paquetes. “Recibimos instrucciones de no realizar operaciones por ningún concepto o importe, a menos que el cliente que le solicita al banco la venta de divisas para realizar pagos al exterior tenga disponibles divisas para que el banco pueda realizar la compra en forma simultánea”, confiaron bajo anonimato en una firma de viajes corporativos.

Vanoli había prometido a fin de año ir hacia “una normalización completa” del mercado cambiario. Esa idea la repitió en entrevistas concedidas a distintos medios afines al oficialismo en las últimas semanas, al destacar la recuperación que mostraban las reservas.

Sin embargo, como quedó demostrado en las últimas 48 horas, esos refuerzos sirvieron para calmar expectativas, pero no modificaron en absoluto la marcada escasez de divisas en la que debe moverse la economía, pese a los esfuerzos de los funcionarios por disimularlo.

“Las dificultades de ayer, en ese sentido, son las mismas que las que vemos hoy. Todo lo que el Gobierno hizo fue agregarle anabólicos o promover acuerdos con efecto temporario (como el acuerdo logrado en la última parte del año con los exportadores cerealeros) para convencer de que la crisis de reservas había sido superada. Pero esto nos recuerda que no sólo sigue ahí sino que tiene como principal víctima al nivel de actividad”, juzgó Maximiliano Castillo, de la consultora ACM.

En Economía & Regiones coinciden. Sostienen que al Gobierno “hoy le importa más el nivel de reservas, de inflación y del dólar que el de actividad. Y la consecuencia es que continuará el deterioro en la producción y el empleo”, advierten.

Lunes, cita clave Por lo pronto, Vanoli aprovechó la charla matutina con Pérez Santisteban para diferir hasta el lunes el encuentro que tenían pactado para ayer, bajo la promesa de ampliarlo a la participación de técnicos de ambas partes para examinar más exhaustivamente todo, según se ocupó de difundir por la agencia oficial de noticias Télam.

Y la Cámara de Importadores, en un comunicado a sus asociados, trató de calmar las cosas. “Nos han transmitido que paulatinamente se irán normalizado las operaciones caídas”, sostuvo.

No obstante, reclamó que le reporten “los casos específicos que puedan seguir afectando las operaciones para llevarlos a la reunión del lunes”.

Entretanto, la mesa de dinero del BCRA se mantuvo inflexible a la hora de atender pedidos de compras de divisas para aplicar a pagos al exterior: sólo pasaron los de las empresas que, al calzar esos pagos con ingresos propios (por ventas al exterior, cobros de servicios o financiamiento obtenido de sus matrices), permitían un movimiento con saldo neutro.

El resto fue rechazado para que la entidad pudiera cerrar la jornada con un saldo comprador de US$ 60 millones (anteayer se había alzado con US$ 40 millones) y recomponer tenencias, tras dos ruedas previas con fuertes ventas. Incluso ese ingreso le permitió al final del día anunciar otra mejora de US$ 1 millón en las reservas (la segunda consecutiva), tras haber debido reportar una caída de US$ 210 millones entre lunes y martes. Así, las reservas cerraron en US$ 31.266 millones, aunque si se les restan los préstamos chinos y los pagos de deuda bloqueados por decisión judicial, no se movieron del nivel de US$ 27.000 millones que hace unos meses encendió las alarmas. .

Del editor: cómo sigue. El doble discurso también rige en la política cambiaria. El Gobierno les dice a los importadores que “no hay problemas”, pero les niega dólares a las automotrices

Con Información de La Nacion

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.