ARGENTINA: Para el Papa, "es urgente" ampliar la presencia de mujeres en la Iglesia - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / La Nacion / ROMA.- “La Iglesia es mujer, es la Iglesia, no el Iglesia.” Al clausurar ayer una reunión del Pontificio Consejo para la Cultura, que por primera vez y por varios días reflexionó sobre “las culturas femeninas, igualdad y diferencia”, el papa Francisco aseguró que “es urgente ofrecer espacios a las mujeres en la vida de la Iglesia”.

“Se trata de estudiar criterios y modalidades nuevos para que las mujeres se sientan no huéspedes, sino plenamente partícipes de los ámbitos de la vida social y eclesial”, dijo el Pontífice, que consideró esta cuestión “un desafío impostergable”.

“Les digo a los pastores de las comunidades cristianas, pero también a los laicos comprometidos en la cultura, la educación, la economía, la política, el trabajo, las familias y en la religión”, subrayó.

A diferencia de lo que sucede en otras confesiones, las estructuras jerárquicas de la Iglesia Católica son exclusivamente masculinas y suelen marginar a las mujeres. Más de una vez el Papa dijo que “hay que profundizar la teología de la mujer”. Pero tiró abajo las expectativas progresistas al excluir la posibilidad del sacerdocio femenino, al recordar que Juan Pablo II había cerrado esa puerta. También desmintió la posibilidad de mujeres cardenales, hipótesis que circuló en algunos medios en el marco de renovación y reformas impulsadas por su pontificado.

No obstante, algo cambió. En septiembre pasado nombró a cinco mujeres en la Comisión Teológica Internacional, donde hasta ahora había sólo dos, como también nombró a mujeres en diversas comisiones que creó primero para investigar las finanzas del Vaticano y ahora en una comisión para la protección de menores (de 17 miembros, ocho son mujeres). En una reciente entrevista con la nacion, no excluyó que pueda haber una mujer o un matrimonio al frente de un dicasterio, en el marco de la reforma de la curia que analiza junto con el consejo de cardenales.

“Estoy convencido de la urgencia de ofrecer espacios a las mujeres en la vida de la Iglesia y de acogerlas, teniendo en cuenta las específicas y cambiadas sensibilidades culturales y sociales”, dijo ayer Francisco. “Es auspiciable una presencia femenina más incisiva en las comunidades, para que podamos ver mujeres involucradas en responsabilidades pastorales, en el acompañamiento de personas, familias y grupos, así como en la reflexión teológica”, agregó.

El Papa destacó que no hay que enfrentar el tema ideológicamente. Luego de celebrar que quedaron superados tanto “el modelo de la subordinación social de la mujer al hombre” como el de igualdad absoluta, subrayó que se configuró un nuevo paradigma: “El de la reciprocidad en la equivalencia y en la diferencia”. “La relación hombre-mujer debería reconocer que ambos son necesarios por poseer una naturaleza idéntica, con modalidades propias. Uno es necesario al otro para que se cumpla la plenitud de la persona”, dijo.

Recordó, además, “las dolorosas heridas, infligidas a veces con violencia despiadada” contra el cuerpo femenino, que “es agredido y desfigurado, incluso por quienes deberían ser los custodios y compañeros de vida”. Lamentó “tantas formas de esclavitud, de transformación en mercancía y de mutilación del cuerpo de las mujeres”, y reiteró el compromiso de “derrotar la degradación que reduce el cuerpo a puro objeto de venta barata”.

Asimismo, destacó la importancia del papel de la mujer tanto en la familia como en la sociedad. “Hay que promover la presencia eficaz de muchas mujeres en tantos ámbitos de la vida pública, en el mundo del trabajo y en los lugares donde se toman las decisiones importantes”, dijo.

Por eso, reiteró que “todas las instituciones, incluidas las comunidades eclesiales, están llamadas a garantizar la libertad de elección de la mujer, para que tengan la posibilidad de asumir responsabilidades sociales y eclesiales de un modo armonioso con la vida familiar”.

En otro orden, en un videomensaje para un seminario sobre la Expo 2015, que se inaugurará dentro de tres meses en Milán, Francisco volvió a hacer un discurso con tonos muy críticos del sistema económico. Al reiterar que “la inequidad es la raíz de todos los males”, llamó a “renunciar a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera”, a adoptar políticas económicas valientes y a custodiar la Tierra, “que pide respeto y no violencia”.

Fuertes críticas a Francisco El británico Peter Saunders, miembro de la comisión de 17 personas que creó el Papa para proteger a los niños de abusos sexuales por parte de sacerdotes, criticó ayer a Francisco por lo que dijo en la audiencia general del miércoles pasado, cuando respaldó que en algunas ocasiones puedan pegarles a sus hijos, pero sin humillarlos, sin herir su dignidad, y nunca en la cara. “Tenemos que hablar de este tema con el Papa. Hoy no existe infligir castigos corporales”, dijo Saunders, en una conferencia de prensa en el Vaticano junto al cardenal estadounidense Sean O’Malley. Otros miembros de la comisión coincidieron con la dura crítica de Saunders, quien fue una víctima y que elogia la determinación del Papa a suprimir el flagelo de los abusos. .

Con Información de La Nacion

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.