ARGENTINA: Acompañar la vida digital de los chicos - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / La Nacion / Si un niño, desde muy temprana edad, pasa interminables horas delante de dispositivos electrónicos, alimentará no sólo una conducta que afectará negativamente su futuro, sino que lo hará ante la comodidad de una familia que se desentiende de acercarle otras propuestas que, ciertamente, son más beneficiosas para su desarrollo.

La comodidad es un argumento insoslayable a la hora de tomar decisiones. Padres cansados de trabajar muchas horas, asisten a una escena más frecuente que deseable: chicos absortos ante televisores, celulares, tabletas o PC, sin más sonido que el que emana de los dispositivos. No importa si se trata de uno o de varios hijos o amigos.

Los niños más pequeños se manejan con naturalidad nata, como si los dispositivos fueran parte de su cuerpo, ante la atónita mirada de los mayores. Las muñecas o los autitos parecen ya sólo vivir en las pantallas. No sabrán aún escribir, pero desplegarán notables habilidades digitales. “Generación Touch ” se les ha dado en llamar. También posmillen n ials , generación Z, nativos digitales, screenagers o centennials , muchas acepciones que hacen foco en las características de su hiperconectividad, el vínculo con Internet, el dispositivo preferido o las aplicaciones más usadas, conformando un repertorio de vocablos que, para los mayores, contendrá siempre nueva y desconocida terminología.

La interacción entre niños y jóvenes también queda muchas veces acotada o supeditada al ensimismamiento individual que abre un grato y ansiado momento de descanso para progenitores exhaustos. Una oportunidad desperdiciada de empujar a esos niños a otras tareas creativas que promuevan el diálogo, el ejercicio físico o el vuelo de la imaginación a través de un buen libro o una actividad que involucre, por ejemplo, la habilidad manual o musical. Movimiento y tecnología no son incompatibles. “La pantalla puede generar propuestas que inviten a jugar con los contenidos, interactuar con ellos, y también a jugar cuando se apaga”, afirma Cecilia Salviolo, especialista en comunicación e infancia.

Los expertos proponen que se habilite a los niños el uso de computadoras a partir de los 6 años y, de celulares sólo a los 12, recomendaciones que no todos los padres recogen como sería deseable. Comodidad, muchas veces. Los consejos incluyen desafiar al adulto a involucrarse, a descargar aplicaciones mediante las cuales jugar con los chicos, recordándonos que siempre es bueno poner el cuerpo y la emoción en reforzar los vínculos. Las plataformas digitales de entretenimiento para los más pequeños incluyen múltiples aplicaciones para crear cuentos, dibujar, aprender los colores o los números, estimular el desarrollo cognitivo o la comprensión en la lectura, entre otras.

Estudios locales refieren que el 19% de los padres deja que los chicos se conecten libremente, cuándo y cómo quieran, mientras otro 19% opta por limitarlo o condicionarlo, por ejemplo, al buen comportamiento. Tengamos presente que casi un 43% de los jóvenes abrió su primera cuenta antes de los 13 años y que no hablamos de simples juguetes, sino de herramientas de comunicación que exigen fijar creativa y responsablemente límites, cumplir normas, usar filtros, supervisando y acompañando a los menores, con recomendaciones sobre el manejo de datos, fotos y videos que hacen a su seguridad y apoyándolos ante eventuales episodios de ciberacoso o bullying.

Habrá que informarse, también actualizarse, para entender y respetar debidamente ese universo paralelo en el que los hijos pasan tantas horas, usando lenguajes en código, creando perfiles de identidad a veces dudosa para apartarse de la mirada de los padres en las redes e incluso bloqueando el acceso a los mayores, defendiendo desde muy temprano nuevas formas de autonomía en un territorio digital que encierra peligros y no deja lugar para la indiferencia parental. Según la edad, habrá que buscar la mejor forma de acompañar, de generar confianza para estimular el diálogo y de estar presentes sin pretender derribar el bastión adolescente de la privacidad que hoy, simplemente, toma nuevas formas.

Nunca está de más insistir en la conveniencia de que la conexión con la tecnología, con todo lo bueno que puede implicar, no desplace el contacto, las mil y una formas de diversión y el sano compartir entre padres e hijos de todas las edades, clave para un mejor desarrollo.

LA NACION Opinión Editorial ARGENTINA: Acompañar la vida digital de los chicos

Con Información de La Nacion

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.