Amor y coco: dulce casero en comunidad - EntornoInteligente

Entornointeligente.com /  

Hacia el oeste de la ciudad, específicamente en la localidad de Lídice, conviven más de 22 Consejos Comunales y existen propuestas con varios socioproductivos en el procedimiento de la formalización y ejecución.

Grandes ideas colectivas pueden encontrarse en el Lote 15 de Lídice, donde Mirgrella Morao, presidenta del Consejo Comunal Corazón de mi Patria, tiene más de seis años al servicio de su comunidad, electa por los vecinos de este sector.

Ella, junto a algunos miembros de este colectivo y su compañero Jean Rojas, decidieron dar el primer paso como emprendedores y montaron, en su hogar, la venta de dulces de coco.

Esta idea la impulsan desde hace un año, cuando se presentó inicialmente como un proyecto socioproductivo, con todo el proceso que ello implica, y se va convirtiendo en un trabajo de unión familiar y comunal, donde participan más de 10 personas.

“Aquí hay muchos emprendedores, pero necesitamos más orientación y los pasos a seguir para lograr más proyectos y aparte empoderarnos de los servicios y mantenerlos”, afianza Morao, haciendo referencia a la poca cantidad y la permanencia de socioproductivos en la zona. Pero la meta es continuar buscando talento para presentarse frente a los entes correspondientes y formalizar sus sociedades productivas, sustentando muchas de las necesidades de los habitantes que conforman la parroquia La Pastora.

“Quien se come uno, se come dos”, dicen los vecinos de la zona, quienes señalan que este emprendimiento ha traído aprendizaje a quienes se involucran en él, incentivando el valor del trabajo y el esfuerzo diario.

Trabajo liberador El proceso de elaboración toma más de 15 horas y abarca desde la selección de la materia prima (cocos) hasta la compra de azúcar y la preparación de la maquinaria necesaria. Para lograr sus deliciosos dulces, Mirgrella y su esposo, desde las 6 de la mañana, se levantan, pelan los cocos, los cortan, los pasan a la molienda (un molino) y por supuesto por el “melao”, que consiste en una melaza casera hecha a altas temperaturas con azúcar. Una vez lista la mezcla se preparan en pequeñas pelotas para que, reposados, puedan ser envueltos por ellos e incluso por algunos pertenecientes a otros consejos comunales.

Además, no solo surten a la comunidad o las calles principales de Agua Salud, sino que también se desplazan hasta zonas más remotas como Chacaíto, Candelaria y Quinta Crespo, e incluso la frescura de sus dulces llaman a clientela del estado Vargas.

De esta manera hacen que paladares citadinos y turísticos prueben el dulzor de Lídice, y aunque estos dulces no tengan nombre propio, representan el trabajo de todos los miembros del socioproductivo Corazón de mi Patria.

Y van por más Esta comunidad busca hacer el trabajo por ellos mismos; sus propuestas apuestan al bienestar de sus vecinos, incluso buscando llegar a limpiar las quebradas que obstruyen la zona, el desmalezamiento de las calles, vigilancia del alumbrado y recientemente están en la búsqueda de apoyo (para la compra de electrodos) para apoyar a los herreros, quienes prestan sus servicios a este consejo comunal y así arreglar una alcantarilla que obstaculiza el tránsito del Metrobús sentido Agua Salud-Lídice.

Morao y sus colegas buscan solución a las debilidades de las comunidades para mantener la unidad, y que así otras parroquias y consejos se animen para incrementar los socioproductivos.

_____________

Por la unidad y beneficios para el colectivo Con el trabajo de comunas e ingresos de los mismos integrantes de consejos comunales y vecinos cercanos, han acondicionado un espacio para convertirlo en un Consultorio Médico Popular, como resultado de sus estudios de las necesidades detectadas.

De la mano con médicos generales buscan que el servicio médico llegue a los afectados de las zonas más remotas y alejadas de Lídice, ubicándose en el Lote 15, donde los días miércoles y viernes pueden acercarse y obtener un chequeo gratuito.

La conformación de la primera mesa de trabajo y el Consejo Comunal “Corazón de mi patria”, junto a algunos allegados del sector, buscan la ayuda de los entes mayores para lograr frisar, pintar y arreglar el techo de este pequeño consultorio, ya que tiene goteras que podrían dañar los avances que han construido en su trabajo conjunto.

Más de 120 personas se ven beneficiadas en los días de consulta activos, y con las mejoras pertinentes buscan llegar a más personas y ofrecer atención médica y un horario extendido.

NATASHA MARTÍNEZ/CIUDAD CCS FOTO VLADIMIR MÉNDEZ  

LINK ORIGINAL: Ciudad CCS

Entornointeligente.com

Smart Reputation




Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me