Aquí no hay quien viva - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / La Razon / Pileta, gimnasio, salón de usos múltiples, solárium. Suena tentador tanto confort cuando se vive en un departamento. Sin embargo, esas comodidades, los famosos “amenities”, también pueden desatar verdaderas guerras entre vecinos. Sólo el año pasado, hubo más de 500 mediaciones por la utilización indebida de espacios comunes.

“Cuantos más ‘amenities’ tiene un complejo, más problemas hay. Los reglamentos no se cumplen y, en los últimos años, la gente se ha puesto más intolerante y también más transgresora”, explica Adrián Hilarza, secretario de la Asociación Civil de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal y administrador desde hace 30 años en Núñez y Belgrano.

Estos espacios ya no son una rareza: una de cada cuatro propiedades nuevas fue catalogada como lujosa o suntuosa (es decir, tiene salón de usos múltiples, pileta y jardín) según las últimas cifras de la Dirección General de Estadística, publicadas en noviembre de 2014.

La Comuna más afectada en ese sentido es la 11 (Devoto, Villa del Parque, Villa Santa Rita y Villa General Mitre): allí se inicia una de cada cinco mediaciones que se efectúan por este tema en toda la Ciudad, según datos de la Dirección General de Justicia, Registro y Mediación porteña (ver aparte).

Este tipo de batallas vecinales se dan todo el año, pero crecen a medida que aumenta la temperatura. “La pileta en verano es un tema traumático”, señala Hilarza. Como ocurrió en un complejo de dos torres de 30 pisos en Devoto, donde hay apenas una piscina y un solárium para los ocupantes de 100 departamentos. En poco tiempo, ambos “amenities” quedaron saturados. Y no sólo por los residentes, sino también por invitados y hasta por quienes ya no vivían más allí pero “seguían teniendo copia de la llave del edificio y yendo a la pileta”, cuenta Adrián De Stefano, director general de Justicia, Registro y Mediación porteño.

También hay conflictos en las cocheras “porque no hay espacios designados y dejan los autos como van llegando”, explica Hilarza. A veces, incluso, se asignan plazas de estacionamiento para visitas, y estas terminan siendo usadas de forma permanente por dueños o inquilinos, lo que crea más problemas.

En todos los casos, se puede iniciar una mediación comunitaria, un servicio gratuito del Gobierno de la Ciudad con el que se busca un acuerdo a través de un tercero neutral. De cualquier forma, lo primero es evitar que la situación se desborde, para que los “amenities” recobren su sentido original y no sean otro foco de más relatos salvajes.

Los SUM, los espacios más conflictivos

La mayoría de las disputas se da en los salones de usos múltiples, comúnmente denominados SUM. Y se producen ya sea por el volumen excesivo de la música como por festejos y reuniones con demasiados invitados y, por lo tanto, ruido. “Muchos se han agarrado a las trompadas por ese tema”, reconoce el administrador Adrián Hilarza. Incluso esos espacios comunes pueden convertirse en lugares de riesgo, como ocurrió en Saavedra, donde un grupo de jóvenes “rompían las luces del lugar en forma continua”, relata Adrián De Stefano, director general de Justicia, Registro y Mediación del Gobierno de la Ciudad.

Mediaciones por mal uso de “amenities”

Comuna 1 11%

Comuna 2 9%

Comuna 3 5%

Comuna 4 4%

Comuna 5 4%

Comuna 6 4%

Comuna 7 3%

Comuna 8 3%

Comuna 9 6%

Comuna 10 4%

Comuna 11 19%

Comuna 12 11%

Comuna 13 4%

Comuna 14 7%

Comuna 15 6%

Aquí no hay quien viva

Con Información de La Razon

www.entornointeligente.com

Visite tambien www.mundinews.com | www.eldiscoduro.com | www.tipsfemeninos.com | www.economia-venezuela.com | www.politica-venezuela.com | www.enlasgradas.com | www.cualquiervaina.com | www.espiasdecocina.com | www.videojuegosmania.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.