Año recortable » EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Agarre unas tijeras y corte la historia de Bolivia el día 20 de octubre de 2019. Haga otro corte en la misma fecha en 2020. Junte las dos partes de la cinta e interprete. Los bolivianos estaban viajando en un micro azul por un camino tortuoso pero funcional. Por muchas razones se cansaron del torpe chofer y lo botaron. Lo sustituyeron por un conductor diferente, pero con el mismo uniforme. Los otros no inspiraron suficiente confianza. El problema era el chofer.

El voto de los indecisos definió esta elección con resultados sorprendentes. Los grandes problemas de gestión pasaron a importar poco ante el fantasma de los conflictos que en Bolivia son de temer. El deseo de estabilidad para los planes de crecimiento particular ha penetrado fuertemente en los procesos de racionalización del voto. La inmadurez y debilidad de los otros candidatos exigieron combinar deseos con sueños y cruel cotidianidad. La pandemia dejó ver más infecciones en el deteriorado y maltratado cuerpo del Estado Plurinacional. Desinformación y rebeldía se mezclaron con ineficiencia y corrupción. Hay que ser desadaptado para no escapar De ese bochorno.

De nada sirvieron las torpes injerencias desatinadas de periodistas extranjeros. Poco importaron los contactos con narcos mafiosos y las nuevas ollas de hirviente corrupción. Machismo y la supuesta pedofilia parecen no haber tocado la moral tradicional de los bolivianos. A veces lo económico y lo político son más fuertes que la espiritualidad. En otros casos es la voluntad de Dios la que define la historia. La biblia entró en el Palacio en vivo y en directo en medio de oraciones. Para Ramsés y sus creyentes también este año fue el peor. No hubo thaparankus justicieros esta vez. La racionalidad política emergió de emociones y sensaciones exhaustas por el desentendimiento y la violencia. Parece que no importa el color del micro mientras avance y garantice los proyectos privados. Liberalismo puro.

Había que disminuir al mínimo los riesgos. No puede conducir el micro alguien que no tiene licencia. Ausencia de programa y propuestas serias en todos los campos se pusieron en evidencia. “La economía se reactiva, reactivando la economía”. Faltó coherencia y visión contundente sobre la importancia del Estado de derecho. Dijeron cosas porque tenían que decir. Despreciaron al elector con banalidades pueriles. Desde la Presidenta hasta el exótico galeno oriental. La derecha nunca tuvo un plan inclusivo de desarrollo. Salvo al inicio del periodo neoliberal de los años 90. Su afán es un puro crecimiento extractivista y egoísta.

Este año se confirmó que los políticos van directo a poner el grano en el bolsillo. Todos buscan obsesivamente sacar tajada. Incluso quienes se dicen luchar por la injusticia y por los pobres. La corrupción se ha naturalizado. Los transitorios se lucieron haciendo demostraciones de lujo. Como ciertos alcaldes innombrables.

Los problemas macrosociales afectan la vida diaria pero no son percibidos por el votante. La falta de respeto a la ley o la injerencia del Ejecutivo en los demás poderes no llega directamente a la mesa del desayuno. Las estrategias geopolíticas mundiales contrarias a las del imperio yanqui tampoco se sienten en las casas de los votantes. Los tentáculos de las mafias internacionales no son visibles. Las ocultas formas de control de la información y la negación de la comunicación no son importantes en tiempos de redes. Los ciudadanos están desinformados de las tenebrosas transacciones que ocurren todos los días en el submundo público.

El deseo de los bolivianos es que la democracia funcione bien y sea inclusiva. Que la justicia no sea cooptada por el sistema político. Estabilidad económica y crecimiento mejor distribuido son deseables. Importantes son la libertad de expresión y pensamiento. Los derechos a la información y comunicación sin persecución ni amenazas. Sistemas de salud y educación priorizados. Prioritaria es la implementación de políticas ambientales para evitar los desastres diarios en ciudades y el campo.

Esta decisión de cambio de chofer está apostando a que mejoren las cosas. Sin conflictos y en clima de respeto pluralista. Hay muerte innecesaria y profundas heridas en la mente de los bolivianos. Una polarización con olor a venganza maniquea invade las redes. No se han visto señales efectivas de que todo vaya a ser mejor. Al contrario. Las imposturas comenzaron antes de la posesión. El abuso de poder y la manipulación de la ley por conveniencia también se han naturalizado. Mala señal.

Estamos en una pausa marcada por la esperanza. Bolivia es un país altamente politizado con una fuerte vocación por la democracia. Así es como debiera interpretarse este año tan raro y completamente recortable.

 

El autor es comunicador social, estemarcegua.blogspot.com

LINK ORIGINAL: Los Tiempos

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon >

Más info…

Smart Reputation

Prince Julio César en NYFW 2020

Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Prince Julio Cesar en el New York Fashion Week Spring Summer 2021

Publicidad en Entorno

Advertisement

Adscoins

Smart Reputation