Ampuero a Madrid y Jiménez al Segundo Piso: Las "compensaciones" de Piñera a sus ex ministros - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

De los cuatro ministros que perdieron su cargo el jueves pasado, que no siguieron en el gabinete y que este martes fueron invitados a cenar por el Presidente Sebastiu00e1n Piu00f1era, al menos dos no tendru00e1n que preocuparseu00a0por su futuro laboral.u00a0 Roberto Ampuero Espinoza u00a0podru00e1 u2013segu00fan insistu00edan hoy desde las entrau00f1as de La Moneda- escribir su pru00f3xima novela desde la embajada chilena en Espau00f1a. Yu00a0 Susana Jimu00e9nez Schuster u00a0asumiru00e1 el lunes como asesora presidencial en polu00edticas regulatorias del Segundo Piso. n El saliente canciller, que reemplazaru00e1 al funcionario de carrera Jorge Tagle, tendru00e1 como nuevo jefe a su sucesor , el RN Teodoro Ribera. Y la ex secretaria de Energu00eda se integraru00e1 a la unidad de Proyectos Especiales, uno de los tres grupos -junto con Polu00edticas Pu00fablicas, y Contenido y Discursos- que conforman el equipo de asesores que dirige Cristiu00e1n Larroulet. El u00faltimo fichaje de ese staff fue el economista de la Universidad Catu00f3lica Ignacio Parot, que venu00eda del Tribunal de la Libre Competencia. En Palacio tambiu00e9n barajan la idea de que Jimu00e9nez, mu00e1s adelante, estu00e9 disponible para algu00fan otro cargo, como una empresa pu00fablica u otro que asome en el tiempo. n Los otros dos ex secretarios de Estado a los que el mandatario invitu00f3 el martes a su casa fueronu00a0 Josu00e9 Ramu00f3n Valente (Economu00eda) yu00a0 Emilio Santelices (Salud). En las conversaciones que tanto Piu00f1era como Larroulet han sostenido con el primero, las posibilidades que se han puesto sobre la mesa son que parta a algu00fan organismo internacional o a un cargo en La Moneda. Con el segundo au00fan no han tratado el tema. n Cuando el martes en la mau00f1ana los nuevos titulares de RR.EE., Energu00eda, Economu00eda y Desarrollo Social juraron u201cen diferidou201d en el Salu00f3n de Audiencias, solo Ampuero asistiu00f3. Ni Valente ni Jimu00e9nez se dejaron ver. n Esa misma noche, Piu00f1era recibiu00f3 a los cuatro en su casa, junto a sus parejas. Uno de los invitados cuenta que en la cena no hubo ofrecimientos ni diu00e1logos bilaterales, pero que su00ed lo leyeron como un gesto u201chumanou201d.u00a0Lo de la cena en la casa de Camino La Viu00f1a no es un rito tu00edpicamente piu00f1erista, pero en el historial que el Presidente ha acumulado desde su primer cuatrienio figuran casos de compensaciones y retribuciones a las y los daminificados, desde invitaciones a acompau00f1arlo a cenas o eventos, hasta ofertas de nuevos cargos en el gobierno o en organismos internacionales. Algunos han aceptado, otros no; a veces llega casi de inmediato, otras toma au00f1os. n A veces, nunca. n Varela, Pu00e9rez & Rojas n No hubo cena de desagravio el au00f1o pasado, cuando el Presidente tuvo que intervenir por primera vez su gabinete (9 de agosto). Fue un poco a regau00f1adientes y mu00e1s que nada forzado porque su entonces ministro de Educaciu00f3n, Gerardo Varela , habu00eda completado el cartu00f3n del bingo de tanta intervenciu00f3n desafortunada. Ni el aparato comunicacional u2013casi una decena de periodistas- lo habu00edan impedido y el mandatario ya lo habu00eda reprendido en privado y en pu00fablico. n Ademu00e1s removiu00f3 a Alejandra Pu00e9rez (Culturas), a quien tambiu00e9n habu00eda retado con vehemencia, pocos du00edas antes. Su evaluaciu00f3n era deficiente y la habu00edan criticado en su propio bando, partiendo por esa vez que el senador RN Francisco Chahuu00e1n pedu00eda que u201cla sacaran a patadasu201d . Esa vez se salvaron Santelices y Valente. n No hubo tiempo para desagravios, porque en las 94 horas siguientes Piu00f1era debiu00f3 sacar a Mauricio Rojas , reemplazante de Pu00e9rez, inhabilitado polu00edticamente por haber calificado de u201cmontajeu201d el Museo de la Memoria en un libro. Lo removiu00f3, ademu00e1s, para que el incendio no alcanzara a Ampuero, que habu00eda dicho lo mismo. A Pu00e9rez y Varela los recibiu00f3 unos minutos en su despacho antes de bajar al Montt-Varas: el segundo le hacu00eda preguntas y cuando ella consultu00f3 por su caso, el gobernante le dijo que hablaru00edan