Algunas notas sobre el desempleo mundial - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

María Antonieta Magaldi R..- El desempleo, junto con la inflación y la desaceleración del crecimiento económico, son los problemas macroeconómicos más difíciles de resolver para cualquier país. En términos globales y según las últimas estadísticas disponibles, provistas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la tasa de desempleo mundial ha caído desde 5,217% en 2015 hasta 4,954% en 2018. Por región, se pueden observar resultados similares, según la CEPAL la tasa de desocupación en la América Latina y el Caribe, no aumentó por primera vez en 2015, manteniéndose alrededor del 9% hasta 2018 mientras que en los países más desarrollados, presentan tasas de 5,3%, reportándose incluso niveles muy cercanos a lo que se denomina “pleno empleo”.

Ahora bien, el desempleo es un problema complejo, pues el mercado laboral no es homogéneo y presenta diferentes capas dentro de una sociedad. El desempleo entre los jóvenes, por ejemplo, es mucho mayor que en las personas mayores de 40 años, considerando además que el desempleo en las mujeres (5,427%), es mucho mayor que en los hombres (4,651%). Asimismo, por su definición, cabe la posibilidad que una persona por tener un contrato de trabajo de al menos una hora, la semana anterior a la medición, no sea considerada como desempleada, a pesar que su contrato ya haya expirado la semana siguiente.

También habría que evaluar la calidad del empleo que una persona pueda conseguir. En efecto, aunque una persona pueda considerarse empleada, el salario que devenga es posible que no le permita mantener una calidad de vida satisfactoria. En tal sentido, si se toma el PIB per cápita real como un aproximado de la calidad de vida de los habitantes por país, podemos observar, que aunque las personas tengan un empleo, éste no le permite mantener un nivel de bienestar adecuado. Algunos países de América Latina son un claro ejemplo de esta situación (en Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, el empleo asalariado registró una menor tasa de crecimiento que el trabajo por cuenta propia), y algunos otros son ejemplos inequívocos, que la población subsiste, pero que realmente, no tiene posibilidad de desarrollo humano. Se cita además, el caso de China, en el que las jornadas de trabajo son de más de 40 horas a la semana, y el PIB per cápita real es de aproximadamente USD 8 mil en 2018, según el Banco Mundial (versus USD 11 mil promedio mundial).

Considerando la complejidad del problema, las políticas que se han llevado adelante en algunos países para intentar revertir el impacto del desempleo, son realmente polémicas. Para algunos gobiernos, la fijación de salarios mínimos es una manera de palear la situación, desconociendo que una fijación errónea puede distorsionar aún más el mercado laboral. Al respecto, valdría la pena revisar, que los países que no fijan sueldos mínimos tienen niveles de desempleo menores, así como salarios promedios más altos (tales como Suiza, Dinamarca, Austria, Finlandia, etc.). Mientras que además en algunos casos atacan el problema desde la educación de los niños, que permite que una persona se capacite de acuerdo a sus habilidades y según los requerimientos de la sociedad. Las cifras sobre desempleo y calidad de vida de estos países son datos incontrovertibles, que más allá de estar o no de acuerdo con sus formas, muestran resultados que al menos valdría la pena considerar, en especial, para países en los que se vincula el tema de desempleo con banderas políticas, que en nada contribuyen con el bienestar real de la población.

 

@MariaAMagaldi

 

LINK ORIGINAL: Finanzas Digital

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation