Alberto Ardila Atkins Piloto ||// ¿Qué pasó en las elecciones? - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Si en esta elección se hubiese contado con la altísima participación que hubo en 2015, la posibilidad de trampa hubiese sido remota pues el solo movimiento de la masa social hubiese provocado pánico en las filas del partido del régimen Quizá la depresión postelectoral no nos deje pensar con claridad, quizá no es muy placentero hacerlo ahora mismo, pero se equivocan, es tiempo de levantar el rostro y mirar hacia el horizonte, en este momento lo más imperativo es analizar con detenimiento qué fue lo que se consumó ayer, más allá de la retórica simple de los eslóganes partidistas y de las pasiones desatadas en este infierno al que seguimos llamando Venezuela.

Esta atípica elección de gobernadores constituye el más descarado fraude electoral de la historia de nuestro país, de eso no queda la menor duda, pues nadie con dos dedos de frente puede creer que son ciertas las astronómicas cifras que anunciaron porque todos fuimos testigos en primera fila de la altísima abstención que se presentó, amén de los dispositivos de ralentización y sabotaje del proceso, llevados a cabo por el CNE a través de la colocación de miles de máquinas dañadas y su negativa a la sustitución de las mismas, y por parte de la FAN, que hizo hasta lo imposible para hacer que los votantes desistieran de ejercer su derecho.

¿Fue una muerte anunciada?

Si en esta elección se hubiese contado con la altísima participación que hubo en 2015, la posibilidad de trampa hubiese sido remota pues el solo movimiento de la masa social hubiese provocado pánico en las filas del partido del régimen y, por su puesto, en sus estructuras, pero eso no ocurrió a pesar de que se supone que ya habíamos aprendido que es necesario participar en las elecciones las veces que fuese necesario y por esa razón los partidos inscribieron a sus candidatos, ¿entonces qué fue lo que ocurrió? Sencillo: el conglomerado social, que en su amplia mayoría está contra el régimen, decidió no participar y eso, amigos lectores fue un acto realmente estúpido e infantil.

Haberse quedado en casa esperando con ello castigar a la MUD por sus muchísimos errores, es equivalente a convertirse en el imbécil que al descubrir la infidelidad se bebe un frasco de veneno esperando infligir una herida a su pareja. Sí, así de párvulo es el pensamiento político venezolano.

¿Ahora qué sucederá?

Lo notorio de la muy baja participación de los venezolanos en estas truculentas elecciones y el anuncio de esos resultados sacados, posiblemente, de las alucinaciones canábicas de cúpula roja, cierra la posibilidad de que exista el reconocimiento de esos resultados por parte de la MUD, de la sociedad venezolana y de la comunidad internacional, lo cual repercutirá en el proceso de ruptura social y exigirá a la coalición opositora un cambio profundo de la forma en que hacen política, al tiempo en que el régimen, con poca o ninguna credibilidad, intentará seguir haciendo de las suyas a través de único método que conocen los comunistas: el uso de la fuerza.

¿Qué se debe hacer?

Indudablemente la oposición debe, como he sugerido en anteriores artículos, reconstituirse, reordenarse, replantearse y reorganizarse, como un cuerpo monolítico con estructuras internas que le permitan reaccionar rápidamente a los retos que le tocará enfrentar y comunicar con eficiencia y eficacia al conglomerado social la línea de acción a seguir, los resultados y las estrategias. La historia futura reclama que hoy los partidos arríen sus banderas y se enarbole el estandarte de una sola organización política.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

demasiadochevere.com
Ya habrá tiempo para desempolvarlas y recomenzar el debate cuando estemos en democracia.

En pocas semanas quizá, o -dando largas al asunto- en unos meses, Venezuela se topará de frente con la necesidad de retomar la lucha no electoral y ello fracturará para siempre la posibilidad real de un diálogo entre el régimen y los factores democráticos, y ese nuevo movimiento podría tener una posibilidad real de éxito pero para que ello suceda tendremos que haber aprendido otros métodos de lucha distintos a la ya dos veces fracasada guarimba y que tal movimiento no puede ser acéfalo pues se hace necesario que, por lo menos un órgano colegiado, asuma la dirección estratégica.

@johnnymogollon

www.veneanalitica.com.ve

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

economiavenezuela.com

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Alberto Ardila Piloto

Con información de: Tal Cual

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.