despuu00e9s. n Con Varela u2013una de las apuestas personales del mandatario en este segundo peru00edodo- pasaron varios meses hasta que se reencontraron, en febrero de este au00f1o . No se reubicu00f3 en el gobierno. Pu00e9rez, dolida por haber salido junto con u00e9l, se fue de viaje a Europa y a las tres semanas la llamu00f3 el Presidente para invitarla a La Moneda . Ella puso la hora. No le pidiu00f3 disculpas por haberla destituido, pero fue amable y atento. Las versiones sobre si hubo una nueva oferta laboral o no difieren, pero Pu00e9rez no saliu00f3 de Palacio con un nuevo trabajo en el gobierno. n A Rojas -que en campau00f1a le habu00eda dedicado dos libros al Presidente- le agradeciu00f3 en pu00fablico al menos un par de veces, recalcando en esas mismas intervenciones su u00e1nimo de compensarlo, diciendo que “espero que podamos seguir colaborando” . Rojas diru00eda varios meses mu00e1s tarde en una entrevista que estaba ayudando a elaborar el reciente discurso de la Cuenta Pu00fablica . Piu00f1era, eso su00ed, no fue al lanzamiento de su libro 94 horas de Infamia , donde el converso Rojas argumentaba, recolectando tweets, que hubo un complot en su contra. Su00ed lo hizo Varela. n Cuando dejas de ser su ministro n Entre quienes han sido ministros de Piu00f1era bromean en serio con que hay categoru00edas . Uno, los que son destituidos por mala evaluaciu00f3n o por conflictos, avisados encima de la hora y sin reubicaciu00f3n inmediata: se van picados y molestos. Dos, los que salen por razones similares pero reciben cuidados presidenciales intensivos y son redestinados a cargos nada o poco despreciables. Tres, a los que por consideraciu00f3n a leales y vitales servicios anteriores -mu00e1s allu00e1 de cu00f3mo lo hayan hecho en el cargo que pierden- se les saca por arriba (ver el caso de Rodrigo Hinzpeter, que pasu00f3 de Interior a Defensa). Cuatro, los escasos ejemplos en que piden que otro los suceda. Y asu00ed. n Tambiu00e9n incide la situaciu00f3n econu00f3mica, ademu00e1s de sus contactos y redes. n Eso, mu00e1s allu00e1 de la repetida frase que esgrimen sus colaboradores de que al mandatario “le cuesta mucho echar o sacar a alguien”, que en algunos casos es cierto. Pero tambiu00e9n lo es que hay ejemplares con los que ya no hay trato posible. Fue lo que le pasu00f3 con Jaime Ravinet , el ex DC al que reclutu00f3 para Defensa, y que despuu00e9s de enfrascarse en una duru00edsima discusiu00f3n telefu00f3nica con u00e9l, y tras varios conflictos con sus asesores y polu00e9micas que fueron pu00fablicas, lo desobedeciu00f3: mientras el Presidente estaba fuera de Santiago, fue a renunciarle a su ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, a La Moneda (enero 2011). Acu00e1 no hubo retribuciu00f3n. n Casos en los que tampoco hubo compensaciu00f3n, al menos inmediata, fueron el de Camila Merino , su primera ministra del Trabajo, casi desde el comienzo mal evaluada por Presidencia. Pero con Ricardo Rainieri (Energu00eda) fue distinto. Su salida fue ruidosa porque con su frase “a los magallu00e1nicos se les acabu00f3 la fiesta” incendiu00f3 la crisis del gas en Punta Arenas cuando puso en duda ese subsidio para la calefaccciu00f3n. Estallaron protestas, el gobierno demoru00f3 una soluciu00f3n y se vino encima la amenaza de una acusaciu00f3n constitucional. Cuando los equipos de la Secom comenzaron a entrenarlo para enfrentar a los diputados, el ministro colapsu00f3. En La Moneda estaban impresionados y conmovidos con que llegara a sollozar de la presiu00f3n durante los ensayos. n Piu00f1era decidiu00f3 no correr el riesgo de perder un ministro, y sacu00f3 a Rainieri en enero del 2011. Se conocu00edan de au00f1os, u00e9l habu00eda trabajado en las versiones tempranas de los denominados Grupos Tantauco que habu00edan esbozado su programa de gobierno. Al au00f1o siguiente, en julio de 2012, el gobierno lo designu00f3 su representante ante el Banco Mundial. n Felipe Bulne su00a0Serrano (RN) fue otro caso. Debutu00f3 en Justicia, pero Piu00f1era le pidiu00f3 el 2011 cambiarse a Educaciu00f3n. Entonces, las primeras manifestaciones habu00edan dejado sin margen a Joaquu00edn Lavu00ednu00a0Infante (UDI), pero a u00e9ste lo sacu00f3 por arriba y lo instalu00f3 en el entonces reciu00e9n creado Ministerio de Desarrollo Social, que estaba en Palacio (ahu00ed