Alexander Torrenegra: 'El trabajo remoto abre las puertas a la contratación del mejor talento' » EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Alexander Torrenegra: ‘El trabajo remoto abre las puertas a la contratación del mejor talento’ Es probable que a quien converse con Alexander Torrenegra le resulte imposible no contagiarse de dinamismo y de un empuje hasta atrevido, para mirar las posibilidades del emprendimiento. Además de empresario e inversionista de Shark Tank Colombia, en Canal Sony, Torrenegra lidera el desarrollo de Torre, una plataforma digital que usa inteligencia artificial y base de datos para conectar a profesionales con empresas en todo el mundo. Actualmente, como coautor de Remoter –una guía para construir y escalar equipos remotos exitosamente–, conversa entusiasmado con este diario sobre tecnología, oportunidades del mercado postcovid, estrategias para articular con éxito equipos de trabajo a distancia y liderazgo. En 2012, ‘Alex’ destacó como ‘Innovador del año’ en los premios ‘Innovadores menores de 35’, en la revista MIT Technology Review, perteneciente al Instituto de Tecnología de Massachusetts, y hoy se desviste con el ímpetu de un soñador y creyente de la innovación, durante nuestra entrevista.

Alexander además de estar dedicado a potenciar tu ‘holding’ de compañías, te has convertido en una especie de embajador del trabajo remoto. Has mencionado que las empresas que están palpando los beneficios económicos de esta modalidad de trabajo son cada vez más. ¿De qué manera puede el trabajo remoto ayudar a dinamizar la economía?

De muchas maneras. He sido un fan del trabajo remoto por mucho tiempo y creo que lo primero es entender que el trabajo que hemos experimentado durante la pandemia, es el peor tipo de trabajo remoto que hay. En ningún momento estoy proponiendo que lo que ha ocurrido durante la pandemia lo extendamos más, sino que visualicemos lo que ya estaba ocurriendo en trabajo remoto previamente y que ahora que muchas personas se han dado cuenta de que pueden trabajar remotamente, aprovechen ese conocimiento. Mucha gente que trabaja remotamente no lo hace desde la casa, es lo que se cree, muchos lo hacían desde espacios de coworking. Lo primero es visualizar que el trabajo remoto es muy diferente a lo que hemos experimentado recientemente y lo segundo es que el trabajo remoto les abre las puertas tanto a las compañías como a las personas, porque pueden contratar al mejor talento. ¿Cuáles son las probabilidades de que el mejor talento esté viviendo en la misma ciudad en la que vives?, son bajas, es más probable que viva en otro lugar del mundo. Entonces, a las compañías que quieren atraer el mejor talento y competir a nivel global, el trabajo remoto les permite hacer eso. Para la gente, en particular, el trabajo remoto le permite abrir un horizonte de oportunidades profesionales y tener acceso a cientos y miles de opciones de empleo, a diferencia de las que podría tener localmente, y eso en resumidas cuentas le permite a una persona potencialmente tener mejor salario, mejor desarrollo profesional y un trabajo que encuentre más gratificante.

“Es muy importante entendernos a nosotros mismos como individuos y como cultura. Venimos de una cultura donde equivocarse está mal, donde si pecas te vas al infierno, si no completas el examen no te gradúas, y eso es malo para el emprendimiento, porque el emprendimiento es como un laboratorio donde uno experimenta con diversas fórmulas; de hecho, el emprendimiento es casi el método científico aplicado y muchas de esas, no van a funcionar”. ¿Debería el trabajo remoto ser exclusivo de las grandes compañías o consideras que también podría ser rentable para las pymes?

Es más fácil que una compañía nueva y una pequeña adapten el trabajo remoto, a que una compañía grande lo haga, debido a la flexibilidad que las empresas pequeñas poseen. A las compañías grandes que comenzaron teniendo una infraestructura de oficina o de fábrica, se les hace muy difícil pasar al trabajo remoto, porque crearon toda una estructura sobre la idea de que el talento va a donde está el trabajo. En el futuro, lo que estamos viendo es que la mayoría de los trabajos van a ir a donde está el talento, debido a que estos son cada vez más escasos, sobre todo el buen talento.

Alexander Torrenegra se mantiene enfocado en empresas de tecnología. Ha liderado equipos de manera remota desde 2003, en Estados Unidos. Cedida En Panamá recién se estableció el marco jurídico en torno al teletrabajo, por supuesto con el ‘push’ de la pandemia y quizás aún culturalmente no estábamos preparados. ¿Crees que el hecho de que muchas compañías en Panamá aún se resistan a fluir en este modelo nos reste competitividad?

No solo les resta competitividad; hoy todo el mundo quiere contratar a las mejores personas, y siempre ha sido así. Si tienes la cabeza cuadrada y no quieres ir a buscar el talento a donde está, eso obviamente te va a restar competitividad. Contratar talento remoto es una ventaja competitiva y en un par de años será un requerimiento competitivo. Es como que hace 20 años dijéramos ‘no voy a usar internet, no voy a vender online’; puedes andar pregonando lo que quieras pregonar, pero eventualmente el mercado te va a recordar que tomaste una mala decisión. No se trata solo de competitividad, sino de humanismo y empatía, ya que, muchas personas pueden hacer su trabajo remotamente y, en general, cualquier jefe que tiene un equipo de personas, que puedan hacer su trabajo en forma remota y no se los permita, es un mal jefe. Pero hacer eso en mitad de una pandemia, es ser un mal ser humano.

“A pesar de las vicisitudes por las que muchas personas están pasando, como perder sus empleos y negocios, también salen muchas oportunidades de emprendimiento durante estos días, siendo solo comparable con la cantidad de emprendimiento postguerra”. Cambiando un poco de tema, has dicho que uno de tus objetivos es lograr que la inteligencia artificial sirva de catalizador al potencial humano, es una tarea sumamente interesante.

Nosotros, viviendo en el área de la bahía en San Francisco estamos rodeados de cientos de miles de personas en compañías que están creando softwares, tecnologías y herramientas que son lo suficientemente buenas como para reemplazar el trabajo de muchas personas; querámoslo o no. Uno tiene dos alternativas: quedarse de brazos cruzados o hacer algo al respecto, y nosotros en Torre, la compañía que fundé más recientemente, decidimos usar esa misma inteligencia artificial para ayudar a las personas a encontrar el trabajo más gratificante que puedan. Vivimos en un mundo donde internet nos ha permitido descubrir información de la forma más rápida que en algún momento nos pudimos imaginar; aprender de cualquier tema te toma milisegundos, saber qué artículo tienes que leer, qué libro tienes que comprar, qué video tienes que ver, qué persona tienes que seguir. Si quieres comprar un vuelo desde Panamá hasta San Francisco te va a tomar solo un par de minutos saber cuál es el mejor vuelo para ti, basado en tus preferencias, tus millas, tu presupuesto, tu horario, etcétera. Pero si yo te pregunto a ti, Yandira, si quieres contratar para tu nuevo startup un desarrollador de software, o un tutor de piano o si quieres un asistente ejecutivo a medio tiempo… ¿quién es esa persona?, ¿quién es la mejor del mundo para que le hagas una oferta? No solo la respuesta se va a demorar días, semanas o meses, sino que la respuesta no será la correcta, y no habrás visto a todo el mundo para decir esta es la mejor persona o no; lo más probable es que interactúes con un grupo limitado de personas y tomes la decisión. Esto es lo que estamos cambiando y se llama ‘simetría de información’. Nuestro trabajo en Torre es llevar esa ‘simetría de información’ a cero, para que en tiempo real no solo las compañías puedan saber inmediatamente cuál es la mejor persona para que con un clic le hagan una oferta, sino para que todas las personas sepan cuál es el mejor trabajo que pueden estar haciendo, tanto flexible, como tiempo completo, el mismo día en que decidan hacer esa búsqueda.

Con el libro ‘Remoter’ dibujan una guía para construir y escalar equipos remotos exitosamente. Cedida ¿Hay algún modelo de empresa en particular o sector específico que se pueda ver más beneficiado con la implementación del trabajo remoto? Quizá las empresas que tienen que ver con el sector tecnológico, las empresas en el sector de comunicaciones.

Definitivamente cualquier empresa donde la mayoría de su equipo trabaja detrás de una pantalla de computadora. Básicamente la analogía es: si vendes átomos o si vendes dígitos. Si tuvieses una compañía de dígitos, servicios, donde todo puedes hacerlo de forma digital, puedes beneficiarte inmensamente del trabajo remoto, pero no se limita ahí. Inclusive si eres una compañía que vende átomos te puedes beneficiar del trabajo remoto. No solo tú teniendo un equipo remoto, sino vendiendo servicios a personas que trabajan de forma remota. Un ejemplo muy bien podría ser en el caso de Latinoamérica los servicios como Mercadolibre, Rapid, Glovo, todas son compañías que se han beneficiado increíblemente del trabajo remoto, lo que les ha permitido vender mucho más de lo que se hubiesen podido imaginar que iban a vender este año y que van a vender en el futuro.

“A las personas en particular este tipo de trabajo les permite expandir los horizontes de oportunidades profesionales, así como también tener acceso a cientos y miles de opciones de empleo, a diferencia de las que podrían tener localmente, y eso en resumidas cuentas les permite tener mejor salario, mejor desarrollo profesional y un trabajo que encuentren más gratificante”. También te has destacado como inversionista en Shark Tank Colombia, ¿cómo ves el escenario postcovid? ¿Qué oportunidades crees que deberían ser de aprovechamiento, sobre todo para el mercado latinoamericano en todo este contexto postpandemia?

Se me pone la piel de gallina con esta pregunta, la pandemia ha sido terrible. Yo todos los días me despierto y le doy gracias a la vida no solo por permitirme lograr todo lo que he logrado, sino por saber que actualmente en la mitad de una pandemia estoy rodeado de mis padres; acabamos de tener un bebé nuevo, estamos sanos y salvos, inclusive con la oportunidad de tener una vida mejor de la que teníamos antes de la pandemia; eso es ser muy afortunado. A pesar de que hay muchas cosas malas, y mucha gente se está quedando en forma sistemática sin empleo, o perdiendo sus negocios, de todo eso está saliendo un montón de oportunidades. La cantidad de oportunidades de emprendimiento y de hacer nuevas cosas que están saliendo estos días es solo comparable con las oportunidades postguerra; que solo una que otra generación resulta experimentando ese tipo de cuestiones. Nosotros, gracias a la pandemia, sin experimentar tanto caos como se experimenta en una guerra, estamos teniendo la oportunidad de reconstruir cosas de cero, incluso como generaciones previas no pudieron, a excepción de la Segunda Guerra Mundial para atrás. Y eso es fascinante, sobre todo como inversionista. Hoy, además de la ansiedad que me da saber que tantas personas están teniendo problemas por la pandemia, lo siguiente que me da ansiedad es saber que hay tantos negocios nuevos que están creciendo, de los que no me voy a enterar para poder invertir en ellos (risas). Me imagino el mundo como un gran Lego, donde hay muchos conectados y hay muchas codependencias y la pandemia le pegó un manotazo a ese Lego y una tercera parte salió a volar y se destruyó, pero por otro lado, hay un montón de piezas individuales que están listas para que lleguen otras personas a construir cosas nuevas y no solo mejor de lo que existía antes sin ninguna de las dependencias y el equipaje pesado que antes tenían.

Alexander Torrenegra: ‘El trabajo remoto abre las puertas a la contratación del mejor talento’ A propósito de esto, me gustó una entrevista que diste recientemente en la que hablabas con humildad sobre tus desaciertos, y decías que aún te queda muchísimo por aprender en este camino del emprendimiento. ¿Qué les dices a quienes tienen un plan de negocios, pero no se han atrevido? ¿Qué errores no deben cometer?

El primer error a no cometer, es no cometer errores (risas). Es muy importante entendernos a nosotros mismos como individuos y como cultura. Venimos de una cultura donde equivocarse está mal, donde si pecas te vas al infierno, si no completas el examen no te gradúas, y eso es malo para el emprendimiento, porque el emprendimiento es como un laboratorio donde uno experimenta con diversas fórmulas; de hecho, el emprendimiento es casi el método científico aplicado y muchas de esas, no van a funcionar. Pero de vez en cuando una funciona, eso se traduce en que emprender es cometer errores, es tener hipótesis y experimentar con ellas, darse cuenta de que uno estaba equivocado en muchas, pero acertado en otras. Se debe persistir, no sentirse mal cuando se comete un error, siéntete mal cuando no aprendes, cuando tienes un plan, una hipótesis y no tienes las agallas para validar si era cierta o no.

¿Cómo lograr dinamismo y cohesión en equipos de trabajo remoto, sobre todo con diferencias horarias y en medio de contextos de crisis como esta? Entiendo que tienes muchos años manejando equipos remotamente, has sido líder, así que háblanos un poco del éxito de esta tarea.

No es fácil, de hecho generar cohesión para cualquier líder es algo bastante complejo, aunque el trabajo remoto tiene sus beneficios al momento de hablar de cohesión, se debe tener en cuenta qué tipo de cohesión uno quiere tener en su equipo. Como habrás notado, yo empiezo respondiendo las preguntas dando vueltas, para primero acordar las definiciones, utilizo el método socrático; ponte de acuerdo primero en la definición de lo que estás hablando (risas). La cohesión de un equipo remoto debe ser profesional; las personas están en el equipo remoto porque encuentran que tienen el trabajo más gratificante para ellos, el que más los va a retar profesionalmente y no el tipo de cohesión de un trabajo de oficina, que normalmente es de amistad. En el trabajo remoto uno no desarrolla amistades tan cercanas como en la oficina y tiene todo el sentido del mundo porque no estás compartiendo. Es importante visualizar que la cohesión que uno quiere no es cohesión de amistad, sino profesional, más parecida a la de un equipo profesional en algún deporte, que la de un domingo en familia donde todos se divierten. Es retador porque se requiere muy buena comunicación y un equipo alineado, pero es más fácil porque como ahora puedes buscar un talento en cualquier parte del mundo, son más las probabilidades de que conectes con personas que compartan tu misión, visión y cultura profesional. De hecho, en torre.co una de las cosas que estamos haciendo es ayudar a las personas a descubrir lo que llamamos su ‘genoma profesional’. ¿Qué es lo que hace que seas un profesional? ¿Qué es aquello que hace a tu compañía especial y única? Y ayudar a automatizar el proceso para determinar si una persona es un buen candidato no solo para la oportunidad de empleo, sino para que trabaje contigo y con tu equipo.

Alexander, tenemos que hablar ahora de ‘Remoter’, entiendo que cuando Andrés Cajiao y tú decidieron escribir este libro tenían como objetivo encaminarse a hacer una guía para las empresas, para construir de alguna manera una hoja de ruta a aquellos que tomaran la decisión de encaminarse al trabajo remoto. Así que, cuéntanos un poco ‘grosso modo’ sobre esto.

Empecé a tener equipos remotos en 2002, cuando no había videoconferencias. Los primeros equipos que tuve eran simplemente audios por internet cuando funcionaban, y cuando no, me tocaba comprar una tarjeta de llamadas y hacerlas internacionales (risas). He tenido oficina, tuve la mala experiencia de tener una oficina; fue divertido, pero tenía la limitación de no poder contratar a las mejores personas, sino a las que estaban en la ciudad, eso no me gustó tanto. A principios del año pasado pensamos, ¿por qué no compartimos todo este conocimiento con otras personas? Y ahí fue que comenzamos a grabar videos, hacer podcast y encapsular todo ese conocimiento del por qué y el cómo hacer un equipo remoto, de qué es un equipo remoto, qué es una compañía remota, qué es una compañía parcialmente remota, qué es una compañía primariamente remota, cómo contratas personas, cómo les pagas en diferentes países, qué acuerdos legales necesitas, qué equipos necesita la persona, cómo te aseguras de que las personas están bien, como despides a una persona remota, cuándo se ven, cómo te comunicas. Es una guía bastante práctica y toma poco tiempo de lectura. No lo escribimos con el objetivo de hacer dinero, más bien de compartir y enseñar a las personas lo bonito que es trabajar en equipos remotos. Aceleramos la publicación del libro porque hemos notado que durante la pandemia muchas personas se han llevado un sinsabor de lo que es trabajo remoto y queríamos enseñarles que puede ser muchísimo mejor.

En tu caso, que ya trabajabas de forma remota, ¿cómo ha sido la experiencia pre y postpandemia?

Prepandemia por las mañanas dejaba a mi hija en la escuela, volvía, iba al café del frente, luego subía, seguía trabajando; al mediodía iba a almorzar con mi esposa a alguno de los múltiples restaurantes que hay en el centro de San Francisco, volvíamos, seguía trabajando, recogía a mi hija en la escuela, cenábamos en familia. Llegaba a veces un amigo, alguien que estaba visitando San Francisco, hacíamos networking, los fines de semana íbamos a la sinfónica, museos… todo eso cerca de la casa, sin tener que meterme en el tráfico. Durante la pandemia nada de eso ocurre; mi hija no puede ir a la escuela, no puedo tomarme un café afuera, no puedo ir a un restaurante ni a los museos, no puedo recibir amigos… trabajaba desde un espacio de coworking a veces, ahora no puedo ir, siempre trabajando desde la sala. No ha sido, lastimosamente, tan placentero como podría. Enseñar cómo ser líder de personas remotas y por qué tiene sentido, era lo menos que podíamos hacer, por eso decidimos publicar el libro.

A propósito de ‘Remoter’, disciplina y organización, están directamente relacionadas a la productividad. ¿Cómo manejamos estas variables correctamente cuando estamos en un esquema de trabajo remoto? Una de las quejas habituales de estos equipos es que sienten sobresaturación o que terminan en jornadas más extensas, de las que podrían tener, yendo a las instalaciones habituales.

Uno de los problemas que muchas personas cuando trabajan remotamente por primera vez encuentran, es que sienten que estar detrás de la computadora es el equivalente a estar en la oficina; entonces no quieren irse de la computadora, porque sienten que se están yendo de la oficina y se vuelve una competencia saber quién es el último en cerrar la computadora durante el día; eso es terrible. No solo para ti, sino para tus seres queridos porque no saben cuándo estás trabajando y cuándo tienes espacio para compartir con ellos. Los dos tips que yo le doy tanto a líderes como personas es por un lado, tener un espacio exclusivo de trabajo en la medida de lo posible, sé que es difícil, pero si puedes, ten un espacio donde tu familia y tus seres queridos sepan que si estás ahí, estás trabajando. Lo otro, principalmente para líderes, asegúrate de que tu equipo se sienta cómodo cerrando la computadora y que si los necesitas, les puedes pegar una llamada de emergencia, pero que reduzcan la ansiedad de que tienen que estar detrás de la computadora y que cuando necesiten la ayuda de alguien que no está online, se sientan cómodos pegándole una llamada también a esa persona para que les ayude con la emergencia porque, de lo contrario, nadie va a querer despegarse de la computadora y tendrán malos días.

Temas relacionados: Colombia Pandemia Teletrabajo Espacio Gente
LINK ORIGINAL: La estrella

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon >

Más info…

Smart Reputation

Prince Julio César en NYFW 2020

Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Prince Julio Cesar en el New York Fashion Week Spring Summer 2021

Publicidad en Entorno

Advertisement

Adscoins

Smart Reputation