Al borde - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Mundo / La Línea es una ciudad al borde de todo. Su propio nombre responde a un límite, la línea fortificada construida en el siglo XVIII para contener y asediar a los gibraltareños tras la firma del Tratado de Utrech que acabó con la Guerra de Sucesión y con Gibraltar en manos de los ingleses. Desde que consiguió segregarse del municipio de San Roque, ha estado marcada por su extraña calificación de ciudad fronteriza de una anacrónica colonia británica . De ello se ha beneficiado, pero básicamente se ha visto perjudicada por no poder controlar su propio futuro. Depende de una disputa política y territorial entre dos grandes estados que le somete a los vaivenes de decisiones que se toman muy lejos de sus calles. Y que seguirán tomándose, Brexit mediante. En 1969, cuando Franco decidió darle el cerrojazo a Gibraltar, puso en práctica su tradicional política de pan y fútbol (o toros) para compensar a los linenses. Les construyó un grandioso estadio en el que cabía casi un tercio de su población y lo inauguró con un España-Finlandia clasificatorio para el Mundial de México (la selección ya estaba eliminada). Sin embargo, el pan no fue suficiente y el cierre de la verja provocó un grave perjuicio económico a la ciudad y miles de sus habitantes tuvieron que emigrar.

Cincuenta años después, La Línea de la Concepción sigue al borde de todo. El Peñón no le contagia su riqueza de enclave mimado y protegido. Es la cuarta población con menos renta de España, es la cuarta con más paro… y lleva camino de convertirse en la más insegura por la imparable invasión del narcotráfico . Los narcos están crecidos y campan a sus anchas por un territorio que Guardia Civil y Policía, con medios insuficientes, se ven incapaces de controlar. Solo en los últimos dos meses una veintena de encapuchados asaltaban un hospital para liberar a un capo; dos agentes resultaban heridos embestidos por un coche cargado de droga; trataban de quemar las dos lanchas rápidas enviadas para poder alcanzar a las potentes embarcaciones de los narcos; y, esta semana, 200 personas rodeaban a tres guardia civiles hasta conseguir que escapara el narco que pretendían capturar. La Línea está al borde de erigirse en la gran ciudad sin ley del Sur de Europa, pero sus vecinos se rebelan. “Queremos trabajo y dignidad, horizontes cercanos, un territorio en el que la mafia no pretenda sustituir al Estado porque el Estado sea quien nos proteja, quien nos ofrezca un empleo, un lugar en el mundo, un rincón en la historia”, clamaba un reciente manifiesto de colectivos sociales, policiales y sindicales. Horizontes cercanos, simplemente caer desde el borde, por una vez, a este lado de la línea. La deuda es del Estado.

Al borde

Con Información de El Mundo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.