fue cuando el Presidente le dedicu00f3 en pu00fablico la broma cruel de “u00bfVe? Por fin llegu00f3 La Moneda”). n Cuando la agenda de esa cartera mataministros comenzu00f3 a desgastar a Bulnes, u00e9l le pidiu00f3 a Piu00f1era que lo sacara de ahu00ed. Pero el Presidente no quiso. Circularon rumores de que el ministro -una de las entonces promesas del ala liberal de RN- habu00eda presentado su renuncia y que su jefe no se la aceptaba. Conversaron el tema mu00e1s de una vez, hasta que finalmente Bulnes deju00f3 educaciu00f3n en marzo del 2011. En su caso la compensaciu00f3n fue casi inmediata: Piu00f1era le ofreciu00f3 irse de embajador a Estados Unidos , lo que se confirmu00f3 en enero del 2012. n Con Rodrigo u00c1lvarez Zenteno (UDI) fue otra historia. El ex diputado, en su du00eda etiquetado como el “delfu00edn” de Pablo Longueira, debutu00f3 como subsecretario de Hacienda. Pero con el ministro, Felipe Larrau00edn, fue casi enemistad a primera vista. En lo formal no se entendu00edan. Asu00ed que fue upgreadeado a ministro de Energu00eda en julio de 2011, pero ahu00ed le tocu00f3 enfrentar una compleju00edsima crisis en Aysu00e9n, con varios flancos que alimentaban protestas. El gobierno enviaba delegados a negociar, u00e9l entre ellos, pero el acuerdo no llegaba nunca, y al final intervino la tru00edada de ministros polu00edticos de entonces: Rodrigo Hinzpeter (Interior), Andru00e9s Chadwick (Segegob) y Larroulet (Segpres). n u00c1lvarez, sin ser notificado, fue excluido de la fase final de conversaciones, lo que devino en otro conflicto en La Moneda. El Presidente se encontraba en una larga gira por Asia y le pidiu00f3 que lo esperara, pero al ministro se le habu00eda acabado la paciencia. Le enviu00f3 un e-mail avisu00e1ndole de su decisiu00f3n irrevocable y tambiu00e9n a los ministros polu00edticos, lo que se filtru00f3 a la prensa y molestu00f3 en Palacio. Despuu00e9s, cuentan, el mandatario le dedicu00f3 palabras de agradecimiento durante un discurso suyo en un consejo directivo ampliado de la UDI. u00c1lvarez su00ed fue a entregar su cargo al juramento de su sucesor, y se siguiu00f3 viendo con el Presidente: en una ocasiu00f3n fue anfitriu00f3n de una cena junto a u00e9l y a los subsecretarios, y tambiu00e9n en el encuentro de despedida de su gobierno. Eso su00ed, acu00e1 no hubo cargos ofrecidos, y el ex diputado tampoco lo habru00eda aceptado. n A Felipe Morandu00e9 Lavu00edn (Transportes) lo tuvo que sacar en enero del 2011 y entre los cercanos a Piu00f1era au00fan recuerdan que el ministro cometiu00f3 el pecado de no enfocarse en mejorar el Transantiago, que precisamente era uno de las debilidades de gestiu00f3n de la administraciu00f3n de Michelle Bachelet.u00a0Fue una mala evaluaciu00f3n, pero a u00e9l tambiu00e9n lo compensu00f3. Con retardo, pero lo hizo: en junio del au00f1o pasado, cuando su segundo gobierno iba en el tercer mes, el Presidente lo designu00f3 e mbajador ante la OCDE, con sede en Paru00eds . n Este u00faltimo era, precisamente, el consuelo que habu00eda pensado el mandatario hacia el final de su primer gobierno para Laurence Golborne Riveros , su ex ministro de Mineru00eda, Energu00eda, Obras Pu00fablicas, y fallida carta para sucederlo. La idea de instalarlo en la OCDE se anunciu00f3 despuu00e9s de que Golborne se olvidara de ser candidato presidencial cuando le recordaron que como gerente de Cencosud habu00eda aprobado un mecanismo de cobro unilateral a sus clientes y que tenu00eda cuentas en un parau00edso fiscal caribeu00f1o. Pero debiu00f3 guardarse en un caju00f3n cuando comenzaron a conocerse sus vu00ednculos con el Caso Penta. Su situaciu00f3n sigue sin resolverse hasta hoy. n   n   n   n   n”,”post_title”:”Ampuero a Madrid y Jimu00e9nez al Segundo Piso: Las “compensaciones” de Piu00f1era a sus ex ministros”,”post_excerpt”:”El reciu00e9n removido canciller y la ex ministra de Energu00eda fueron reclutados ru00e1pidamente por el Presidente. Piu00f1era a veces retribuye a quienes les pide el cargo: desde invitaciones a acompau00f1arlo a cenas o eventos, hasta ofertas de nuevos cargos en el gobierno o en organismos internacionales. Algunos han aceptado, otros no; a veces llega casi de inmediato, otras toma au00f1os. A veces, nunca.”,
LINK ORIGINAL: la tercera

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation